Seleccionar página


Textos e imágenes suministrados por Galería Espacio Kubiko

El camino de un observador cualquiera, un yo Universal, que se mueve en una realidad imposible de enfocar de forma objetiva. Realidad que asume contornos más definidos solo entrando en la esfera de las percepciones del individuo.

Lúcida realidad, deformada por la visión subjetiva.

Mundo real, único y al mismo tiempo diferente según el ojo que la mira.

Maurizio Basile, la búsqueda de la evidencia del yo en la teoría de equilibrios

La obra fotográfica de Maurizio Basile indaga en el yo, en el yo profundo, en la evidencia del laberinto interior, buscando con simbolismos y percibiendo la alegoría como medio para alcanzar un fin iluminado.

En el fondo se plantea la visión de la vida desde el punto de vista del espectador que retrata la actualidad, pero, a la vez, se refleja el mismo, buscando la evidencia, a partir de una obra clara, directa, pero, a la vez, llena del misterio que le conduce a su propio descubrimiento.

Nacido en Roma el 5 de enero de 1969, el creador italiano viaja por muchos escenarios calientes del mundo, situación de los indios en Venezuela, Belgrado, Kosovo, Macedonia, Sarajevo, Eritrea, Bosnia, Serbia, protestas del G8 en Génova, Pakistán, Afganistán, Atenas, Roma, Venecia, Turín, Italia, España, Sicilia y Calabria.

Indaga a través de los diferentes vericuetos de la realidad, buscando la acción de destrucción y construcción, yin y Yang, positivo y negativo, encontrando los principios herméticos en la dinámica que mueve el mundo.

Comprende que todo se reduce a un tema de manejo de energías, unas para construir y crear, otras para destruir y descompensar.

No hay nada mejor que una visión devastadora, para querer ver la otra realidad de la transformación. Porque toda acción de destrucción encierra, en su profundo fuero interior, una necesidad de construir una evidencia nueva, una acción vital diferente que pueda ser capaz de regenerar la evidencia de una realidad que va más allá de lo que el cerebro capta.

Se considera un pensante acaparador de imágenes, un navegador por diferentes escenarios, que se instala en una relación de viaje, controversia y necesidad de descubrir el verdadero camino que nos conduce hacia el conocimiento de nuestro propio laberinto.

Las fotografías de su última producción hablan de un universo inmenso que está en nuestro interior, con respecto al que el paisaje exterior es atractivo, pero lo utiliza, en realidad, como excusa para ser coherentes con nosotros mismos, con nuestro yo más escondido.

Un yo que se instala en la verdadera evidencia de lo sensible iluminado, que es el reconocimiento de que no hay nada, todo es vacío, la forma se desvanece, de repente no hay paisaje, tampoco persona, tampoco ser, solo la evidencia, la posibilidad  de que todo haya sido un espejismo. Un cambio que transforma la verdad en una conjunción de verdades, en una suma de posibilidades que lo transmuta todo por obligación insinuada.

El caminante, viajero, observador, medita, piensa, construye, planifica, expande y desarrolla hasta el final de la dinámica, en la que vuelve a empezar. Busca la realidad, para superarla, o intenta que esta no lo supere a él.

Constata la diferencia y la desigualdad, la falta de solidaridad y la necesidad de amar. El mundo es amor, porque es energía positiva que transmuta la formulación de impulsos, que van más allá de las determinaciones que se encuadran en la alegoría del detalle.

Somos parte de un todo que se resiste a ser destruido, porque en el fondo, nada se destruye, todo cambia de estado.

La energía siempre ha existido, es y existirá, bajo diferentes formas, generando situaciones de muy diverso signo, pero está ahí, como parte de una evidencia que engloba a diferentes mundos, distintas dimensiones.

Hay muchos universos, pero están en nosotros, se encuentran en el todo, que es el uno, es decir en nuestro interior más preciado.

Cuando se hace el silencio, la mente no piensa, no emite pensamientos, ya no hay imágenes y entonces somos partes de la propia evidencia de lo insustancial, somos evidencia insustancial en sí, no somos ni cuerpo ni materia, solo energía.

Cabalgamos en la realidad, nos enamoramos y luchamos en múltiples realidades,  sumergiéndonos en situaciones distintas, cambiantes, que se expanden y se contraen, que se diferencian de uno porque son parte del uno en sí mismo.

El uno es el todo, el todo es la nada, la nada es vacio, el vacío está lleno, somos el mundo, por eso Maurizio capta paisajes, situaciones,  instantes, exhibiendo el poder energético del momento.

Los paisajes son como capas del conocimiento, las guerras pasajes de pesadilla, la construcción de nuevas realidades y estructuras, fórmulas que se sitúan en el cruce de caminos, en plena encrucijada, en la voluntad de potenciar  visiones que se entretienen en todo momento, en cada instante, en todo ámbito y lugar.

No hay espacio, es una dimensión relativa, al igual que el tiempo, todo depende de donde estemos, en el lugar que nos encontremos, de nuestra densidad matérica, de nuestra mente.

El universo es energía y mente, los animales son energía y son mente, todo lo que existe es parte del docudrama que viaja a lo largo del planeta, como si fuera un film en el que los actores interpretamos diferentes papeles, se suceden los estrenos, hay famosos, otros no tanto, pero los paisajes siguen ahí.

El ser, nuestro ser, mira, medita, contempla, busca, es alegoría, forma parte de la poesía, es instante supremo puro, formulación evidente del cambio permanente, de la evidencia insinuante, de la realidad cambiante, acto, actor, actriz, cine, temática, fotografía, instante, teatro, planeta, cámara, acción, imagen, la realidad del ser que viaja hacia el mundo platino del ensueño permanente y consolidado en su determinación por ser ante la forma invisible, insustituible, pero transparente, partiendo de un sutil hilo de oro que atraviesa el entramado de la acción.

Las fotografías han sido impresas en papel fotográfico ILFORD 290 Gallery, satinado desde soporte digital, sin ningún tipo de proceso de elaboración o retoque. