Seleccionar página

Giuseppe Gil es un joven de 20 años con un futuro promisorio en el competitivo mundo del piano profesional. Él será el protagonista del próximo recital de la Temporada Pianística 2012, en el Teatro Nacional, hoy 29 de mayo.

El repertorio de este concierto incluirá dos estrenos de obras de compositores costarricenses. Se trata de “Nocturno y aquelarre”, de Marvin Camacho; y “Sonatina 238” de Mario Alfaguell, ambas compuestas especialmente para que Gil las interprete en este recital.

Al concierto asistirán, entre muchos otros espectadores, 150 estudiantes del Ministerio de Educación Pública (MEP), seleccionados por ser alumnos sobresalientes y de escasos recursos. La mayoría de ellos nunca ha asistido al Teatro Nacional. Esto gracias a un trabajo en conjunto entre el Teatro Nacional y el MEP, con el patrocinio de la Librería Internacional y Transportes Marvi, mediante el cual estudiantes tendrán este beneficio para todos los conciertos de la Temporada Pianística.
Promesa del piano

Giuseppe Gil es colombiano. Empezó a tocar piano a los 6 años de manera informal en su natal Colombia. A los 9 llegó con sus padres a Costa Rica e ingresó a la Etapa Básica de la Universidad de Costa Rica en Turrialba, la cual concluyó con éxito.

A los 18 años se trasladó a vivir a Heredia e ingresó a estudiar al Programa Intensivo de Preuniversitario en Música que imparten la Universidad Nacional (UNA) y el Instituto Superior de Arte (ISA).

Ha ganado tres primeros lugares en concursos en Nueva York y una mención de honor en Francia.

Actualmente cursa el segundo de cuatro años de carrera y dedica entre 3 y 8 horas diarias al piano.  Su profesor, Alexandr Sklioutovski, director del ISA, considera que  “es sumamente talentoso y no tengo duda de que puede llegar muy alto”, además de que califica al repertorio que tocará en su recital como “de alta dificultad”.

El repertorio de la noche será diverso, e incluye obras de los afamados compositores Bach, Beethoven y Liszt, así como una del argentino Alberto Ginastera, además de las dos obras costarricenses.

A la obra de Marvin Camacho, “Nocturno y aquelarre”, Gil la califica como “música percutiva”. “Marvin utiliza el piano como instrumento percutivo aunque también estos momentos con otros más líricos”, comenta. Por su parte al compositor Mario Alfaguell lo considera un músico vanguardista, que da la oportunidad de que el intérprete “coloree” las notas que él coloca en el pentagrama.

Repertorio:

  1. Bach. Tercera Suite inglesa.
  2. Beethoven. Sonata #23 Op. 57. “La Appassionata”.
  3. Camacho. Nocturno y aquelarre. *ESTRENO.
  4. Alfaguell. Sonatina Op. 238. *ESTRENO
  5. Ginastera. Sonata 2 Op.53
  6. Liszt . Rapsodia española.

Premios conseguidos

Primeros lugares:

American Protégé International Competition Romantic Music (2011)

American Protégé International Competition Piano and Strings (2011).

American Protégé International Concerto Competition (2012)

Un segundo lugar:

American Protégé International Competition Romantic Music (2010)

Mención de honor:

Concurso Internacional de Música Eslava para Piano Stanislaw Moniuszko

Fecha: Martes 29 de mayo, 8 p.m.
Lugar: Teatro Nacional
Precio: 5000 general, 3500 estudiantes.
A la venta en la boletería del Teatro Nacional o en www.teatronacional.go.cr