Seleccionar página

Desde la noticia del regreso de Soda Stereo a mediados de este año la histeria colectiva se apoderó de miles de fans que buscaban conseguir una entrada para alguno de los shows ya confirmados para la gira “Me Verás Volver 2007”. En el caso de los Centroamericanos no quedaba otra ¡viajar! Panamá o México eran los destinos más cercanos.

Conseguir una entrada para Panamá no era cosa fácil luego de varios esfuerzos cada uno se las ingenió para que algún “pana” le hiciera “la vuelta”, mientras que otros la consiguieron en Cinépolis a última hora o compraron algún paquete en agencia de viajes.

Imagen

El viaje (24-11-07)

Luego de los meses de espera el día del viaje llegó… desde la fila del ticabus se lograba con facilidad identificar que la mayoría iba para el concierto de Soda, la pinta delataba a más de uno… las infaltables “chemas” de Cerati, los pines alusivos, o simplemente una pinta “rockera” eran el distintivo de los ticos soderos que conformaban al menos un 90% de los pasajeros.

Luego de unas 15 horas de viaje el amanecer nos esperaba en Panamá City, el hambre era inminente así que nos dirigimos al NIko’s Café un lugar que nos había recomendado… la hora 5:00am, debo confesar que para ese momento la estadía en Panamá no era mucho de mi agrado, recibimos mal servicio y la comida no estaba tan buena pero era de esperarse, quien lo atiende a uno bien a esa hora.

Imagen

Luego de un rato nos instalamos en el hotel y nos preparamos para ir a conocer un poco el Albrook Mall el más famoso de los centros comerciales de la ciudad, pasamos todo el día en ese mall gigantezco al final del día los pies no daban más -A dormir!

Lunes 26 Zoom!

Se especulaba que ese día sería el soundcheck y que la gente del estadio estaría permitiendo la entrada al lugar, por lo que un amigo Panameño nos iría a buscar al hotel y nos llevaría al estadio, pero un cambio de planes nos hizo dirigirnos a eso de las 6 de la tarde al Hotel Continental Miramar uno de los mejores de la ciudad, el objetivo: Ver a Cerati, Zeta y Charlie de cerca.

Según una buena fuente de nuestro amigo Soda llegaría a Panamá pasadas las 6: 00p.m., llegando al muelle junto al hotel aprovechamos para tomar algunas fotos y luego dirigirnos al lobby, sin sospechar lo que apenas segundos después se venía: La entrada de los Soda, al ver entrar a Cerati ,seguido de Charlie todos caímos en un shock que fácilmente se podría comparar con una de esas “Garroteras” que le daban al Chavo del 8, simplemente no pudimos movernos de la impresión, no habíamos tenido el chance de por lo menos prepararnos y hacernos a la idea de que posiblemente los veríamos.

El último en entrar y haciéndole honor a su “nombre” fue Zeta, para ese momento el shock había perdido fuerza, nos levantamos a saludarlo y pedirle una foto, se veían cansados, ¡Por supuesto! luego de 14 conciertos y haber recorrido toda Latinoamérica Quién no podría estarlo? aún así amablemente accedió a regalarnos varios minutos de su tiempo para tomarse la foto y charlar un poco. En todo momento se mostró accesible y muy cordial, es quizá el más “gente” de los 3. (Gracias Zeta)

Imagen

Luego de unos minutos llegaron al hotel los demás músicos invitados en esta gira: Leandro Fresco (teclados), Leo Gracía (guitarra acústica) y la leyenda del rock argentino y fiel compañero de los Soda Tweety González (teclados).

Leandro y Leo se portaron increíble compartieron con todos y nos regalaron unos minutos inolvidables siempre con buena onda y una sonrisa (son cool, muy cool estos Chés).

Imagen

A pesar de varios intentos del equipo de seguridad por desaparecernos del lugar con astucia logramos quedarnos un rato más, pero ya el “temblor” había pasado, ¡despertamos…! y no quedaba otra, era hora de irnos a la fiesta en el bar Gasthaus.

