Seleccionar página

Fotos: Pablo Cambronero

Una tarde soleada en Panama City, vista al mar, una azotea y los chicos de Mabí. El panorama no podía ser mejor.

Después de su participación en el Festival Rock en el Farolito en diciembre pasado la buena vibra y sobre todo la música de esta banda nos hizo querer conocer un poco más de ellos, unos cuantos mails después ya estábamos sintiéndonos como en casa.

En casa de Poti (guitarrista) nos reunimos a charlar un poco sobre la banda, su música, sus influencias, el rock panameño y sobre todo de su nuevo disco “Material para maquinar” producido por  Iñaki Iriberri de Señor Loop.

Aquí vamos con recuento de una de mis tardes favoritas: El Papo Vecino y Señor  Loop son parte del collage de entrevistas que estamos por publicar

Empezamos.

Cuéntenos un poco del proceso de producción del disco

Massiel: (Risas) Es una historia larguísima (risas).

Básicamente este disco vendría siendo como una documentación de las canciones que ya teníamos bien montadas en vivo me parece, si hubo cierta producción adicional pero realmente estábamos tratando de captar lo que tocábamos en vivo en el disco porque muchas veces ves que una banda suena muy bien en vivo, pero cuando escuchas el disco es que jummm o viceversa que el disco está explotadísimo y no llega a reproducirse lo que se hizo en estudio.

Yo creo que lo logramos, bastante bien y bueno decidimos trabajar con Ñaco, ya yo había trabajado con él y decidimos tener como una perspectiva de afuera de la banda más que nosotros auto producirnos.

¿De qué manera trabajan ustedes? Cuéntenme del proceso creativo de las letras y las canciones.

Massiel: Ya yo traía algunas canciones hechas antes inclusive de juntarnos como banda, posteriormente como que fuimos montando canciones entre todos y básicamente yo hago las letras, siempre las hago al final, son bien personales de cosas que me pasan y pienso de mi punto de vista ante ciertas situaciones y sí hay por ejemplo canciones sobre religiones, sobre un poco de corte político y son puntos de vista.

Poti tiene innumerables proyectos y además es productor, ¿En esta ocasión metiste mano en la producción?

Poti: Desde el comienzo hablamos que era mejor poner una quinta persona que tome todas las decisiones importantes como productor, yo si metí mano pero como ingeniero de sonido… nada más como eso.

Massiel: Me parece que haber trabajado con Ñaco es buenísimo, él tiene un oído increíble y es muy talentoso por lo menos en lo personal me saca más de lo que yo puedo dar sobre todo vocalmente y eso es buenísimo, creo que él tenía bien claro cual era nuestro concepto y logró producirlo a línea , él también mezcló el disco, fue un proceso tedioso y largo, hubo lágrimas y al final alegría, llenando todas nuestras expectativas.

Alan: Yo creo que en mi caso se sobrepasaron las expectativas, todo en general… no solo el sonido… si no el contexto, los matices y las mezclas fueron increíbles.

Hay como un elemento histórico las baterías fueron grabadas en una antigua base militar en un teatro abandonado, entonces se aprovecha ese espacio inmenso pero a la vez como que le crea a uno conexión con ese pasado igualmente todo el arte y algunas de las canciones yo siento que tienen conexión con un pasado personal. Existe ese diálogo entre el presente y el pasado con el disco, inclusive quedó plasmado a ese nivel de grabación.

Influencias

Para Ferrán Mabí es un ruidito el nombre no significa nada en realidad pero al sonido de la banda si lo componen influencias tan variadas como las personalidades de sus integrantes: Led Zepellin, Dave Grohl, Señor Loop, Tool, The Pixies, ACDC, Metallica, Nirvana, Duran Duran, BlackSabatth, Michael Jackson, Madonna, Soda Stereo, Enanitos Verdes,  Smashing Pumpkins, SoundGarden, Stone Temple Pilots,  PJ Harvey, Black Rebel Motorcycle Club y Zoé han aportado indirectamente al sonido de los chicos de Mabí.

Recientemente Mabí viajó a  Ecuador a presentarse en el Festival FFF para ellos es súper importante, su primera vez en Suramérica, en este viaje pudieron compartir con bandas de la escena indie internacional. Ya que hablamos de intercambios internacionales y festivales era obligado preguntarle a Massiel por Fundación RockIstmo.

¿Cómo divides tu tiempo entre Fundación RockIstmo y la banda?

“Para mí las 2 cosas ha sido como paralelas yo toco desde muy chiquita. Mi primera banda fue a los 17 años pero ya desde los 14 estaba tratando de armar una banda, desde que estaba en la escuela siempre he organizado eventos, organizaba los eventos de rock, después en la universidad organizaba otros eventos. Siempre me han interesado las 2 cosas, estar en una banda, organizar eventos , tocar con otras bandas, promover que hay un movimiento, paralelamente lo he podido ir sobrellevando obviamente siendo la prioridad la banda.”

Hablemos un poco del desarrollo del rock panameño, muchos dicen que tuvo su época dorada y que está floreciendo nuevamente.

Alan: “En realidad yo creo que las bandas siempre han estado ahí.  Yo creo que le quita mérito a las bandas que estuvieron aquí en los 90 decir que no estaba pasando nada, bandas como Instinto, Santo Jorge, Cage 9 que a mí me tocó verlas cuando tenía 13 o 14 años, fueron bandas que yo cuando estaba niño veía que  hacían ruido y que sacaban discos y me entusiasmé de que yo podía hacer algo similar, pero si es cierto que en cuanto a apoyo del público y de nivel de éxito, eventos y lugares para tocar a  principios del 2000 no había nada. En 2004 y 2005 había un montón de lugares donde tocar, ahora mismo los están cerrando, estamos en un lugar extraño hay pocos lugares para tocar, muchas bandas grabando discos mucho público que va a ver estas bandas y la gente se está poniendo como más ingeniosa, cosas como el Istmorock Fest prueban que la escena está viva. Hay más empuje, antes era mucho más difícil.”

Massiel: “No había estudios… había que grabar en estudios de música típica.”

Alan recuerda que los primeros demos fueron trabajados casi que con las uñas, todo era muy manual, sacaban fotocopias a color y armaban los casettes.

El círculo perfecto

Se nos acaba el tiempo, casi al final de la entrevista no podía falta una de mis preguntas favoritas… todos están involucrados:

Massiel ¿Qué le aporta Poti a Mabí?

Massiel: Buena pregunta… esa tiene muchas respuestas (risas)

“Cuando Poti llegó a la banda creo que se cerró el círculo, me parece en todos los términos, tanto de personalidad como su talento en la guitarra, creo que él vino a dar la cereza al pastel, Poti entendía lo que queríamos nosotros en las canciones y los arreglos que él hace son exactamente lo que se necesita.

Y como personalidad:  ¡Wow! hay una química tan buena entre nosotros 4 que es difícil de encontrar, yo me siento super afortunada por eso.

No tengo más nada que pedir.”

A hora es el turno de que Poti nos hable de Massiel

Poti: Massiel aporta todo, (risas)  nosotros aportamos… pero esta es  la visión de ella.”

y Alan de Ferrán:

¿Qué haríamos sin el baterista de la banda? Como bajista hay una conexión interesante entre nosotros entre bajo y batería que es la base rítmica, que puedo decir… no hay un momento que a mí no me salga de mi piel notas que vayan acordes con las de Ferrán. Pienso que en mi “baseline”, hay cero complicación si lo comparo con otras bandas en las que he estado antes.

Te diría que es casi involuntario, las notas que me salen cuando estoy tocando con Ferrán así que hay una tremenda química, siempre estamos riéndonos y molestando a cada rato, en la banda es todo divertido.”

Massiel (interrupe): “Si hay una palabra sería energía.”

Ante el “reclamo” entre risas de Ferrán el departamento de redacción avala la intervención de Massiel a la pregunta gracias a su parentesco sanguíneo con Alan (son hermanos).

(risas)
Seguimos…

Ferrán cierra el círculo … y Alan ¿Qué le aporta a la banda?

Ferrán: Alan yo creo que aporta el magnate looks” (risas, muchas risas, carcajadas).

“Aporta la clase, él es el que nos va a conseguir los patrocinios de Omega (risas) y de BMW, nos va a conseguir mucho dinero.”

( Ya en serio) “Yo creo que en cuanto a lo musical Alan viene de una escuela de rock progresivo, eso es muy chévere porque tiene toda la técnica detrás de las cosas yo creo que de alguna manera hemos pasado por cosas similares, llegó un momento en donde yo me quería complicar mucho tocando, tocaba muchas cosas técnicas y después pase a una época en donde lo que importa es la energía, creo que con Allan es lo mismo, pasa eso que hace que  la cosa vaya tan apretadita pero más que nada los “magnate looks”.

Transición

Para Massiel el Internet y los intercambios a nivel internacional los han ayudado: “En los 90 no era algo que se pudiera pensar son cosas yo pienso que es importantísimo porque estamos viviendo un momento como de revolución… no estamos ni atrás ni adelante.”

Alan: “Ahora los mismos artistas que están definen en que se va a convertir el modelo. Y eso está muy interesante.

Mabí es una de esas bandas que está construyendo junto a muchas otras el futuro de la industria musical, un futuro en donde los intercambios culturales y el desarrollo independiente es vital.

La tarde agoniza y tenemos una ruta establecida  Señor Loop nos espera en el Diablo Rosso, dispuestos a llegar hasta las entrañas de su sonido esotérico alistamos nuestro bisturí, una bata celeste y un par de  guantes… nos leeremos en nuestra próxima entrega.

Pueden conocer más de esta banda en Facebook y MySpace.

Utopía