Seleccionar página

El mundo de los videojuegos parece estar en una de sus mejores etapas. Potentes consolas como Nintendo Wii, Microsoft Xbox360 y Sony PlayStation 3 han permitido una mayor invasión de juegos en el mercado creando entretenimiento prácticamente para todos los gustos.

Uno de los aspectos interesantes de rescatar es el elemento cinematográfico cada vez más presente en este tipo de entretenimiento. Si bien la tecnología del DVD ha permitido un gran empuje al desarrollo de gráficos, no cabe duda que con la llegada de formatos de mayor capacidad como el Blu-Ray éstos seguiran por un camino de constante de desarrollo hasta alcanzar resultados cada vez más realistas que completen de forma más satisfactoria la experiencia de juego en el usuario.


Comúnmente a la hora de hablar de videojuegos insignia, el nombre de Final Fantasy es prácticamente infaltable en cualquier conversación.  Su compleja historia, gráfica y jugabilidad de cada una de sus diferentes versiones ha hecho de esta franquicia  la más exitosa en el mundo de consolas de entretenimiento, con una gran legión de seguidores en prácticamente todo el planeta.

Con el desarrollo del filme Final Fantasy: The Spirit Within para Sony Pictures, la saga originada por Hironobu Sakaguchi mostró grandes avances en  diseño artístico, los cuales rápidamente fueron aplicados a futuras entregas tanto para la consola PlayStation como para PlayStation 2 mostrando un claro interés de Square por llevar dicha saga a nuevos límites dentro del campo de los juegos de aventura.  Pero en la actualidad, hablar del universo de esta epopeya va de la mano con el nombre de Tetsuya Nomura.

La llegada de Nomura a Square

Este artista es sin duda de suma importancia para la firma Square Enix ya que su inclusión a partir de Final Fantasy V le permitió aportar nuevos elementos los cuales fueron utilizados por Yoshitaka Amano,  director de arte en ese entonces de la conocida saga.  En un inicio su trabajo incluía el desarrollo de algunos personajes secundarios, pero gracias a cierta libertad dada por Amano, Nomura se vió envuelto en la conceptualización de algunas secuencias de batalla.  Para esta primera intervención muchos de sus conceptos quedaron intactos en el resultado final mientras que otros fueron modificados por Amano.

Luego de esa intervención en la franquicia,  la participación de Nomura como artista conceptual fue cada vez mayor.  Su más que atinada intervención en Final Fantasy VI y VII hicieron que los ejecutivos de Square Enix le nombrasen director general del exitoso octavo episodio de la saga el cual se convirtió en uno de los juegos más vendidos para la plataforma PlayStation.

Final Fantasy VII: un antes y un después

Luego de participar en proyectos como ChronoTigger, Nomura se involucró como director general del proyecto conocido más adelante como Compilation of Final Fantasy VII permitiéndole redireccionar la franquicia en busca de una mayor frescura, la cual, capturó el interés de nuevos jugadores y despertando el inconformismo por parte de los seguidores más antiguos pues el estilo gráfico de esta seguidilla de juegos se alejaba bastante al establecido por su creador original.  A pesar de esos pequeños inconvientes, la saga de Final Fantasy VII logró llevar la serie hacia un nivel jamás pensado conviritiéndola, hasta el momento, en el capítulo más exitoso para la firma Square Enix y para consolas como PlayStation 2. El compilado está formado por Before Crisis, Dirge of Serverus, Dirge of Serverus (Lost Episode), Crisis Core , Last Order, Final Fantasy VII (el juego clásico) y el filme Advent Children.

Este último se convirtió en el debut de Nomura como director de un filme  y continúa con una historia estrechamente relacionada con los videojuegos. A pesar de su éxito entre el público y de ser catalogada como una película técnicamente avanzada en su animación, la crítica no fue muy generosa con ella debido al desarrollo de las secuencias de acción sobre el argumento el cual, basado en los comentarios de dicho sector, pudo ser más elaborado.

Fabula Nova Cristallis y mas allá.

En años recientes, Nomura se concentró en desarrollar junto a sus colegas Motomu Toriyama y Toshiro Tsuchida el proyecto denominado Fabula Nova Cristallis el cual está conformado por Final Fantasy XIII, Final Fantasy Versus XIII y Final Fantasy Agito XIII.  Aunque de primera entrada el proyecto estaba para estrenarse en el 2008,  ha sido retrasado probablemente debido a la complejidad de los gráficos así como la estructura de los mismos juegos.  El artista ha comentado en algunas ocasiones que este proyecto pretende aprovechar al máximo las opciones tecnológicas prensentes en las distintas consolas  y de esta forma llevar la conocida saga fantástica a un terreno totalmente nuevo.  Las tres historias se desarrollan en forma individual, es decir, no se encuentran relacionadas entre sí en ninguna forma argumental salvo el universo en el cual se desarrollan.

El estilo gráfico de esta décimotercera parte ha generado comentarios muy positivos pues muestra un entorno futurista el cual  combina de forma novedosa esos elementos épico-ancestrales presentes en entregas anteriores.  Gran parte de la idea es presentar, al igual que su antecesor capítulo, personajes con un alto grado de realismo caracterizados por ese característico diseño oriental (manga) lleno de texturas y colores altamente llamativos.

Las expectativas entorno a este capítulo son muy altas pues es el primero en debutar en la consola PlayStation 3 la cual tiene como base tecnología Blu-Ray en alta definición por lo que se espera una alta precisión en desarrollo de sombras y texturas.

Si bien Nomura ha confirmado  seguir dentro de Square-Enix en otros proyectos, también ha indicado sentirse interesado en realizar proyectos para otras firmas de software como Nintendo en procura de expandir aún más sus horizontes artísticos.

Acá quedan con imágenes de Final Fantasy XIII, el último proyecto de este renombrado artista japonés: