Seleccionar página

Por: Alejandra García. Colaboradora de ArtStudio Magazine / Fotos: Pablo Murillo

Una fría noche contrastó con el calor de la gente que llenó los cuatro pisos del Jazz Café Escazú el pasado miércoles 23 de Setiembre, para participar de la segunda fiesta de organizada por Sorry Zorrito y Playground Entertainment.

Esta iniciativa se planea con el objetivo de abrir espacios para propuestas nuevas de música, arte o diseño. En su segunda edición, el concepto de interacción entre el público y las diversas expresiones artísticas se amarró aún más que la primera vez.

Entre el jugoso menú estuvo la sección open mic, en la cual varios músicos subieron al escenario e hicieron muestra de su talento. Tal fue el caso de Hongo, quien rockeó la noche con covers como “Space Oddity” de David Bowie, “Bang Bang” de Nancy Sinatra y “Fake Plastic Trees” de Radiohead.

Al mismo tiempo Mimian Hsu estuvo a cargo del live painting , en una zona cercana al escenario. Y además de que los asistentes podían acercarse a observar el proceso de la obra que se pudo apreciar gracias a la proyección en la pantalla, punto a favor que predominó y destacó en la actividad.

También se degustó de un slideshow con fotos de Leo Carvajal, reconocido personalmente por su trabajo en conjunto con la banda Patiño Quintana en presentaciones pasadas.

Uno de los momentos más esperados sin duda fue el Showcase a cargo de 424, quienes mantuvieron al público encendido a lo largo de toda su presentación. Con un sonido muy bueno y agradable, tirando a Incubus, se adjudicaron el recuerdo a lo mejor de la noche.

Y aún no termina. Se estrenó Sorry Zorrito TV con el mini-documental sobre Bosco Mattel. En este punto escaparon comentarios como que al no tener del todo claro el concepto de la fiesta, la gente no sabe muy bien qué esperar y se tornaba confuso.

A esto se le suma la parte del ping pong photoshop, donde se dio una muestra de varios diseñadores aplicando sus técnicas y creando en tiempo real obras digitales, pues a pesar de lo “chiva” que podría ser, se extendió un poco más de la cuenta, dispersando así la atención del público.

Por otro lado, durante toda esta travesía artística, más puntos altos se dieron con la música de Bullon y la demostración interactiva de Pulse Live Media con su Live Spray, en la que, quienes quisieran, dibujaban graffiti sobre una pantalla. Algunos aprovecharon para hacerse publicidad, como el caso de Oliver y sus tees.

Ya un poco agotados, por fin se pudo disfrutar de la banda encargada del cierre, Zópilot, quines al parecer mostraron un gran avance desde lo que habían presentado con anterioridad. Cumplieron con las expectativas también. Estuvieron apoyados con los visuales de Stefano Guistinani.

Con varios “muchas gracias” de los Zópilot durante sus últimas piezas, así cerramos esta nota, con un agradecimiento por actividades como estas, que resaltan el talento de muchos y nos lo hacen conocer.

Hasta la próxima.