Leonardo da Vinci, Saper Vivire

Publicado el 15 mayo 2005 | por Jose Pablo Porras | Personajes

Escribo esta página a 17 de abril del año 2005, dos días después de la celebración del nacimiento de Leonardo da Vinci (15 de abril 1452, a las tres de la mañana).

Desde siempre me ha apasionado la vida y obra de este hombre renacentista de manera que corro el riesgo de hacer de este texto una suma de anécdotas sobre mi encuentro con la obra de este genio. En todo caso asumo el riesgo.

Cuando pensamos en da Vinci, normalmente lo pensamos fraccionado, pensamos en el pintor, aparte del inventor, obviamos su faceta de escritor, así como su labor de filósofo natural y matemático, “Que no me lea quien no sea matemático, porque yo siempre lo soy en mis principios” Leonardo da Vinci, Aforismos . Y por supuesto, se nos escapan sus aportes a la música, al parecer gustaba de tocar el laúd, y su faceta de cocinero y sus aportes a lo que es la cocina moderna. (Si, lo leyeron bien, fue cocinero)


No desesperéis querido lector, a continuación me extenderé sobre las distintas áreas a las cuales aportó nuestro genio renacentista. Pero antes quisiera hacer hincapié en el hecho antes mencionado, pensamos a Leonardo da Vinci fragmentado, talvez por un vicio propio de los tiempos que corren, donde prima la especialización humana, en un afán de tener engranajes justos para la maquinaria social, antes que seres humanos integrales, capaces de pensarse y ser concientes de si mismos, un ideal que por cierto recoge Leonardo en algunos de sus escritos.

Por ello no puedo más que calificar de exquisito el descubrimiento de la publicación de la editorial alemana Taschen (lamentablemente no recibimos nada por mencionarlos) de un libro que reúne indistintamente la obra gráfica completa de Leonardo da Vinci, desde sus pinturas (la realidad es que no completo más que alrededor de una docena), hasta todos sus bocetos sobre sus distintos intereses. Esto último me parece lo más interesante de todo, pues Leonardo, como genio inquieto, no pudo realizar la mayor parte de sus proyectos, ya fuera por su inconstancia que lo hacía pasar de un proyecto a otro, ya sea porque las condiciones técnicas de su tiempo eran insuficientes, o bien porque las circunstancias así lo quisieron. (Valga su primer proyecto en Milán, la estatua en bronce del patriarca de los Sforza montando a caballo, le llevó once años terminar el modelo en arcilla de dos pisos de alto, entonces estalló la guerra, el bronce necesario fue utilizado para fabricar cañones, y para acabar, arqueros franceses destruyeron el modelo de arcilla y dieciséis años de planificación).

Personalmente considero que los bocetos de Leonardo da Vinci deparan uno de los mayores placeres, asomarse a esas páginas enormes para soñar, que habría pasado si.

Leonardo inventor (Saper volare)

De todos son conocidos los diseños de Leonardo da Vinci de máquinas voladoras, desde planeadores y helicópteros hasta un diseño de paracaídas (por si acaso), así como el tren de aterrizaje.

Pero los aportes de Leonardo también pasan por el mundo acuático y la ingeniería.

Entre sus bocetos se encuentra el diseño de un snorkel, prácticamente igual al que utilizamos ahora, una escafandra a doscientos años de los primeros buzos, y también, por si acaso, un salvavidas con forma de dona, tal cual los usamos hoy en día. Bastante previsor Don Leonardo.

Leonardo concibió un “canal puente”, cuyo concepto es el que actualmente utilizamos en la esclusas del Canal de Panamá. Ideó la draga para dar mantenimiento a dichos canales, puentes levadizos tal como los utilizamos hoy en día, y en vista de que la llegada de la pólvora volvió obsoletas las fortalezas tradicionales, diseño una fortaleza de círculos concéntricos, el modelo es el mismo utilizado en El Pentágono.

Valga apuntar que Leonardo se ganó la vida más como ingeniero civil que en cualquier otra de la áreas que ejerció. Esto puede hacer muy feliz a varios ingenieros que conozco, pero sinceramente de las invenciones de Leonardo la que más agradezco en el día a día es el transporte ecológico autopropulsado mediante engranajes, es decir: la bicicleta. El reclamo de la autoría de Leonardo da Vinci sobre la bicicleta moderna es de lo más curioso, el boceto donde se describen lo engranajes y la moderna cadena no es de su mano, es un boceto más bien torpe y deslucido, esto más el hecho de la exactitud de su diseño hace pensar en una falsificación, pero el hecho es que el boceto es auténtico, ya sea una copia de uno de sus alumnos sobre un original, ya fuera realizado en sus últimos años cuando la enfermedad disminuyó su capacidad para el dibujo, Leonardo es el inventor de la bicicleta.

Si esto es asombroso, imaginen cuando gracias a un profesor italiano, me enteré que Leonardo fue el primero en pensar filtros de colores y dispositivos para regular la luz artificial, y concebir así la iluminación para espectáculos escénicos, no digamos que de ahí se implica la iluminación en general.

Leonardo Músico (drum machine y el sintetizador)

Durante su estancia en Milán, Leonardo ejerció en alguna medida como “animador” de la corte, cantando y tocando el laúd, así como organizando festivales.

Una de sus mayores pasiones, después de la pintura, fue la que consideró”el arte de dar forma a lo invisible”.

En vista de esto, dedicó muchas de sus páginas al diseño de mejoras para los instrumentos musicales, desde el sistema de llaves que utilizan instrumentos como el saxofón y el clarinete, permitiendo extender los instrumentos y alcanzar nuevos registros tonales, hasta sistemas de tensores para tambores que permiten modificar su afinación durante la ejecución, como lo hacen los timbales en las orquestas sinfónicas hoy en día.

Pero más asombroso si cabe, es su viola organista, un sistema de cuerdas y un arco contínuo, movido por una manivela, combinando los instrumentos de cuerda, con la facilidad de un teclado para tocar varias notas a la vez, y lo más asombroso, mantenerlas por tiempo indefinido tal como lo hace un sintetizador.

¿Precursor de la música electrónica? Tal vez si, pero sin electricidad. Leonardo inventó un tambor mecanizado, el movimiento de una manivela activaba una serie engranes que mueven los bolillos que golpean al tambor, de manera que pueda mantenerse un ritmo exacto y constante, tan complejo como engranes y bolillos se agreguen al conjunto, se considera el principio de la batería moderna, pero un amigo involucrado en música electrónica me hizo ver más allá, Leonardo invento un secuenciador, un drum machine o una máquina de loops, como prefieran llamarlo.

Como curiosidad un acertijo musical de Leonardo da Vinci, solo tiene sentido en italiano: “Amore sol la mi fa remiráre, la sol mi fa sollécita”, en español: “Solo el amor me hace recordar, solo él me despierta”.

Leonardo filósofo natural

Largas son las hojas de disertaciones escritas por Leonardo sobre el mundo natural, muchas de ellas en escritura invertida, se especula que el motivo de ello era ocultarlas de los ojos de la inquisición. Cierto o no, aún alternando con ideas ajenas y razonamientos erróneos, algunas de las reflexiones de Leonardo nos asombran por lo acertado, basándose en la pura observación.

Por ejemplo, plantea la hipótesis que las estrellas son cuerpos inmensamente más grandes que nuestra tierra y que las vemos pequeñas debido a la infinita distancia que nos separa de ellas. Describe el principio del vuelo de las aves comparándolo con el mecanismo del desplazamiento de los peces en el agua, comprendiendo en alguna medida la naturaleza molecular de los gases, Leonardo entiende que el aire ejerce resistencia y que no existe el vacío.

Da Vinci describe la relación entre la Tierra y la Luna, concibiendo como se vería un eclipse desde la Luna.

Y bien, el tema escabroso, Leonardo Da Vinci asegura haber diseccionado por lo menos una treintena de cadáveres para sus estudios anatómicos, de ello dan constancia sus bocetos de anatomía. El número me parece asombroso, tomando en cuenta la persecución de la iglesia para tales prácticas. ¿Por qué exponerse tanto? Pues Leonardo consideraba el ejercicio de la pintura como un intento por representar la realidad en su forma más fiel, decía necesitar conocer el funcionamiento del cuerpo humano para poder representarlo con exactitud.

Leonardo pintor

Precisamente, sobre el tema de la pintura de Leonardo no queda nada por decir.

Invento la técnica del sfumato, experimentó con diversos componentes para sus tinturas que finalmente destruyeron las mismas, solo completó alrededor de una docena. De Leonardo nos quedan más sus bocetos que sus obras acabadas. Sin embargo, las mismas no dejan de ser impresionantes, por no decir inquietantes. Ya Dan Brown y su Bestseller “El Código Da Vinci” han popularizado su obra, con interpretaciones más o menos libres sobra la misma.

Pero ya ven, Don Dan, no exagera tanto respecto a las reacciones que generaban las representaciones religiosas de Leonardo Da Vinci, y es que grupos ocultos aparte, Da Vinci era un escéptico, un hombre renacentista movido más por la razón que por la fe, de hecho redactó una “Refutación de la ciencias ocultas”, rechazando la credulidad tanto en la nigromancia como en la alquimia. (Lo siento por quienes soñaron con un Leonardo ocultista, probablemente a él le quede mejor el apelativo de aclarista, si tal palabra existiera).

Así bien, es seguro que la pintura de Leonardo Da Vinci refleja su deseo por la representación más fiel de la realidad, realizando obras que son piedra de toque en el desarrollo posterior de la pintura y la composición.

Leonardo cocinero

Probablemente una de sus facetas menos conocidas, Leonardo concibió la batidora, la rebanadora de huevos duros, el extractor de humo, etc.

De hecho, en su juventud administró un restaurante, adelantándose a la gastronomía internacional le dio importancia a la presentación de los alimentos tanto como a su sabor (no lo olviden, hablamos del siglo XV), sentó las bases de la cocina moderna, en una época de pozos y cubetas, señaló la necesidad del agua corriente en la cocina y la constante limpieza del piso de la misma, diseñando un sistema de desagüe con este propósito.

De hecho, en una sus cartas de presentación para conseguir mecenas, hace constar de sus habilidades culinarias al lado de todas sus habilidades antes descritas.

El problema para él, fue el mismo que limitó la mayoría de sus inventos, no existían más fuentes de energía que la hidráulica, la eólica y la fuerza muscular. Imaginen una licuadora movida por bueyes y tendrán una imagen de fiel de muchos de los ingenios de cocina que diseñó Leonardo.

¿Leonardo fotógrafo?

Aquí pisamos el terreno de la suposición, sabemos que Leonardo conoció la cámara oscura, sentando las bases de la fotografía. Podemos incluso afirmar, debido a su obsesión por la representación fiel de la realidad, que de vivir en el presente hubiera sido fotógrafo.

Pero en realidad el tema de Leonardo Da Vinci y la fotografía, pasa por la naturaleza de la Sindone, es decir la Sábana Santa.

No me lo invento, la Sábana Santa, con los supuestos rasgos de Cristo en ella, ha sido datada del renacimiento, aparece en manos de una familia que ejercició el mecenazgo de Leonardo Da Vinci (extrañamente permaneció ignorada por 1500 años de cristianismo), y para colmo la representación en ella no puede haberse impreso por contacto con un objeto tridimensional (en tal caso la imagen se mostraría deforme), si no parece más realizada por proyección de una imagen sobre una sustancia fotosensible.

No me extenderé, los invito a buscar el documental que National Geographic realizó sobre el tema.

Saper Morire

Leonardo muere el 2 de mayo de 1519, a la edad de 67 años.

Dos años antes había aceptado el ofrecimiento del Principe Felipe I de Francia, para ser uno de los pintores de la corte. De manera que es en Amboise, Francia, donde Leonardo finaliza su existencia, con su arte, sus notas y experimentos. Ya en sus últimos años su mano estaba parcialmente paralizada, lo cual le restó habilidad para su pintura, pero aun así continuó dibujando.

Hay quienes ven en su famoso autorretrato que lo representa a los sesenta años, un testimonio de agotamiento, e incluso frustración, un hombre que vio tantos proyectos inconclusos.

Lo cierto es que Leonardo Da Vinci trató de hacer todo cuanto consideró digno de estudio. Quizá su actitud ante la vida se comprenda mejor en sus propias palabras: “Como un día bien empleado procura un dulce sueño, así una vida bien utilizada conduce a una dulce muerte.” Leonardo Da Vinci, Aforismos.

biografías

Compártelo en redes sociales

Sobre el autor

Fotógrafo, productor de video independiente, director de arte y diseñador multimedia. Ha expuesto su trabajo en varios países de forma tanto individual como colectiva y cuenta con varios reconocimentos a su obra.

5 Responses to Leonardo da Vinci, Saper Vivire

  1. silvido says:

    esta EEExElEnTe!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    ¨¨GRaCIAS A Uds.tengo mi tarea¨¨
    (¨´SILVER´´)

    :)(: :():

  2. silvido says:

    ESTA MUY MAL INFORMACIÓN INCOMPLETA HEEEEEEEE¡¡¡¡¿¡¿¿¿¿
    (SILVER)
    :
    :():

  3. eedgar says:

    buuna informacion
    gracias a ustedees hicee mi tareitaa!
    :D

  4. juank says:

    jajajajajajajajajja :) :(

  5. yorgeisa says:

    esta bn pero los aportes q dio el para el dibujo mi tarea imcompleta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>