De Vírgenes y Santos, a Patronos

Publicado el 15 mayo 2005 | por ArtStudio Magazine | Fotografía

por Sylvia Guardia

A continuación les presento una mirada a lo que fue mi trabajo final de graduación en la carrera de Fotografía en la Universidad Veritas. Por medio de un ensayo fotográfico, estudié la cultura costarricense tomando como punto de partida tres fiestas patronales: la fiesta de la Virgen del Carmen en Puntarenas, la de San Ramón en San Ramón de Alajuela y la de la Virgen de Guadalupe en Nicoya de Guanacaste. En mayo del 2004 elegí desarrollar este tema, el cual luego llevaría como título “De Vírgenes y Santos, a Patronos”, ya que consideré que era un tema con mucha riqueza visual e investigativa. En términos fotográficos, supe que las fiestas patronales ofrecerían un ambiente muy amplio para trabajar, es decir, se podrían capturar con la cámara muchos instantes, gente e historia, logrando así imágenes saturadas de colores y símbolos festivos.

Considerando que se debía investigar el tema a fotografiar, éste no presentó ningún problema. Las fiestas patronales ofrecen mucho material para desarrollar, comenzando por los mismos Santos y sus antecedentes históricos hasta las fiestas patronales en sí, el folklore costarricense y las costumbres de sus habitantes. Por medio de la fotografía uno puede ser escuchado. Teniendo la cámara y la imagen como aliados, esta oportunidad de documentar parte de la historia de Costa Rica no se pudo obviar. Es el deber del costarricense buscar como mantener vivas las costumbres de los pueblos, motivar a la gente para que asista a todo lo que involucre tradiciones y costumbres nacionales. Este ensayo es una manera de abrirle las puertas a muchos que no conocen el verdadero mundo detrás de una fiesta patronal.


Al haber elegido las fiestas patronales que iban a ser incluidas dentro de la investigación, proseguí por aprender acerca de ellas, sobre sus antecedentes históricos y sobre sus Santos patronales. A continuación, presento una breve narración de cada una de las fiestas y sus Santos; además varias de las imágenes finales dentro de lo que es el ensayo fotográfico.

Virgen del Carmen
Origen: Pueblo Monte Carmelo, Israel.

Año: 1251 (año de su primera aparición en dicho pueblo)
Día de su celebración: 16 de Julio

La tradición de festejar el día de la Virgen del Carmen en el puerto de Puntarenas surgió en mayo de 1913 por medio de una celebración llamada “La fiesta de la Virgen del Mar”. Fue en este año que la Virgen le concedió el milagro al señor Hermenegildo Cruz Ayala, conocido también como Don Merejo, un hombre que tenía varios barcos pesqueros de los cuales dependía.

En una ocasión, cuando Don Hermenegildo estaba en alta mar con su flota, se vino sin aviso alguno una tempestad, la cual amenazó contra la vida de todos los presentes. “Todo se venía abajo, hasta el coraje”1, y viendo que la situación no mejoraba, don Merejo no encontró otra solución que partir hacia su habitación e invocar a la Virgen del Carmen “patrona de las fuerzas armadas, de los transportadores y de los comerciantes”2. Como ofrenda le prometió que si los salvaba, apenas tocara tierra iría a Puntarenas a hablar con el sacerdote José Daniel Carmona para ofrecerle una fiesta junto al mar en su barco el Galileo.

Justo después de invocarla, don Merejo se golpeó tan fuerte en la cabeza a causa de los meneos del barco que cayó inconsciente en la cama. No se sabe cuánto tiempo después, don Merejo abrió sus ojos y vio a su alrededor a todos su amigos del barco; con solo eso, ya sabía que estaban a salvo. Cuando logró recuperarse, preguntó adónde estaban, y uno de los hombres le respondió que estaban todos con vida cerca de Punta Guiones; la lancha había recibido varios golpes, pero seguía intacta. Su tripulación le comenzó a hablar sobre milagros a don Merejo; le contaron como poco después de que él partió hacia el cuarto, el mal tiempo, los relámpagos y las marejadas habían parado por completo, “y aunque no se veía el sol, interiormente sentíamos que estábamos a salvo”3.

Fue en este instante que Don Merejo percató que la Virgen del Carmen le había concedido su deseo e inmediatamente llamó a todos los presentes en el barco y les contó lo que él había hecho antes de caer inconsciente.

“Les hablé de mi invocación a la dulce Virgencita del Carmen y les pedí de todo corazón que le rezáramos con todo fervor agradeciéndole el milagro que nos había hecho.”4

Así fue entonces como llegaron las fiestas de la Virgen del Carmen a Costa Rica. Como Don Merejo había prometido, luego del milagro, lo primero que hizo fue ir donde el presbítero José Daniel Carmona a contarle lo sucedido. Dicho sacerdote se sintió conmovido por tal historia y por la humildad de quien se la contaba, y así desde entonces, se celebra la fiesta de la Virgen del Mar en el puerto de Puntarenas el 16 de Julio de cada año.

La primer fiesta dedicada a la Virgen del Carmen en Costa Rica fue organizada por el padre Carmona junto con Don Merejo frente al puerto, en la lancha el Galileo. Con el transcurso de los años, la fiesta fue ganando mayor importancia dentro de la gente de Puntarenas. Con el tiempo, otras lanchas y pequeños botes se comenzaron a unir a la celebración; en ese entonces, la mayoría de ellas eran lanchas de cabotaje las cuales eran las encargadas de hacer el transporte de personas, agricultura y ganadería de Puntarenas. La procesión comenzó a ganar importancia cuando se unieron pescadores y marineros del pueblo, y lanchas aún más grandes como “La Rosana”, construida por los astilleros de Puntarenas; y en ese entonces fue que la fiesta empezó a hacerse cada vez más colorida.

Hoy en día, la fiesta de la Virgen del Mar, también llamada así por ser una procesión marítima mantiene vigentes las costumbres originadas décadas pasadas. Todos los años se elige una “nave capitana” la cual servirá como medio de transporte para la Virgen durante la procesión. El año pasado la lancha que fue elegida para cumplir esta tarea fue “la Morsa”. Esta nave capitana fue decorada con hermosas telas, globos de todos colores y grandes esculturas de delfines. Niños vestidos de ángeles viajaron al lado de la Virgen “protegiéndola” durante toda la procesión.

Cualquier lancha puede acompañar a la nave capitana con la Virgen durante la procesión marítima, la cual parte de la Base Naval de Puntarenas, hacia el Muelle Grande de acero. Desde lanchas grandes, hasta humildes pangas se unen a la procesión; todas decorados con globos, telas, cintas y dentro de ellas gente disfrutando. Millones de personas se reúnen en la costa de la playa y los muelles para ver a la “nave capitana” con la Virgen pasar, a ella “la acompaña una cimarrona de barcos grandes y pequeños, y uno que otro “borrachito” que celebró más de la cuenta”.5

La procesión marítima finaliza cuando todos los involucrados llegan al Muelle Grande de acero y comienzan su rumbo devuelta hacia la Base Naval. Es en este momento cuando el obispo, el cual se encuentra en la “nave capitana”, bendice a cada una de las lanchas y pangas presentes. Todas se alinean en fila, esperando su turno para ser bendecidos por el sacerdote. Cada año los pescadores presentes le dedican la procesión a una causa en especial; en el año 2004 ellos “oraron para que cesara el alza en los combustibles y para que la Virgen los acompañara en su trabajo y les permitiera zarpar cada mañana y volver a tierra sanos y salvos”.6

1 Rodríguez, Rafael Armando; “Origen de la fiesta de la Virgen del Mar”; en libro: El santoral costarricense, fiestas y tradiciones; Editorial Universidad de Costa Rica; 1era edición; Costa Rica, 1998.
2 “La Santísima Virgen del Carmen”; www.churchforum.com/santoral/Julio/1607.htm; 28/06/04, 10:00am“.
3 Rodríguez, Rafael Armando; op. cit página 105
4 Ibid.

5 Venegas, Ismael; “Virgen del Carmen, reina del Puerto”; Periódico La Nación; 13 de julio, Costa Rica, 2003.
6 Ramos, Marvin; “La Virgen navegó en Puntarenas”; Periódico La Nación, 18 de julio, Costa Rica, 2004.

San Ramón Nonato
Origen: Cataluña, España
Año: 1240 (año en el que muere)

Día de su celebración: 31 de Agosto (En San Ramón, la mayoría de las actividades dedicadas al Santo se llevan a cabo el 30 de Agosto.)