La FiestaStereo (26-11-07)

Desde el camino a Panamá se podia escuchar a gente hablando de la fiesta que “Alexo” un amigo del foro de sodastereo.com había organizado, pero nadie imaginó el alcance de la invitación, el rumor se esparció por todos los ticos que viajaron al concierto.

Pasadas las 7pm varios “invitados” comenzaron a llegar, y poco a poco el lugar iba entrando en ambiente, una cervecita, por aquí otra por allá, en ese momento todos eramos desconocidos que viajamos con el mismo fin: ¡Ver a Soda!

Al principio cada quien en su mesa con sus amigos pero después de un rato la música de Soda y una que otra bebida espirituosa, más la emoción pre-concierto, más otros factores se confabularon envolvieron a todos en un coro ensordecedor, la gente seguía llegando y el espacio se iba reduciendo a un: -¡Con permiso! El bar se llenó… a más no poder, el calor humano empañaba los vidrios, había gente cantando, bailando, saltando, y otros estaban unidos por un abrazo fraternal… ¡era algo espectacular!

Imagen

Por supuesto que no faltaron las banderas de Costa Rica y las camisetas de la “sele” infaltables compañeras de cualquier tico en el extranjero. Para ese momento el lugar estaba tan lleno que fácilmente recordaba a un sábado en “Rafas” no quedaba otra que quedarse afuera a tomarse la “birrita”. Mientras tanto empleados del bar entraban con más y más cajas de cerveza, la sed era insaciable… Soda estaba cerca… muy cerca.

Con el paso de las horas el furor era tal que hasta llegó la policía (en Panamá no es permitido tomar en la calle por lo que la gente que estaba afuera tuvo que ingeniárselas para entrar). Luego de un rato se fueron y siguió la fiesta ¡a más no poder!

Flashes y más flashes

Gracias al foro de sodastereo.com varios ticos habíamos tenido contacto por medio de mensajes así que esta era la oportunidad para conocerse algunos de los ticos y panameños más afamados de la web aprovecharon para charlar un poco y sacarse mil fotos… recordar aquel instante para la posteridad: “Servidor de Nadie”, “Electroalientos”, “D_ennis”, “Gianks”, “Acetipunk”, “Alexo”, y “Ricardo Browm”, entre otros eran algunos de los “nicks” más populares en la fiesta.

Imagen

Las horas transcurrieron en un ambiente festivo digno de lo que se venía, la fiesta era ”Un pregio más feliz”, el regreso de Soda estaba a pocas horas, por lo que pasadas las 3:00 a.m. poco a poco la gente se iba retirando, por más buena que estuviera la fiesta, había que pensar en lo que se venía… un día agotador y cargado de emociones.

El Regreso: Status Divino

Hay algo que tiene Soda que ningún otro grupo ha podido igualar: sus canciones son únicas y diferentes a todo, su carrera ha estado marcada por ser tracendentes, originales, transgresores, innovadores, en fin por tener todo aquello que pocos logran… cientos de grupos tratan de ser como ellos, pero nadie lo ha logrado en 10 años y personalmente no creo que lo logren nunca, por eso la gente ha esperado pacientemente, la legión de “soderos” ha crecido notablemente y Soda Stereo ya es parte de la historia, su música ha demostrado ser totalmente atemporal, inmortal y cual vino añejo con el tiempo sabe mejor.

Sin duda alguna Gustavo Cerati tanto con Soda Stereo, como con su carrera solista está a un nivel creativo superior a cualquier mortal, Soda Stereo como trío está destinado a gozar de un estatus “Divino”, parecieran tener un poder supremo sobre la gente, pocos logran revolucionar un continente como ellos lo han hecho este año, el regreso de la banda no es solo un tour, una serie de conciertos… es una fenómeno cultural, social, económico, del que miles y miles de personas forman parte.

Imagen

27-11-07

En remolinos

Apenas amanecía cuando despertamos para vivir el sueñostereo por el que esperamos durante meses y no imaginamos por años… Panamá se veía tan susceptible desde la ventana del hotel. En ese momento el cuerpo estaba tan exahusto por la fiesta y el viaje que dudabamos si podría resistir la emoción de ver volver a ¡Soda Stereo!

