Seleccionar página

Español nacido en Málaga el 25 de octubre de 1881, fue pintor, escultor, artista gráfico, ceramista y dibujante. El artista más famoso, polifacético y prolífico del siglo XX. Su personalidad dominó el desarrollo de las artes visuales durante la mayor parte de la primera mitad del s. XX y ha proporcionado el estímulo de muchos de los cambios revolucionarios durante aquellos años. Su energía e imaginación eran tales que trabajaba constantemente con riqueza de temas en diversos estilos. Su obra está impregnada de un apasionado amor a la vida y ningún artista ha expuesto como él, la crueldad y locura de los humanos o ha celebrado con más arrebato los placeres físicos del gran amor.

Picasso fue único y genial en todas sus facetas: inventor de formas, innovador de técnicas y estilos, artista gráfico y escultor. Estudió en la Escuela de Bellas Artes de Barcelona. Entre 1900 y 1902 Picasso hizo tres viajes a París. El ambiente bohemio de las calles parisinas le fascinó desde un primer momento, mostrando en sus cuadros de la gente en los salones de baile y en los cafés.

Trato el circo con obras como Familia de acróbatas (1905). En el verano de 1906, durante una estancia de Picasso en Gosol, su obra entrará en una nueva fase marcada por la influencia del arte griego, ibérico y africano. El célebre retrato de Gertrude Stein (1906) revela un tratamiento del rostro en forma de máscara. La obra clave de este periodo es Las señoritas de Avignon (1907), tan radical en su estilo —la superficie del cuadro semeja un cristal fracturado. Frente a la pintura tradicional, Picasso rompe en esta obra con la profundidad espacial y la forma de representación ideal del desnudo femenino, reestructurándolo por medio de líneas y planos cortantes y angulosos. Entre 1908 y 1911 trabajó dentro de una línea de descomposición y análisis de las formas, desarrollando la primera fase del cubismo, conocida como cubismo analítico. La paleta monocromática prevaleció en estas representaciones de motivos totalmente fragmentados, mostrados de modo simultáneo desde varios lados.

Los temas favoritos de Picasso fueron los instrumentos musicales, las naturalezas muertas y sus amigos, entre los que destaca el retrato de uno de sus marchantes Daniel Henry Kahnweiler (1910). En 1912 realiza su primer collage, Naturaleza muerta con silla de paja, combinando pasta de papel y un trozo de hule sobre un lienzo pintado sólo en algunas zonas. Esta técnica señala la transición hacia el cubismo sintético. Esta segunda fase del cubismo es más decorativa, y el color juega un papel más destacado. Dos obras de 1915 demuestran la simultaneidad de estilos que utilizó: Arlequín es un cuadro cubista sintético, mientras que un dibujo de su marchante, Vollard, está realizado dentro del estilo ingrista. De 1923 es su Arlequín con espejo, obra consecuencia de su estancia en Italia en 1917. El busto de bronce de Fernande Olivier (1909) muestra la consumada habilidad técnica de Picasso en el tratamiento de las formas tridimensionales. En conjuntos —como Mandolina y clarinete (1914)— exploró con fragmentos de madera, metal, papel y otros materiales. Su Vaso de ajenjo (1914) es una escultura en bronce coloreada que representa un vaso de ajenjo sobre el que aparece colocada una cucharilla de plata y la reproducción exacta de un terrón de azúcar; tal vez se trate del ejemplo más interesante de escultura policromada cubista realizado por Picasso, anticipando con ella tanto sus posteriores creaciones de objetos encontrados del tipo Mandril y joven (1951), como los objetos Pop art de la década de 1960. Durante la I Guerra Mundial, Picasso viajó a Roma para realizar los decorados de los ballets rusos de Sergei Diáguilev.

Dentro de un estilo realista, figurativo, Picasso la retrató a su hijo Pablo, en Pablo vestido de Arlequín (1924) y a sus numerosos amigos. A comienzos de la década de 1920 pintó una serie de cuadros con figuras robustas, pesadas, escultóricas, dentro del que se ha denominado estilo ingresco, como por ejemplo Tres mujeres en la fuente (1921) y obras inspiradas en la mitología como Las flautas de pan (1923). Al mismo tiempo creó también extraños cuadros de bañistas inflados e informes, con cabezas muy pequeñas y grandes cuerpos, así como retratos de mujeres en actitudes violentas, convulsas, indicando a menudo con ellas sus propias tensiones vitales. Aunque siempre declaró que no era surrealista, en muchos de sus cuadros se pueden apreciar cualidades y características propias de este movimiento artístico, como en Mujer durmiendo en un sillón (1927) y Bañista sentada (1930). Varios cuadros cubistas de comienzos de la década de 1930, en los que predomina la armonía de líneas, el trazo curvilíneo y un cierto erotismo subyacente, reflejan el placer y la pasión de Picasso por su nuevo amor, que le sirvio de modelo en Muchacha ante el espejo (1932). En 1935 Picasso llevó a cabo la serie de grabados Minotauromaquia, un bellísimo trabajo en el que mezcla los temas del minotauro y las corridas de toros; en esta obra, tanto la figura del toro como la del caballo destripado anuncian las imágenes del Guernica, el gran mural considerado por la mayoría como una de las obras artísticas individuales más importante del siglo XX. El cuadro retrata la violencia y crueldad del bombardeo de Guernica y con el logró un aplastante impacto como retrato-denuncia de los horrores de la guerra. La II Guerra Mundial contribuye a que la paleta de Picasso se oscurezca y a que la muerte sea su tema más frecuente, Bodegón con calavera de buey (1942) y en El osario (1945).

Picasso trabajó también en cientos de litografías, se interesó por la cerámica, y realizó importantes esculturas (El hombre del carnero (1944), y La cabra (1950). En 1964 llevó a cabo la maqueta de Cabeza de mujer, una monumental escultura levantada en 1966 en acero soldado en Chicago. En 1968, y a lo largo de siete meses, creó las notables series de 347 grabados con los que retornó a sus primitivos temas: el circo, las corridas de toros, el teatro y las escenas eróticas. Picasso murió el 3 de abril de 1973 en Notre-Dame-de-Vie, su residencia cercana a Mougins.