Seleccionar página

Luego de gozar brevemente de las mieles del éxito a mediados de los años 70 con su éxitoso álbum Toys in the Attic, la banda entró en una época desenfrenada llegando prácticamente a la desintegración. Sin embargo, para 1984, Steven Tyler y Joe Perry anunciaron el regreso de Aerosmith a los escenarios y año siguiente el lanzamiento de un nuevo álbum: Done With Mirrors, el primero bajo el sello Geffen Records.

El material no cumplió con las expectativas ni de los músicos ni fans, éstos últimos lo calificaron como un material aburrido y sin ideas. A pesar del desaire, la banda se enfrasca no solo en el estudio sino también en intensas sesiones de rehabilitación con tal de recuperarse de las adicciones. Finalmente para 1987, el grupo lanza junto a los raperos de Run DMC, una nueva versión de Walk This Way la cual se convirtió en un éxito instantáneo tanto en la radio como en la televisión, sirviendo de antesala de lo que sería su primer gran éxito en mucho tiempo: Permanent Vacation.

El megaestrellato…

El disco  marcó un antes y un después en la carrera de Aerosmith. La gran aceptación por parte de la crítica y el público los embarcó en este momento en una jornada llena de éxitos y reconocimientos producto de la rotación de temas como Dude (Looks, like a Lady), Angel y Rag Doll.  El momento fue aprovechado para lanzar Gems,(1988) un recopilatorio de su etapa con Columbia Records la cual incluía material de sus primeros álbumes.  Con Pump, (1989) Steven Tyler y compañía continuaron esa racha de éxitos a través de tonadas como Janie´s Got A Gun, Love in a Elevator y The Other Side por citar algunos.  Para este entonces, el grupo y en especial su estrella Steven Tyler se encontraban libres de sus problemas de drogas.

Con Get A Grip, considerado el álbum más exitoso del grupo hasta la fecha, (más de 20 millones de copias a nivel mundial) el grupo se consolida como verdadero ícono de la música. Cryin’, Crazy y Amazing se convirtieron prácticamente en himnos de toda una generación a nivel mundial. Imágenes de la banda junto a la actriz Alicia Silverstone (estrella de los videos de dichos sencillos) saturaron los medios masivos así como presentación de la banda en varias ceremonias de premios obteniendo dos Grammys y varios premios MTV.   La enorme gira mundial fue aprovechada por su disquera para lanzar un recopilatorio de éxitos (Big Ones) con dos temas inéditos logrando otro gran éxito instantáneo en ventas. A pesar del enorme éxito logrado, el grupo fue a su vez blanco de críticas por parte de varios de sus seguidores quienes le acusaban de haber cambiado su estilo y alejarse de un sonido un poco más fuerte característico de sus inicios.

Luego de una pausa de varios años, el grupo lanza Nine Lives, (1997) disco producido por Kevin Shirley (Iron Maiden) presentando una imagen  remozada  y un sonido más cargado de influencias hindúes. Con este trabajo, el grupo regresaba finalmente a Columbia Records luego de cuatro discos bajo el sello Geffen. A pesar de no gozar del favor de la crítica, éste se posicionó como todo un éxito en ventas llegando al número 1 de los Billboard. Desde su lanzamiento se vió tempranamente envuelto en una controversia gracias a su portada la cual fue considerada ofensiva por parte de varios grupos religiosos hindúes. La discográfica cambió el arte ofreciendo disculpas del caso. Temas como Falling in Love (Is Hard on the Knees), Hole in my Soul y Pink se convirtieron en los sencillos del material logrando de nuevo el reconocimiento de los medios.

Continuará….