Seleccionar página

El rock es oscuro

Mucho se ha especulado sobre la repentina desaparición de José Pablo Porras, redactor de Art Studio Magazine.

En un afán por terminar con  los malintencionados rumores que han corrido en lo referente a su desaparición, especialmente el que sugiere que los miembros del staff de Art Studio Magazine esconden información al respecto, es que hemos decidido publicar sus últimas notas.

Sin embargo consideramos prudente advertir al lector sobre la imposibilidad de admitir que una sola de las cosas aquí relatadas pueda ser tomada como algo más que fruto de la mente enfebrecida de nuestro redactor.

Nadie puede dar constancia de su visita a la zona suburbana de la capital ni existen datos que puedan corroborar la existencia de una banda de rock con el nombre de Draconian Incubus, todo pareciera más bien una especie de desvarío de una persona sometida a una presión excesiva, esperamos, sin embargo, que de todo esto se puedan extraer datos que ayuden a las autoridades a dar por fin con su paradero.

Del cuaderno de notas de José Pablo Porras

Febrero.
San José, Costa Rica.
Área suburbana de Hatillo.

Una noche ventosa de febrero, las calles estrechas y las alamedas solitarias dan el toque final a este oscuro escenario urbano de principios del siglo XXI, no cabría esperar otro lugar para mi reunión con Draconian Incubus, banda de rock gótico de la escena underground centroamericana.

¿Gótico? ¿Underground? ¿Centroamérica? Cabe pensar que todo lo que producimos en esta parte del mundo tiene mucho de subterráneo, pero esto del gótico me tiene con reservas.

Soy recibido por la banda en la casa de Ariel, techos bajos, la fachada lucha contra los musgos y las hierbas que crecen en las grietas, una casa cualquiera, solo que aquí cada domingo se cumple el rito de otro ensayo de Draconian Incubus.

Draconian esta compuesta por Ariel en la guitarra, Carfax en el bajo, Jorge en la batería, Gustavo en los teclados y Julio en la voz.

Así me encuentro rodeado por cinco extraños individuos, el negro es la norma en sus vestimentas, aun así cada uno tiene un código que dice mucho de su propia personalidad.

No me detengo en estudiarlos mucho y voy directo a la entrevista:

¿Por qué gótico? Es decir, ¿de dónde surge una banda gótica en el corazón de una ciudad como San Jose?

Ariel toma la palabra.

Ariel: Tenemos el sentimiento adentro, solo fue cosa de empezar a practicarlo.  Todos tenemos gustos variados…

Gustavo: Y ésta es una música muy versátil.

Ariel: ¿Para qué vamos a tocar lo que todo mundo?

Gustavo: Si quisiéramos ganar plata tocaríamos cualquier otra cosa, la cosa es mezclar!

Yo entiendo todo eso y aun así me pregunto: ¿Acaso cabe hacer rock gótico aquí en Centroamérica? Aun antes de formular la pregunta Gustavo me responde.

Gustavo: Estamos influenciados por el ambiente que nos rodea.

Ariel: La música es un escape.

Pienso en lo bien que queda la movida gótica en las ciudades europeas, entonces escucho a Ariel.

Gustavo: No tenemos ese legado ancestral, pero es lo que vivimos actualmente…

Pienso, decadencia, el pulso de muerte que se respira cada vez que se camina por las ciudades del tercer mundo, las calles estrechas y las alamedas superpobladas.

Ariel: A todos nos gusta el arte y a todos nos gusta el arte oscuro.

Entonces habla Julio, y cuando lo hace pareciera que tiene muchos más años de los que aparenta.

Julio: El gótico, desde el siglo XIX se inicia en la literatura, saca temas que todo el mundo esconde pero que están pasando.  Son miedos y a todo mundo le obsesionan sus miedos.

Pero entonces: ¿No es una especie de escapismo?

De nuevo siento como si retomaran mis pensamientos.

Gustavo: Lo
que se puede hacer aquí es mucho más sincero, Latinoamérica
es el desecho social de todas las potencias, el gótico se justifica
más acá.

Julio: El mundo vive una postmodernidad y nosotros ni siquiera hemos pasado la modernidad.

Gustavo: Es muy fácil ser gótico en el primer mundo.

Me doy cuenta entonces que mi forma de pensar viene de una imposición externa, nos hacen creer que las únicas manifestaciones culturales auténticas son las que revisten exotismo para los habitantes de las ciudades desarrolladas del mundo.  Y justo cuando me cuestiono la postura política que
pueda tener el gótico:

Ariel: Todo empieza por el individuo

Julio: El gótico remite al monstruo, el culto al monstruo y la reinvidicación de los derechos del cuerpo. Están castrando al individuo de muchas cosas, la gente vive del consumo, del sentido del humor y del sexo…

Aquí se interrumpe la narración, imposible determinar el número de páginas faltantes. El texto continúa de una página desaparecida.

…entiendo bien todo lo anterior, ahora lo que no entiendo es como surge esta complicidad para formar Draconian Incubus. Ellos me siguen narrando y la imagen se forma en mi cabeza, fue en el teatro, Julio busca a Ariel y le dice:

_Hagamos un grupo de Goth.

Ariel no quiere hacer un grupo Julio y contesta:

_No

Julio ha estado en varias bandas solo para conseguir músicos con los cuales explorar este género, y no piensa rendirse.

_Bueno, entonces de Death Rock.

Julio tenía junto a Jorge otro proyecto, Drama Sade, se les une Ariel y nace Draconian Incubus, el primer concierto es un fracaso, el grupo se desintegra, echan a Jorge, otros integrantes se van y llegan nuevos.

Jorge regresa a la banda, simplemente no existe otro baterista interesado en hacer lo que ellos hacen, y junto a Jorge llegan Gustavo y Carfax.