Seleccionar página

Fotos por José Campos Rojas

La banda Megadeth dió su primera presentación en suelo costarricense anoche en el Autódromo La Guácima. El cuarteto liderado por Dave Mustaine dió durante casi dos horas un show cargado de adrenalina en el que hicieron un recorrido por importantes temas de su carrera incluyendo la versión completa del enigmático Rust in Peace el cual celebra su veinte aniversario.

Con esto el grupo puso fin a una larga espera de mas de 27 años a través de una presentación de gran talento y tecnicismo en la que miles de gargantas quedaron extasiadas de su música.

¡A calentar motores!

La cita arrancó con algún retraso pasadas las seis de la tarde con la presentación de los nacionales de Sight of Emptiness quienes hicieron gala de su gran talento y demostraron el por que fueron seleccionados como los teloneros del evento.

El grupo liderado por Eduardo Chacón se mostró con un gran dominio escénico logrando de esta forma dominar a una multitud impaciente. Con el tema Infected los músicos dieron inicio a una presentación caracterizada por un potente sonido desatando la locura de miles de asistentes quienes incluso corearon varios de sus temas reconociendo el profesionalismo mostrado por los nacionales en todo momento. Los músicos no solo hicieron un recorrido por su álbum debut, sino también por material de su último disco, Absolution of Humanity tales como Predictable Tragedy, Faceless Dream y Burning Silence.

Luego de un un total de ocho canciones, Sight of Emptiness abandonó el escenario dejando una gran huella y robándose las palmas de un  público reconecedor de su calidad y entrega.

Megadeth soltó su arsenal

Luego de algunos minutos de pruebas de sonido y acomodo de elementos, el escenario estaba listo para recibir a Megadeth. A eso de las 7:45 p.m., los íconos del thrash arrancaron de gran manera el esperado concierto con el instrumental Dialectic Chaos y This Day We Fight! extraídos de Endgame, su último trabajo en estudio.  Si bien el regreso de David Ellefson a la banda puso ese condimento especial al tour, el gran talento del guitarrista Chris Broderick es un elemento más que destacable pues a pesar de tener poco más de un año de estar en la agrupación, éste parecía haber estado ahí desde siempre.  Seguidamente In My Darkest Hour terminó de preparar la arena para el elemento estrella de la jornada: Rust in Peace.

Luego de una breve pausa en la que Dave Mustaine agradeció a la audiencia, empezaron a sonar las primeras notas del clásico Holy Wars…The Punishment Due. El repaso por el disco estrella  había iniciado.   Todo parecía ir con normalidad hasta el turno de Tornado of Souls. Una falla en la seguridad del lugar permitió a un fan  subir al escenario y tratar de besarle los pies a Mustaine quien reaccionó de forma desconcertada ante tal hecho. Luego de la canción, el concierto se detuvo repentinamente por unos diez minutos creando por momentos alguna incertudumbre.  Dichosamente el hecho no pasó a más pues  luego de dicha pausa David Ellefson salió al escenario retomando el hilo con las primeras notas de Dawn Patrol y Rust in Peace… Polaris.

El resto de la jornada nos devolvió al presente con Headcrusher y The Right to Go Insane, los dos últimos sencillos de la banda, para luego continuar con uno de los puntos más altos de la jornada: A Tout Le Monde. El clásico de 1994 fue coreado en su totalidad por los asistentes quienes repitieron seguidamente la dosis con Symphony of Destruction y Trust, otros dos temas consentidos de la banda. Este último tuvo un elemento especial, pues Dave interpretó algunas líneas en español.

Luego de la interpretación de Peace Sells,  una especie de reprise de Holy Wars sirvió como cierre y  aprovechado por Dave para presentar brevemente a los miembros restantes y agradecier a la multitud por la velada. A pesar del cansancio, el público pidió más, sin embargo la banda había puesto punto final a una jornada la cual demostró a un Megadeth más vivo que nunca dejando como legado uno de los mejores conciertos vistos en nuestro país y una prueba más de que el 2010 ha sido un gran año en materia musical.

Setlist

Dialectic Chaos
This Day We Fight!
In My Darkest Hour
Holy Wars…The Punishment Due
Hangar18
Take No Prisoners
Five Magics
Poison Was the Cure
Lucretia
Tornado of Souls
Dawn Patrol
Rust in Peace… Polaris
Head Crusher
The Right to Go Insane
A Tout Le Monde
Symphony of Destruction
Trust
Peace Sells
Holy Wars Reprise