Seleccionar página


Fotos: Pablo Murillo

La simpleza se apoderó de la noche de este lunes en el teatro Variedades, por casi hora y media la noche se tiñó de rojo y se llenó de encanto con la presencia de Russian Red.

Al llegar a la cercanías del lugar una larga fila presagiaba el éxito del evento, luego de unos minutos algunas caras poco emocionadas eran la prueba de que el que no llegó temprano se quedó sin entrada.

Con un show íntimo y minimalista Lourdes y Alberto sintieron de inmediato el calor de público, que disfrutó cada tema y su manera de demostrarlo fue con efusivos aplausos que se fundieron al final de cada canción. Take me Home, Nice Thick Feathers,They Don’t Believe, I’m Looking Through You, Cigarettes y Take Me Further entre otros sonaron en la noche, la interpretación de cada tema sirvió para que las española nos acariciara suavemente con su voz.

Aplausos y más aplausos, el teatro estaba lleno, tan particular recibimiento y muestras de cariño hicieron que Lourdes se sintiera como en casa y que hasta un poco incrédula exclamara lo “surrealista” que le pareciá toda aquella situción.

El uso de instrumentos tan dulces como la armónica o el xilófono interpretados por Alberto Rodrigo (complemento en escena de Lourdes) indudablemente le añaden dulzura y encanto a su propuesta. Al set list de la velada se le sumó una canción de The Beatles, I’m Looking Through You, interpretada mágicamente por la joven de cabello dorado.

La noche y los aplausos continuaron, el final del concierto nos trajo una sorpresiva aparición de Zurdo en escena para colaborar con los españoles en un par de temas. Según el músico nacional su acercamiento a Russian Red se dió apartir de una visita que hizo al Centro Cultural de España en donde se enteró de su visita, investigó sobre el proyecto, ¡Le encantó!, el sábado se conocieron, fueron a ver a Las Robertas y el domingo de paseo a el Volcán, la química fue romántica (musicalmente hablando) el duo ensayó en casa de el líder de Parque en el Espacio mientras este improvisó añadiendo pequeñas chispas electrónicas a Hold It Inside y Time, ambas canciones le añadieron una energía especial a la noche.

Los españoles se despidieron y el público hizo volver a Lourdes, esta vez para despedirse con un cover ochentero de Cyndi Lauper incluído en su disco “I Love your glasses”: Girls Just Wanna Have Fun.

Las luces se apagaron y la noché se tiñó de su color habitual, mientras la audiencia complacida abandonaba el lugar.

Con un éxito rotundo el Centro Cultural de España se lleva nuevamente una reverencia por la organización de este tipo de actividades gratuitas y por el apoyo al arte en general.