Seleccionar página

Nace en Budapest el 2 de Julio de 1894. Desde pequeño se interesa por la fotografía, gracias a un manual que encuentra en su casa, pero no es hasta 1912, gracias a su trabajo como contable en la bolsa, cuando se puede comprar su primera cámara (ICA 4.5×6) y comienza a fotografiar escenas de la calle y de la campiña.

Sirve en el ejército Austro-Hungaro en los Balcanes, donde resulta herido en 1915. Fotografía a sus camaradas de guerra, pero muchas de esas fotos se pierden durante la revolución Húngara de 1918.

Por razones económicas vuelve a trabajar en la bolsa hasta 1925, año en el que se traslada a París. Frecuenta el café de Dôme, lugar de reunión de la vanguardia e inicia una relación con el mundo artístico de Montparnasse, donde se instala como fotógrafo ilustrador, tomando imágenes a Leger, Mondrian, Chagall, Brancusi, Collete .Trabaja independientemente para revistas francesas, alemanas y británicas. Conoce a Brassai y Cartier-Bresson.

En 1927 realiza su primera exposición individual en al galería Au Sacre de Printemps. En esta época desarrolla parte de sus trabajos más conocidos. Cuerpos desnudos distorsionados, imágenes reflejadas, así como escenas callejeras llenas de poesía, que influyen en Brassaï, aunque éste siempre negó que Kertész le enseñara a fotografiar la noche para su proyecto París de Noche.

La serie Distorsiones, publicada en la revista Sourire, en al año 1933, y que se inicia como un mero encargo para renovar el género, se convierte en un punto y aparte en la fotografía surrealiasta.

Se casa en 1933 con Elizabeth Saly y tres años después se va vivir a Nueva York, para cumplir contrato de un año con la agencia Keystone.

Se nacionaliza estadounidense en 1944. Trabaja como freelance para revistas como Vogue Harper’s Bazaar y Look pero su trabajo no se da a conocer hasta 1964 año en el que realiza una exposición individual en el MOMA.

A partir de entonces su trabajo es expuesto en los principales museos y acaba reconociendosele su influencia en el fotoperiodismo y la fotografía artística.

En los años sesenta se siente atraído por los edificios de la ciudad, creando unas imágenes abstractas, tomadas desde su casa, en una planta 12, donde se dominaba Washington Square, relegando a un segundo plano el papel de la gente.

Nunca deja de hacer fotos y sus ultimas imágenes, “Desde mi ventana”, realizadas con una cámara Polaroid, revelan que no había perdido la curiosidad ni la capacidad de observación.

Muere en Nueva York el 28 de Septiembre de 1985.