Seleccionar página

La verdad tengo que admitir que nunca me había sentido convocado por Malpaís.

Tal vez mis padres se excedieron recetándome nueva trova cubana y todo el movimiento de la nueva canción latinoamericana, que ahora simplemente me resisto a todo aquello que huela cercano.

Y es curioso, pues en realidad los distintos proyectos de los integrantes de Malpaís me gustan, y se por supuesto, que se trata de excelentes músicos.

Cuando decidí participar en el convocatoria del video participativo Efecto Mariposa, lo hice ante todo porque creo en ese tipo de iniciativas, y aunque no estuviera versado en la música de Malpaís su propuesta me gustó y decidí apoyarla participando.


Quiso la casualidad que terminara siendo seleccionado para el video y por la tanto invitado al concierto de presentación del disco Un Día Lejano.

Sigo sin entender el fenómeno, más de cinco mil personas se reunieron en la Plaza de la Democracia para escuchar a una banda que retoma ritmos tradicionales, que echa mano de una poética sencilla para hablar de las cosas cotidianas, que no duda en recurrir al humor en sus canciones tanto como a construcciones dramáticas.

Una banda sin una presencia escénica apabullante, sin echar mano a recursos efectistas, solo buenos músicos y punto.

Y un público de más de cinco mil personas gritando, pidiendo más.

Para rematar, descubro a mi padre, de cincuenta y tres años, acompañado de mi hermano de trece, ambos coreando la música, ambos disfrutando.

Es seguro que Malpaís llena algo en su público, tal vez esa mezcla de elementos tradicionales y de referencias actuales, te dan algo que te identifica.

Malpaís habla de cosas que vemos todos los días y lo hace desde un lenguaje muy cercano, tan cercano como su particular versión del Punto Guanacasteco, y hay algo mágico en ello, en tener a jóvenes y adultos disfrutando de algo tan particular como eso.

No termino de entenderlo, pero personalmente se que a pesar del trauma inducido por mis padres, en mi fonoteca personal le voy a dar una oportunidad a la música de Malpaís.