Cerca muy cerca…

Ya desayunados pasado el mediodía, llegó la hora de dirigirnos a hacer fila. En Costa Rica con un concierto de esta magnitud fijo a medio día ya habría algo de fila pero sorprendentemente en Panamá la cultura de conciertos es muy diferente, la gente deja todo para lo último (incluyendo la compra de la entrada) y en ese momento de la tarde, la fila poco extensa era conformada en su mayoría por ticos, guatemaltecos y uno que otro pana.

Después de un rato de espera una microbus blanca se acercaba a la entrada, se podia ver una cabeza “coluchuda” con gorra y lentes, ¡Era Cerati entrando al estadio para hacer el soundcheck! Luego de más de una hora de espera volvió a salir la microbus de donde varias manos saludaban a los fans eran los Soda! En ese momento más de uno saltaba de la emoción, estábamos a un paso de entrar al estadio ¡estábamos a un paso del concierto de nuestras vidas!

Imagen

El clima de Panamá se hacía sentir, la humedad, el sol, el calor, la lluvia todos se confabularon para acompañarnos en una misma tarde… a ratos el tiempo pasaba muy rápido pero en otros lapsos el día parecía alzarse en huelga, sentarse un rato y tomarse algo, por que en un momento determinado el reloj no parecía ceder ante el desespero, el cansancio y las ansias de ver a Soda.

Cerca de las cinco de la tarde la gente comenzó a hacer presión y a empujar para que dejaran entrar, enseguida luego de ordenar las filas por sexos, las puertas se abrieron, en ese instante las piernas no daban más pero había que correr a más no poder, era increíble ver a todos corriendo tras el mismo sueño, sacando fuerzas de donde no había nada para lograr conseguir un buen campo.

Imagen

Ya en la fila de cada sector se podía sentir la felicidad en el ambiente, la emoción, el furor y la solidaridad se hacían presentes, no importaban las nacionalidades, importaba ayudar a alguien si así lo necesitaba, brindar un trago de agua, unas palabras de aliento a los cansados o simplemente una sonrisa, felicidad ese era el sentimiento que embargaba a los presentes.

Muchos aprovecharon para compartir sus historias de viaje o un poco de la cultura de cada país para entretenerse… unas lecciones internacionales de “malas palabras” nos hacían pasar el rato, hasta que por fin la fila se movía, mientras oficiales de seguridad nos colocaban unos brazaletes… el pase al sueñostereo.

Otra vez había que correr… luego de pasar varios guardas de seguridad llegamos a la cancha, creo que nunca antes había corrido de esa manera, un espacio en la primera fila frente a Cerati me esperaba sobrepasando cualquier espectativa de ubicación.

Ya ubicados la fatiga era inminente, las piernas nos temblaban y lo único que nos sostenía en pie, era un factor común: la ilusión.

Cae el Sol

Con el paso del tiempo una brisa refrescante nos acariciaba el rostro trayendo aires de motivación para quienes aguardábamos en la primera fila, por suerte la música de fondo nos hacía olvidarnos a ratos de todas aquellas dolencias, canciones de Radiohead o Air nos hicieron pasar un buen rato.

Pasadas las 9 de la noche, los periodistas ingresaron a la zona de prensa para tomar fotos y realizar algunas entrevistas de las que los ticos de la primera fila no pudimos escaparnos.

Olé, Olé, Olé, Soda, Soda!

Minutos después y casi puntual a la cita los cánticos de la sedienta multitud pedían a Soda Stereo, las luces se apagaron para darles la bienvenida. Con una intro ya conocida, a ritmo de la canción “Someday one day” de Queen “coveriada” Soda hizo su entrada triunfal, seguida de los acordes de “Juegos de Seducción”, y las palabras de Cerati: _ “Buenas noches Panas”, – Arriba Panamá, ¡Bienvenidos al Juego de Seducción!… aquello era una explosión, un éxtasis total, una histeria colectiva, algo que las palabras no pueden describir, el corazón totalmente acelerado, Soda estaba frente a nuestros ojos.

Imagen

Tele- Ka

En palabras de Gustavo Cerati: “La música mueve objetos a la distancia… a ustedes”… sin duda Soda tiene el poder de la telekinesis, miles de personas viajaron sumando una cantidad impresionante, Honduras, Nicaragua, Guatemala, Costa Rica, El Salvador, toda Centroamérica unida en un concierto. Un saludo de Gustavo: – Como van lindos? Le daba inicio a Tele-ka, la multitud bailaba al ritmo de una de las canciones más movidas de la noche, fue placentero escuchar esta canción, el Estadio Nacional se unió por el furor ochentero, seguido de inmediato por una de las canciones que muchos esperábamos un tema incluído en uno de los discos consentidos de Soda “Nada Personal” el track “Imágenes retro”, las luces hacían lo suyo transportándonos con la atmósfera de la canción “telarañas sueño con telarañas”. Podría arriesgarme y asegurar que nadie en ese momento podía creer lo que estaba pasando.

Imagen

-Qué Calor!

La humedad sin dudad tenía a Cerati bien acorralado, el mismo hizo alusión al calor insoportable y para la tercera canción su cuerpo transpiraba a full.

Hay que recalcar lo conversador y comunicativo que estaba Cerati esa noche, él no suele hablar mucho en los shows.

A “Imágenes retro” le siguieron canciones como “Texturas” en donde las impresionantes gráficas hicieron de las suyas. Luego “Hombre al agua” muy coreada por la gente y después le siguió “Ciudad de la Furia” una de las favoritas en donde Cerati adaptó la letra: “Panamá, se ve… tan susceptible”, susceptibles nos sentíamos cada uno de los presentes ante semejante espectáculo, que nos tocó sin duda cada fibra del cuerpo.

Seguía una de mis favoritas, de las más esperadas “Picnic en el 4B”, algunos inconvenientes técnicos retrasaron el inicio de la canción, mientras, Gustavo entretenía a los espectadores, pero en cuanto se solucionó el asunto las pantallas gigantes que intercalaban las gráficas de cada canción, con tomas del público realzaron el poder de la multitud, hasta el momento de las gráficas proyectadas mi favorita… una verdura con piernas de mujer, un fondo rojo con letras blancas con la palabra PIC NIC sincronizada con la canción, ¡Majestuoso!… y Cerati se dió gusto haciendo de las suyas, su estilo lúdico y el manejo de la gente eran digno de un experto. Seguido nos deleitamos con “Zoom” en donde el Sr. Zeta Bosio mostró sus dotes con la armónica, ¡Sin palabras!

Imagen

-¡Un Saludo para El General!

Tal y como lo hicieran en su MTV Unplugged engacharon “Zoom” con “Cuando pase el temblor” el momento oportuno para que Cerati enviara un saludo muy especial que sorprendió a todos:
-¡Un Saludo para El General! (el artista de reggae panameño) y de seguido se le saliera: ¡Chacarrón! Ja ja ja, más de uno soltó la carcajada, de seguido la versión “reggaetonera” de “Cuando pase el temblor” nos puso a bailar a todos y debo confesar que con todo y mi intolerancia a ese género, la bailé… era la primera vez que bailaba reggaeton… -“No estuvo tan mal” pensé, era una sarcástica y divertida excepción que solo Soda podía conseguir. Aunque para la mayoría de los asistentes el reggaeton no era de nuestro agrado todos nos apuntamos a bailar y “cantar”.

Después del “Chacarrón”, se vinieron “Final caja negra” y “Trátame suavemente”, uno de los momentos más emotivos y sensibles, en donde el inmenso coro acompañó la interpretación de los Soda.

Nos abandonaron por un segundo para regresar a interpretar un clásico “Signos” y de seguido tocar una de mis canciones favoritas “Sobredosis de TV” en la que el público se involucró por completo con los Soda, moviendo los brazos de arriba abajo con la letra de la canción, Zeta, Charlie y Cerati se veían felices… el público era su cómplice.

