Seleccionar página

La industria del disco es una especie en extinción, en estos días eso de editar un cd en nuestro país es todo un acontecimiento y la banda “Villegas” no perdió la oportunidad de celebrar el nacimiento de su “primer hijo” disco homónimo editado por el sello Papaya Music, el pasado jueves 28 de mayo en Jazz Café Escazú. La lluvia se unió a la lista de invitados entre los que sobresalieron varias figuras de la música nacional entre ellos: Balerom, Pato Barraza, Wash, Pedro Capmany, Luis Arenas y Marta Fonseca (ex-compañera de Bernal en Suite Doble) entre otras caras conocidas que se llegaron al “jazzca” para apoyar a los “Villegas”.


Como lagartija

Bernal Villegas, padre-creador de la banda bien podría definirse como especie de “lagartija” perdió su cola al disolverse Suite Doble (sin duda una separación lamentable para la escena nacional) pero… ¿Ya era hora de subirle el volumen al asunto no?
Dicen que el rock es bueno para el espíritu, para el cuerpo… para el alma, el remedio pareció funcionarle a Bernal con los meses su tejido se regeneró y como las lagartijas recuperó lo que había perdido. “Villegas” le da otro chance de volver a la escena nacional renovado y nuevamente en buena compañía junto a él, el bajista multifacético de Gandhi y Parque en el Espacio Abel Guier y Carlos Morales, exbaterista de la banda Suite Doble, nos presentan a su creatura.

A eso de las 10:15 p.m. el trío subió a tarima emanando rock and roll a más no poder. Para los amantes del género en español “Villegas” se puede convertir en una buena opción, personalmente la banda se me hace potente en lo sonoro y me queda debiendo un poco en las líricas pero… de que son talentosos y tienen calidad no hay duda alguna.

La primera pieza de la noche fué “A Dios le pido” -No! no es un cover de la “quemada-carbonizada-chicharronada”, canción de Juanes… es la canción con la que abren el disco: es una plegaria roquera al todo poderoso para que se lleve esos amores fatales que no dejan otra opción más que acudir a sus poderes divinos, después de la “rezadita” y entre bebidas espirituosas sonó “Altamar” que le dio paso a “Amor Anfibio” , luego un brindis cargado de buenos deseos y a -¡Salud! de la nueva creatura, “Qué Locura” la gente les aplaudía y estaba ahí para apoyarlos… pero así también se titula la pieza a la que llegaba su hora.

Tramando algo

La noche transcurrió y la interacción con el público subía de nivel, mientras que los demás temas como “Amor que no bebas”, “En estas putas guerras”, “Héroe o Villano”, “Sé que tu amor”, “Sin Tu amor” y “En el medio” veían los reflectores por primera vez.

Entre una y otra bedida empiezo a tramar estas líneas: -Lo bueno de un disco es descubrirlo, asimilarlo, disfrutarlo para eso no hay más que volver a los viejos tiempos y comprarlo… sacarlo de la cajita y darle “play” o ¿Acaso creen que se los voy a resumir todo?

Buenas oportunidades

A “Villegas” con anterioridad se le han presentado buenas oportunidades como abrirle el concierto a Cerati el año pasado, o paticipar en la Ruta del Festival Imperial. Si aún no los ha escuchado, ¿Por qué no darles el chance?… el disco lo pueden conseguir en Tiendas Vertigo y en Librería Internacional.

*Bonus Track – Mini EntrevistASM*

¿A qué suena “Villegas”?
Villegas suena como cortar una caja de cervezas con una motosierra… es crudo, violento, ruidoso, pero en medio de tanto caos siempre puedes escuchar los delicados fragmentos de vidrio caer al suelo. Tiene ese contraste.

¿Cómo viviste el proceso creativo del disco?
Yo me divertí muchísimo, Bernal y Abel no solo son excelentes músicos, son unos tipos muy divertidos. El proceso en si fue largo, pero comprendemos que estas cosas es mejor no apurarlas, así que también fue de mucha paciencia y confianza, sobre todo de nuestra parte.

¿Qué planes tienen con este disco, van a salir a otros países o se quedan por acá tocando?
Queremos hacer una gira en Costa Rica, pero eso si, salir de San José y darnos una vuelta por las provincias donde sabemos que hay muchos roqueros que sin duda van a pasarla bien con nuestro show. La posibilidad de salir a otros países también está presente, pero nuestra prioridad es rocanrrolear la casa primero.

La lluvia no fue impedimento para que muchas caras conocidas los fueran a apoyar ¿Cómo se sintieron con la respuesta de la gente a las nuevas canciones?
Sabíamos que podíamos contar con ellos, llueva o truene el rock & roll tiene ese poder de convocatoria. Yo sentí al público muy matizado y en medio de tanto ruido (el que yo hago) podía escucharlos cantar las canciones conocidas y aplaudir las nuevas, te confieso que en muchas ocasiones se me erizaron los pelos de la emoción que se sentía en el lugar.


Carlos Morales
batería -Villegas

VillegasWEB: MySpace | Facebook