Dicen los escritos de la historia ramonense, que en el año 1851, el cura Lorenzo Montenegro pidió permiso a la Gobernación de Alajuela para pasear a la imagen del Santo alrededor del Valle Central en forma de peregrinaje; de esta manera se recaudaría dinero que sería utilizado para la construcción del templo en San Ramón. Fue hasta 1886 que su súplica fue concedida, y de esta manera, el 30 de agosto se reunieron los sacerdotes de San Ramón para pasear a su Santo por todos los distritos del cantón. La actividad culminó con la reunión de todos los habitantes de los distintos distritos junto con sus santos patronales en el centro de la villa, desde donde emprendieron la peregrinación hacia la iglesia de San Ramón.

Esta actividad resultó ser tan exitosa y aceptada por los ramonenses que desde ese entonces ha sido mantenida por las siguientes generaciones. Todos los años esta fiesta patronal gana importancia y fama en el territorio costarricense, se dice que la Entrada de los Santos “es lo más cercano a un turno de los de la primera mitad del siglo XX”.7

A esta actividad se le llama la “Entrada de los Santos” ya que es costumbre que todos los Santos de los distintos distritos entren juntos a San Ramón por medio de una procesión. Cada grupo va peregrinando con cimarronas, mariachis, cantantes, gente bailando y cantando, todos felices de ir a visitar al Santo de su cantón. Después de la procesión, aún se mantiene la costumbre de presentar una por una a todos las imágenes mientras entran al tempo católico. Luego, dichas son colocadas alrededor del interior de la iglesia decorada con “arreglos florales y guirnaldas con rosas rojas, blancas y claveles, mientras que los grupos musicales tocan sus canciones en la tarima principal a un costado de la Iglesia.”8

Aparte de la “Entrada de los Santos”, la tradición de los “ranchos” tiene un valor muy importante dentro de lo que es la tradición del día de San Ramón Nonato. Todos los años, alrededor de una semana antes de la fecha de la celebración, se reúnen habitantes de los distintos distritos a construir un pequeño rancho que irá situado junto con muchos otros, en la plaza frente a la iglesia de San Ramón. Todos los ranchos son originales, y cada grupo de gente en los diferentes ranchos preparan platos especiales, entre ellos: miel de toronja, cajetas de coco con dulce, estofado, picadillo de arracache y de papa, lomo relleno, elotes, arroz con pollo, aguadulce y jugo de caña.

Por muchos años, esta fiesta patronal fue como muchas otras alrededor del país: llegaban turnos completos, llenos de máquinas modernas como el carrusel y el barco pirata, con puestos de pizzerías, gaseosas, hamburguesas y licores. Sin embargo alrededor de 1990, los ramonenses sintieron que estas influencias ajenas estaban entorpeciendo la tradición centenaria, por lo que la Asociación Ramonense de rescate de Valores se quejó mediante un recurso de amparo, y tras una larga lucha de muchos años por medio de la asociación y los vecinos ramonenses lograron vencer a las autoridades. El cura párroco del momento, Elías Quesada Quesada tomó como decisión entonces reemplazar dicha tradición por la original, la que aún sigue vigente, la tradición de los ranchos de comidas y bebidas típicas alrededor de toda la plaza frente a la a iglesia.

Depende de las futuras generaciones, de los jóvenes de hoy y de mañana, mantener vivas tradiciones como la de la “Entrada de los Santos”. No son muchos los cantones del país que aún mantienen tan fuertes las costumbres de centenarios pasados, muchos las han cambiado, disminuido o perdido completamente. Estas tradiciones son un reflejo de lo que son los costarricenses; sus antepasados y sus creencias son parte de la identidad nacional.

7 Brenes, Hárold; “Fiel a la tradición”; Periódico La Nación; 24 de enero, Costa Rica, 2004.

8 Salazar, Carlos; “Entraron los santos”; Periódico Al Día; 31 de agosto, Costa Rica, 2004.

Virgencita de Guadalupe
Origen: Cerro Tepeyac, México
Año: 1531 (año de su primera aparición en dicho cerro)
Día de su celebración: 12 de Diciembre

De las tres fiestas patronales investigadas, la fiesta patronal de la Virgen de Guadalupe es la más compleja, ya que consiste en muchos días de celebración y preparación precedentes al día oficial de la Virgen.