Imagen

Como Estrellas

“Danza Rota” nos puso a bailar sin cesar, después le siguieron “Persiana” y “Fue” canción que tardaron en comenzar a tocar pués Cerati le pidió a los asistentes iluminar la noche con celulares o cualquier cosa que se prestara, era impresionante ver como lucía el estadio a reventar, Zeta y Charlie contemplando a la gente… y Gustavo conmovido…con su guitarra entonaba los primeros acordes de “Fue” que aunque no es considerado unos de los éxitos de Soda fue sin duda un punto alto de la noche.

Imagen

De seguido en el bloque de temas del disco “Dynamo” tocaron “En Remolinos” en donde las gráficas eran impresionantes, hipnotizadoras y “Primavera O” el climax inesperado, la gente la coreó a todo pulmón… sorprendente la reacción del público con este tema, si tuviera que definirlo en una palabra: monstruoso.

¡Distorsión!

Después del frenesí, “No existes”. La sorpresa de la noche y una canción que yo como fan esperaba con ansias ”Sueles dejarme solo”, la distorsión de la guitarra de Cerati ¡Inigualable!!!!!, -“Nena nunca voy a ser un super hombre”… este tema fué todo un show, Gustavo tocando su guitarra con los amplificadores, el sonido totalmente estridente, su postura al tocar, en fin TODO, sin duda alguna la mejor interpretación de la noche, aunque un poco atropellada con la ayuda de “Barakus” el asistente de Cerati, la canción se robo la noche con un toque totalmente diferente a las interpretaciones de la misma canción en fechas anteriores del tour.

Imagen

El show continuó con “ En el séptimo día”, “Un millón de años luz” y el “quemado” clásico “De música ligera” en donde Cerati dijo: -¡Gracias¡ y el público respondió ¡Totales!.

Abandonaron el escenario y sorbo a sorbo habíamos tomado de la Soda Stereo…la latita de refresco se terminaba…¡solo quedaba un trago más!

Recordando la época ochentera Cerati subió a escena con su clásico sombrero negro, para sacarme las lágrimas en “Disco eterno”, un “matiz” total, atmosférico, con el bajo de Zeta a full. …”Me salí fuera de contexto”.

El último sorbo

Los Soda a pesar de su edad (los tres rondan casi los 50 años) le roquean y bien fuerte el final de la noche venía de la mano de temas como “Cae el sol” en donde Cerati nuevamente hizo alusión al clima en una parte de la lírica: -“Panamá, Centroamérica humedad”.

La despedida era inevitable “Prófugos” interpretada como en su versión original, ”Nada personal” mi segunda canción favorita de la noche, sin palabras, DEMASIADO cool, ochenterísima a full (puro Soda). Nadaaa Oh, Oh, Oh, la gente la coreó lo más que pudo impresionante completar las frases de la canción que Cerati iniciaba. Gustavo nos dirigía a todos con sus manos mientras se movía como nunca, sus gestos pervertidos, geniales, ¡increíbles!… Zeta con maestría en el bajo y los músicos invitados bailaban disfrutándolo al máximo. Creo que nadie quería que se terminara esa canción, pero lentamente a Cerati se le fué “bajando la pila” como a un robot sus movimiento se iban limitando hacia el final de la canción, ¡Tremendo!

Hacía el fin de la noche Cerati comentaba sobre las banderas habían muchas, cada uno defendiendo y representando a su patria, ondeando las banderas, Gustavo pidió que no paráramos de ondearlas y se vino la última canción de la noche un cierre para el recuerdo, “Te hacen falta vitaminas”, las gráficas de las pantallas cápsulas gigantes… de mis favoritas de la noche, la gente se volvió loca y no literalmente, aquello era algo que no se puede describir.

En conclusión la interacción con la gente fue magnífica, el sonido excelente, las gráficas memorables y pese a algunos problemas técnicos de coordinación en el show, los Soda salieron ¡Muy bien librados!

Al final Cerati, Charlie y Zeta abrazados, se despedían de la gente, 3 horas, 28 canciones, un regreso memorable… histórico… inolvidable.

Para los asistentes el concierto del año, el concierto de nuestras vidas.

En definitiva la felicidad no viene en trocitos como dice una publicidad de chocolates por ahí…la felicidad viene en “sorbitos”.

¡Salud!