Seleccionar página

Durante siglos, varios genios han dado aportes que sin duda han contribuido al desarrollo de la literatura universal y de la base del conocimiento humano. Pero sin duda alguna Homero, el famoso escritor y filósofo griego, ha contribuido enormemente creando a través de sus obras parámetros que son considerados hoy en día pilares en el desarrollo del movimiento literario contemporáneo.

Los datos biográficos de Homero son muy escasos, al punto de generar reservas incluso de su existencia. En cuanto al lugar y fecha de su nacimiento, la mayoría de los historiadores citan a la ciudad de Esmirna, y al siglo VIII AC. pero aún persisten grandes dudas al respecto. La información es muy vaga, varios lugares han reclamado ser su patria pero aún no se ha confirmado nada. Hay una antigua leyenda que describe a Homero como una persona ciega pero, al igual que el resto, no ha podido constatarse su veracidad.


Homero es sin duda considerado como el autor de dos de las obras más importantes jamás hechas: La Ilíada y La Odisea, ambas poemas épicos que narran grandes hazañas de varios de los personajes de la mitología griega.

En cuanto al primero de los libros, La Ilíada, habla sobre la Guerra de Troya. Describe la fiera invasión de los reyes Agamenón y Menelao con el propósito de conquistarla y recuperar a Helena, esposa del segundo, quien se enamora de Paris, príncipe de Troya. También se retrata en él la historia de Aquiles, considerado como el guerrero más grande de todos los tiempos. Él, quien empezó al lado Agamenón, se vuelve contra él cuando se ordena la captura de Briseida, a quien Aquiles consideró como su más grande tesoro. A partir de ahí la historia toma un giro interesante llevando al lector hasta un trágico desenlace.

La Odisea narra el retorno de Odiseo, quien participó en la batalla de Troya, a su isla Ítaca para reencontrarse con su esposa Penélope y su hijo Telémaco. Ambos poemas están estructurados en veinticuatro cantos con la diferencia de que la Odisea posee diez mil versos y la Ilíada quince mil.

La poesía épica de Homero siempre se ha caracterizado por poseer una estructura bastante rica en elementos que reflejan la relación de sus personajes con ese mundo ancestral propio de la literatura de antigüedad.

Un aspecto presente en sus obras y en especial en la Ilíada es el individualismo. A pesar de que la batalla se da entre dos grandes ejércitos, el autor rescata en algunos pasajes el combate hombre a hombre. Con esto, se destaca el elemento “heroico”, la disputa entre dos linajes, el deseo de imponer su “casta” sobre la otra. A lo largo de sus obras se describe al héroe no solo con grandes atributos físicos, sino también intelectuales. Rescata la moral como una características de dichos personajes.

Contrario a lo anterior, se da la antítesis del héroe al describir a los villanos de sus historias. Muchos de ellos de rasgos feos con una mente retorcida. Deja muy definido lo que es el “bien” y el “mal”. A largo de sus poemas describe varios elementos como la solidaridad la cual es relacionada directamente con la supremacía. Dicho aspecto, es expresado de muchas maneras pero se percibe muy en especial a la hora de describir el sentir de un pueblo a la hora de luchar por una causa, e incluso en reafirmar su voluntad de morir por ella hasta el final. El elemento de naturaleza es algo presente siempre en las dos piezas literarias. La relación del hombre con los dioses es algo que el escritor define como esencial. En la Odisea, por ejemplo, el protagonista adquiere una rebeldía contra los dioses, de allí las aventuras y desdichas que debe llevar hasta el desenlace, con el fin de poder encontrar la ruta hacia su hogar.

Homero siempre describe que el obtener el favor de los seres supremos era algo imprescindible para que el ser humano pudiera alcanzar sus metas. Muchos de sus personajes realizaban sacrificios humanos con tal de ser vistos con beneplácito por esos dioses.

La obra de este interesante escritor ha establecido un antecedente que no solo cimentó los pilares de la literatura, sino que además creó un precedente en el mundo universal. Aunque no se sepa mucho de su vida, se conoce lo más importante: su legado. Un legado de miles de años que sigue vivo en nuestros días dejando huella y que cautivará a más gente en los años por venir.