Las fiestas dedicadas a la Virgen de Guadalupe en Nicoya, Guanacaste comenzaron alrededor del año 1544. Antes de que el Golfo de Nicoya fuera descubierto por Hernán Ponce de León y Juan de Castañeda en el año 1519, los únicos habitantes de la zona eran los indios Chorotegas, Nicaraos y Chondales, Corobicíes. Los Chorotegas eran encabezados por el Cacique Nambí, quien al enfrentarse con el explorador Gil González Dávila y su expedición en 1522 aceptó la religión católica al igual que la lenguacastellana.

“A raíz de esta expedición la población quedó prácticamente sometida, iniciándose la dominación española en Nicoya.”9

Los españoles sabían que los Chorotegas adoraban a más de un dios. Ellos adoraban al sol, a la luna, al fuego, al agua y al viento; sin embargo, al sol le dedicaban una fiesta peculiar una vez al año. Esta fiesta se conocía como la Fiesta del Maíz, y en ella “[al dios del sol le] regalaban con sangre de las más lindas doncellas de su dominio, sacrificadas en público por sus sacerdotes, y, que después comían como ofrenda para preservar la fortaleza de su raza y, la fertilidad de las tierras dedicadas a su cultivo.”10 Los españoles no compartían dicha costumbre de antropofagia11, por lo que por años buscaron maneras de eliminar esta tradición.

Por suerte de ellos, en 1531 apareció la Virgen de Guadalupe en México. Y, aprovechando que la historia incluía a un indio como embajador de la Virgen12, los católicos lograron interesar suficiente a los chorotegas como para que ellos intercambiaran la “Fiesta del Maíz” por esta nueva creencia.

Esta celebración por lo tanto resultó ser una fusión entre ambas culturas, en ella se puede observar la influencia indígena además de la española-católica. Dicha tiene varias fechas importantes, las cuales comienzan el 1ero de noviembre con la “contadera de días”. Brevemente, es en este día cuando se escogen los encargados de la fiesta y cuando la gente presente cuenta los días que faltan para celebrar el día de la Virgen de Guadalupe. La segunda fecha importante es el segundo sábado de noviembre, día conocido como el día de la “pica de leña”. Ese día en la madrugada ya se han organizado los nicoyanos para salir desde la Cofradía13 hacia la finca de la cual van a sacar madera. Las mujeres los acompañan para darles rosquillas, café, chicha y sopa a los que trabajan. Esta leña tomada de los árboles de guanacaste, el gúacimo, el molidero y el sajinillo es la que será utilizada para cocinar los días de diciembre durante la Cofradía. Es costumbre que lleguen a la montaña grupos de músicos con sus marimbas y teclados para apoyar a los trabajadores.

9 González Vásquez, Fernando; Cerdas Albertazzi, Ana Luisa; “La festividad de la Virgen de Guadalupe en Nicoya, Guanacaste” en revista: Patrimonio; Imprenta Nacional; año 2, n°2; San José, Costa Rica, 1995.
10 Arauz Aguilar, Pedro; “Fiesta de nuestra señorita “la Virgen de Guadalupe” 11 y 12 de diciembre en Nicoya, Guanacaste”; inédito; Costa Rica, 1970; página 3.

11 Costumbre de comer carne humana.
12 El indio Juan Diego sirvió de embajador e intermediario de la Virgen de Guadalupe
13 La cofradía es una congregación que surgió a causa de las fiestas patronales de la Virgen de Guadalupe. Ellos se reúnen en un salón comunal, y desde semanas antes se preparan para tener comida, bebida y música sin cargo ninguno para todo aquel que llegue los días de fiesta a Nicoya.

El 11 de diciembre se celebra la víspera del día de la Virgen de Guadalupe. Luego de que las campanas de la iglesia de Nicoya anuncian a las tres de la madrugada “el nacimiento del 11 de diciembre”14 todos los nicoyanos se dirigen a la casa del patrón de alborada (anfitrión de esta fiesta) donde comienza la comedera de rosquillas y tamales, algunos acompañándolos con café, otros con chicheme o guaro. Es a las doce mediodía que se anuncia por medio de campanadas y estallido de bombas la procesión de la pasada de la Virgen hasta la Cofradía. Esta primera procesión la hace la imagen de la Virgen acompañada por la muñequita y la yegüita, que desde las 9 de la mañana sus encargados la han estado vistiendo y arreglando. Esta procesión consiste en un baile de la muñeca y la yegüita acompañada por una flauta de fondo.

