Seleccionar página

Ingeniero y arquitecto español, figura destacada del último cuarto del siglo XX por sus imaginativas aportaciones al campo de las estructuras civiles.

Nació en Benimanet (Valencia) el 28 de julio de 1951. En 1968 comenzó a estudiar Bellas Artes, y al año siguiente Arquitectura en la recién inaugurada Escuela de Valencia. Más tarde se trasladó a Zurich (Suiza), donde se doctoró en 1981 como ingeniero civil. Ese mismo año abrió su primera oficina en la ciudad suiza, y desde allí inició una inagotable actividad por toda Europa. Entre sus obras construidas destacan las fachadas para el almacén de artículos textiles Ernsting (Coestfeld, Alemania, 1983-1985), la estación de ferrocarril de Stadelhofen (Zurich, 1983-1990), el puente de Bach de Roda (Barcelona, 1985-1987), la torre olímpica de comunicaciones de Barcelona (1989-1992), erigida para los Juegos Olímpicos de 1992, o el espectacular, aunque aún inacabado, aeropuerto de Bilbao (proyectado en 1991).

Sus investigaciones suponen un punto de contacto entre dos disciplinas que se han distanciado desde finales del siglo XVIII: la arquitectura y la ingeniería civil. Como especialista en cálculo estático, Santiago Calatrava ha estudiado numerosas osamentas de animales y las ha reinterpretado en diversas estructuras metálicas y de hormigón armado. Por otra parte, practica un plasticismo ligado a la tradición mediterránea (en ocasiones rememora los espacios creados por Antoni Gaudí) y a la corriente organicista centroeuropea, en especial a los arquitectos Hugo Häring, Hans Scharoun y Eero Saarinen.