Seleccionar página

Los años 90 representaron la consolidación de Aerosmith como megaestrellas de la música. Los llamados “Chicos malos de Boston” habían dominado prácticamente la década a punta de sencillos masivos y tours exitosos.

Poco después de haber finalizado el respectivo tour de Nine Lives, su disquera lanzó A Little South Of Sanity, un compilado de 23 canciones en vivo el cual reseñaba lo mejor de su última gira. El disco representó el primer material en vivo en casi veinte años editado por la banda la cual por razones desconocidas había evitado hacer.

Para el 2002, y luego de otra breve pausa, Steven Tyler y compañía regresan con Just Push Play, trabajo considerado por muchos como el gran paso en falso a lo largo su carrera musical. El disco, cargado de tonadas muy al estilo pop tuvo poca aceptación en el público producto de su sonido extremadamente “light” y hasta cierto punto bailable. A pesar de la fuerte promoción encabezada a través de sencillos como Jaded, Sunshine y Fly Away From Here, el material no logró las ventas esperadas e incluso tuvo efecto en la gira promocional la cual no registró una gran asistencia. Al año siguiente, Columbia lanza otro compilado de éxitos titulado O, Yeah! Ultimate Aerosmith Hits el cual contenía Girls of Summer, tema inédito que ungió de sencillo promocional para dicho material.

A partir de esto, la banda empieza una época no tan vistosa como en años anteriores. El grupo graba Honkin´on Bobo, (2004) un disco de covers caracterizado por  un sonido más crudo con  influencias al estilo blues. A pesar de gozar de cierta aprobación de la crítica, el material no tuvo mucha difusión comercial y fue visto más como un experimento o una mera prueba en otra dirección musical. Luego de un corto tour en ciudades selectas, la banda empieza a lidiar con varios problemas entre sus integrantes  lo cual influiría fuertemente al querer concretar un nuevo material de estudio. Una gira con el guitarrista Lenny Kravitz fue pautada lo cual dió lugar a la grabación de su primer DVD en vivo. A esto se une el lanzamiento de Devil’s Got a New Disguise, otro recopilatorio el cual simplemente cumplía un aspecto contractual de la banda.

Si bien la banda parecía algo olvidada, su nombre empezó a recobrar fuerza gracias al lanzamiento de Guitar Hero: Aerosmith, un videojuego que permitía a sus usuarios interpretar varios de los éxitos del catálogo de la banda. El movimiento fue todo un éxito y el nombre de la banda empezó a reintroducirse en generaciones más jóvenes. El éxito del juego se vió reflejado en la asistencia a varios de sus conciertos.

A pesar de ese nuevo aire, la banda seguía experimentando serios conflictos. Las sesiones de grabación de un nuevo disco fueron suspendidas de forma indefinida y como si fuese poco, durante el 2009, Steven Tyler empieza a tener problemas de adicción a los calmantes produciendo largas pausas producto de sus  terapias en clínicas de desintoxicación. La realización del Cocked, Locked, and Ready to Rock Tour presentaba problemas pues los problemas de Tyler continuaban llevando incluso a una “supuesta” salida del vocalista en el 2009, y dejando como potencial nuevo “frontman” a Lenny Kravitz. La situación fue catalogada de ridícula por sus seguidores , la cual por fortuna fue desmentida por el guitarrista Joe Perry quien aseguró que Tyler continuaba en la banda.

Recientemente se anunciaron las fechas que componen el tour que los traerá de regreso a Latinoamérica tras varios años de ausencia. La banda realizará finalmente  un show en Costa Rica tras su primera presentación hace 16 años.

La historia de Aerosmith continúa tras este tour. La banda espera retornar al estudio de grabación y de esta forma completar un nuevo material quepodría ver la luz en el 2011.