Seleccionar página

“Las cosas brillantes siempre salen de repente… como la geometría de una flor” GC

Como un jinete enmascarado sobre su corcel negro se dispone a conquistarnos nuevamente, pero esta vez con dulces y arrulladoras melodías acompañadas por la poesía a la que nos tiene acostumbrados, su trabajo está hecho con solo escuchar el primer del track del disco “Fuerza Natural” el argentino nos hace caer a sus pies.

Ya no necesita experimentar con nada porque todo lo ha probado, la triada sexo, drogas, rock & roll le abrió paso a un Gustavo pleno, que disfruta lo que hace y que dejó atrás al fantasma de Soda: “Nena no volvió el ayer, me puse delante de mis ojos para ver”.

Si “Bocanada” era un full color sónico y “Ahí Vamos” era monocromático, “Fuerza Natural” es un viaje guiado por la intuición… se sale de todo parámetro por el cual le califiqué a sus discos anteriores, es como sumergirse en un algodón de azúcar.

Si bien el disco se debate entre canciones más medio tempo no resulta para nada aburrido, la atención está ahí mientras que Cerati nos lleva por parajes cósmicos, desérticos o marinos: de la vía láctea en “Convoy” a la Cordillera de los Andes en “Cactus” dispónganse a jugar con Neptuno y a sostener la respiración en “Sal”.

Gustavo nunca había estado tan cercano al folk, lo cierto es que podría cantar hasta rancheras, igual les daría ese toque pop: “El sol no tiene oídos pero su lengua me atrapó” “Tracción a Sangre” y “Amor sin rodeos” nos trasladan con botas y sombrero al viejo oeste.

Cerati escribió sus letras en este cuaderno

El equilibrio y los genes

Atrás dejó a la distorsión y a cualquier elemento distractor para echar mano nuevamente a su guitarra acústica equilibrando el disco con un trío de canciones un poco más movidas que se llevan el aplauso “Déjà vu”, “Dominó” “Rapto” hacen gala de su quinta extremidad (la guitarra eléctrica) logrando así un perfecto equilibrio.

Benito Cerati (hijo de Gustavo) incursiona nuevamente en las letras. La conservación de la especie está en buenas manos, el hermano de Lisa no tuvo un mejor maestro que su padre, en canciones como “Fuerza Natural”, “Rapto”, “Desastre”“Sal” ambos comparten el crédito.

En conjunto con este disco Gustavo de manera magistral desliza el pincel sobre el lienzo que 50 años de vida le han puesto en la mano, si con su disco anterior emanaba rock & roll con este disco emana madurez y conserva su estatus divino, además de un nivel creativo que pocos mortales logramos cuantificar, hoy nos sigue conquistando y es el vivo ejemplo de aquella ley que vive en los libros de ciencia: “La energía no se crea ni se destruye, solo se transforma”.

Track List:

01 | Fuerza natural

02 | Déjà vu

03 | Magia

04 | Amor sin rodeos

05 | Tracción a sangre

06 | Desastre

07 | Rapto

08 | Cactus

09 | Naturaleza muerta

10 | Dominó

11 | Sal

12 | Convoy

13 | He visto a Lucy