Cuenta la leyenda que un 12 de diciembre, de vuelta de las fiestas, dos hermanos borrachos comenzaron a pelear, hasta el punto que sacaron sus machetes dispuestos a matarse. La gente alrededor, sin saber qué hacer, solamente comenzó a pedirle ayuda a la Virgen de Guadalupe, pidiéndole que de alguna manera impidiera que estos hermanos se mataran. De la punta del cerro apareció una yegua color canela, que “a patadas y mordiscos”15 los separó y luego desapareció.

“El hecho lo atribuyeron a una intervención divina y por eso incorporaron un baile a la celebración de la Virgen, para agradecer su intercesión.”16

Desde ese entonces, durante la procesión, al lado de la Virgen de Guadalupe siempre va un caballo de madera (conocido como la “yegüita”) realizando un baile al son de los tambores. Al llegar a la Cofradía, los presentes le rezan a la Virgen varias oraciones y luego ella es llevada a la casa de la “vestidora”. Es aquí donde le cambian su vestido y sus joyas; este acto se repite año tras año. El 12 de diciembre, el día oficial de la Virgen de Guadalupe, el procedimiento es parecido al del día anterior. Desde tempranas horas en la madrugada bombetas y pólvora despiertan al pueblo de Nicoya y luego todo aquel que lo desee puede partir hacia la casa del patrón de alborada donde lo espera un manjar. En la tarde, luego de la procesión y los rezos, se reúnen los fieles para escoger a los principales encargados de la fiesta para el año venidero.

14 Arauz Aguilar, Pedro; “Fiesta de nuestra señorita “la Virgen de Guadalupe” 11 y 12 de diciembre en Nicoya, Guanacaste”; inédito; Costa Rica, 1970; página 3.

15 Ibid.
16 Montoya, Yazmín; “Fusión de culturas”; Periódico La Nación; 25
de julio, Costa Rica, 2003.

Estas tres fiestas destacan por su originalidad y su capacidad de mantener una tradición antigua año tras año; todas triunfan en organizar una comunidad entera para una misma causa. La fiesta patronal de la Virgen del Carmen destacó en el 2004 por su inmensa celebración marítima, la fiesta patronal de San Ramón sobresalió por la cantidad de devotos que asistieron a la “Entrada de los Santos” y por último, la fiesta de la Virgen de Guadalupe se distinguió por el inmenso orden y la experiencia de los involucrados en organizarla. Luego de leer este resumen de la investigación, espero que los lectores se llenen de un sentimiento de humildad hacia las tradiciones costarricenses. Es el deber de cada uno mantener vivas estas costumbres que han acompañado al país por siglos, que son parte del costarricense y forman parte de la cultura popular del país. Confío en que este trabajo investigativo, sobre todo el trabajo fotográfico, funcione como inspiración para todo aquel que lo contemple. Al igual, espero que las imágenes finales sean imágenes que realmente transporten a los presentes a las fiestas patronales documentadas; deseo que logren cruzar las barreras del tiempo y cumplan su función primordial: documentar dichas fiestas patronales.

La investigación finalizada al igual que el ensayo fotográfico completo, titulado “De Vírgenes y Santos, a Patronos” se encuentra en la biblioteca de la Universidad Veritas. Su clasificación es: T-FOT0029, y en ella se puede encontrar más en detalle cada una de las tres fiestas patronales, al igual que la historia y los antecedentes de cada uno de los Santos.

muestras

Compártelo en redes sociales

Sobre el autor

Revista con temas del arte costarricense y del mundo, donde encontrarás diversos temas: fotografía, museos, artistas, cine, pintura y mucho más!

4 Responses to De Vírgenes y Santos, a Patronos

  1. irina says:

    yo queria las fechas no la informacion

  2. julio says:

    por favor podrian proporcionarme el telefono de la base naval de puntarenas de costarica y su correo electronico….
    gracias

  3. paco murcia says:

    buenos dias, me gustaria saber cuando se celebra el santo de zuleyka, gracias

  4. nayeli says:

    no to que ria una virgen son puras cabronadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>