Seleccionar página

El 2010 ha sido un año muy generoso para la escena de rock en general. La visita de grandes de la muúsica ha permitido a bandas locales como Sight of Emptiness y Pneuma lograr una mayor exposición ante el público local. Es esta última de la cual  hablaremos pues recarga baterías y nos presenta su nueva producción titulada: Anomaly.

La semana anterior comentábamos acerca de la exitosa presentación del material, su proceso de producción y opiniones de la banda,  pero nada acerca del disco en sí. Bueno pues el momento ha llegado.


¿Qué podemos decir realmente de Anomaly? Sencillamente  es una bofetada a los cinco sentidos. Algo que despierta desde el primer momento. Un material refrescante por donde quiera verse y en lo que a mi respecta, una de las mejores producciones nacionales del género marcando un antes y un después dentro de la escena local.

Una versión extendida de Dethroned, primer sencillo lanzado ya hace algunos meses, marca el inicio de la jornada. Su fuerza y agresividad nos dan perfectamente una idea de lo que podemos esperar en el resto del material: una mezcla efectiva  a base de thrash metal con distintos elementos provenientes del rock progresivo, hard rock y otros, junto algunos tintes del black metal. El resultado es simplemente un sonido potente  lleno de interesantes matices que le permite tener identidad propia y  retratar la escencia de lo que es Pneuma. Si bien la banda cuenta también con un EP, Anomaly es sin duda  esa carta de presentación y esa declaración de vida tan necesaria en toda banda metal. Si bien en Dethroned, Find Myself Again (partes 1 y 2)  y Control el grupo se mueve dentro de un esquema thrash metal más tradicional,  temas como  Crazed Apocalyptic Wave, o bien la extensa  90 Millions Seconds muestran una faceta más experimental y flexible en donde elementos muy de la escuela progresiva salen a flote tomando las riendas rítmicas.

Desde  el punto de vista de producción, el resultado es impecable. Se siente esa preocupación por mantener un sonido muy bien cuidado, calculado y pulido hasta el último detalle. Los distintos elementos utilizados en cada uno de los temas no se sienten de más. Todo esto  es combinado de forma efectiva con la voz de Tony Masís,  quien sorprende mostrando un amplio rango vocal pasando de tonos agresivos hacia connotaciones más armónicas, dando como resultado un sonido muy versátil y cargado de matices.

Sin duda alguna el disco será del agrado tanto de los fans de la banda como de los seguidores del metal costarricense.  Un material altamente recomendado  del cual escucharemos más a corto plazo y seguramente le abrirá aún más las puertas a una banda que ha demostrado saber lo que quiere.

Tracklist:

1-Dethroned
2-Crazed Apocalyptic Wave
3-Screaming at the Gates
4-90 Millions Seconds
5-Time
6-Find Myself Again Part 1
7-Find Myself Again Part 2
8-Control