Seleccionar página

La cuarta edición de Extremos Sonoros presenta a su alineación:

Extremos Sonoros es una concentración de distintos experimentos musicales ruidosos, que se presentará este viernes 1ro de abril de 2011 en El Lobo Estepario (en Cuesta de Moras) a partir de las 9pm y con un valor de 2000 colones.  Entre las bandas que tocarán están Niño Koi, Manteles y Gozillasaurius, todos con sus propios y variados experimentos.

El noise o el ruido como forma musical es relativamente nueva. Algunos dicen que empieza a aparecer en la transición del siglo XIX al siglo XX, con movimientos artísticos como el futurismo; otros dicen que la disonancia wagneriana es ya un inicio de esto.

El manifiesto futurista El arte de los ruidos, del italiano Luigi Russolo, es un ejemplo común de los inicios de esas tendencias. Los dadaístas también usaron elementos de ruido en sus conciertos del Cabaret Voltaire; los futuristas rusos hicieron las primeras sinfonías usando aparatos industriales; Russolo creó instrumentos mecánicos para producir ruidos monótonos, los franceses del laboratorio de Pierre Schaffer crearían parte de los primeros instrumentos y aparatos de cintas para hacer creaciones musicales a partir de sonidos concretos como los ruidos un tren. Varese tambien experimento con ruidos en Desserts y a su ves los mezcló con los instrumentos de la orquesta.

A partir de ese momento, y con el desarrollo de las distintas tecnologías, el noise cada vez va saliendo de los laboratorios hacia el resto de la sociedad; de la misma manera que la distorsión iría de la mano de la masificación de los instrumentos musicales eléctricos, así los usos musicales del ruido irían de la mano de la socialización de los instrumentos electro-acústicos. Hasta pasar a lo que hoy conocemos como glitch que es el nombre de los ruidos que hacen los errores de tecnologías digitales o electrónicas. El glitch es la distorsión de las computadoras. Lo que significó la distorsión para la guitarra, lo hace el ruido para la música electrónica.

A lo largo del siglo XX las distintas apariciones del ruido musical sobran: el krautrock alemán de los 60’s, el movimiento Fluxus, el minimalismo neoyorquino de los 50’s, desde The Beatles hasta Velvet Underground & Nico, y ni qué hablar del free jazz o la música clásica contemporánea; todos incluyen elementos o llegan a basar completamente sus producciones en ruido. El movimiento industrial, el japanoise o el no wave continuarían los experimentos ruidosos. Las décadas siguientes, estos últimos años y en este mismo momento, se siguen continuando estas tendencias, sus muchas posibilidades y formas diferentes, en muchas partes del mundo.

Extremos Sonoros busca sumar a esas tendencias, de una u otra manera, para compartir una experiencia musical muy desconocida, pero que no está de más probar. El campo está fertil para la experimentacion ya que Niño Koi que es una banda de formato Rock que va a cruzar las fronteras de la musica en una presentacion especial donde los musicos probaran  posibilidades del ruido. Manteles conformado por Ronald Bustamante (Visión Armónica del Caos y Antisentido), Daniel Ortuño (Señorita Maestra), Paola Rogue (The Great Wilderness)Esteban Mora (MAES) promote una combinacion de sonidos eléctricos y electronicos llenos de estimulantes feedbacks de guitarra. Tambien se suma a la presentacion la nueva banda Godzillasaurius la cual es una mezcla del noise brutal de Destroyer y el escandalo sintetizador de Fernando Arce de aUTOPerro, ambos artistas prometen un maremoto de destrucción sonora.

FUENTE: Comunicado de Prensa