Seleccionar página

Fotos: Sebastian Castro

La charla con TMiC fue extensa, alrededor de 3 horas, empieza a oscurecer y abrigarse es obligatorio.

Aunque hace algunos meses pudimos ver en su blog que se despedian hasta tener el disco listo la banda no se “aguantó” y regresó con un chivo de covers, les pedí que me comentaran un poco al respecto.

Marcos:Nosotros teníamos una súper idea de hacer covers a nuestro estilo, pero fue un despiche porque teníamos que montar todo en muy pocos días gracias a mi falta de matemática, yo había calculado como 6 semanas de preparación y tuvimos como semana y media”.

Según el vocalista  de la banda finalizado el chivo de covers la gente les pidió que tocaran música original: “Estaba como tuanis pero al final nos pidieron que tocáramos piezas de nosotros y como que se inyectaron”.

Los planes les salieron al revés “Más bien fue algo demasiado tuanis, fue como que la gente nos dijera: -Maes nosotros no queremos verlos haciendo nada más que su propia música” agregó Monnerat.

Bronca con los tributos

Según Monnerat tiene una “bronca” con los tributos pero es porque la gente que los hace ha renunciado a tocar su música original.

“Se llena el lugar pero es algo súper triste” y “Es triste que un chivo de un grupo que hace música original no se llene” agregó.

¿Por qué, si habían dicho que estaban cansados y que no iban a tocar hasta que tuvieran el disco volvieron a hacer chivos?

Marcos: “Aunque suene súper cursi, la “cosa” favorita de nosotros y más ahora es tocar un chivo con Movement, porque desde principios del 2008 nosotros dijimos que solo íbamos a tocar los fines de semana, no sé si ustedes han sentido pero la mayoría del público de la banda son compas nuestros y para mí eso es el mejor sentimiento del mundo”.

Ese sentimiento fue el que los hizo volver a los escenarios antes de lo previsto.

¿Qué es lo que más les gusta de su grupo? Les pregunté porque vi en myspace algo referente a que Diego podía verle el trasero a Marcos.

(Risas)

Diego:Es cierto”.

Marcos: “A mí lo que más me gusta, es que por pura suerte los 4 que estamos aquí logramos exactamente lo que queremos hacer.

Estos maes elevan la visión y una vara se vuelve como 4 veces más cool de lo que yo me había imaginado”.

Según Miguel lo que más le gusta es la fluidez que surge a la hora de trabajar y tocar juntos.

Para Diego la banda es ese  lugar de amigos y música en donde puede escapar, es como una ruta alterna.. “Me voy y escapo, y cuando estoy con ellos, me siento vivo, no siento enfermedad, no siento dolor, no siento pena… no siento frustraciones de nada.

Es una fuerza vital.

Eso es Movement para mí… es mi vida”.

Diego es baterista de varias bandas como Adaptados y Boomerang Bang Bang estos proyectos le ayudan a crecer como músico y a seguir activo.

Sobre el nuevo disco, al preguntarles  ¿A qué podrá sonar? Marcos acabó con toda especulación:

“Todos tenemos gustos diferentes pero todos somos súper “templados” por la música intensa, aunque sean tipos de música intensa diferente… digamos a Diego le cuadra la música intensa punk, a Ricardo le cuadran grupos horribles como Disturb y Miguel y yo compartimos un súper amor por Deftones y esas varas”.

Para Marcos toda esa música intensa influye en lo que hacen, pero a su vez no suenan como ninguno de esos grupos “Nunca dijimos que íbamos a hacer un grupo de tal estilo”.

“Yo siempre he dicho que Movement es el grupo más “sin género” que más normal suena, no sé el género, pero suena completamente normal”.

Monnerat no se ha puesto a pensar en otro disco para hacer este “El disco yo creo que todos ya lo traíamos en la cabeza” y estamos tratando de respetar ese sonido que ya tenemos.

Según Marcos nunca han tratado de sonar a una cosa o a otra pero si tienen influencias

Aunque como ya sabemos el proceso ha sido largo gracias a un súper trato con Carlos Domínguez (Audio Arte) la banda ha podido trabajar sin presiones en el estudio y con todo el tiempo necesario para obtener lo que buscan:

“Ya llevamos 2 años grabando la vara y el mae nunca se ha quejado” aseguró Marcos quien se mostró agradecido con Domínguez.

El material está en un 98% del proceso de grabación y en días anteriores la banda tuvo un gran gesto al invitar a algunos de sus más fieles seguidores y amigos a participar en los coros de Shadowboxing.

Para Miguel este disco se podría comparar con una misión arqueológica: Es solo descubrir lo que ya está “bajo tierra”.

La banda del nombre largo y extraño tiene todo lo que necesita para triunfar, solo queda esperar…

Si se perdieron de la primera parte y la galería de TMiC hagan CLICK AQUÍ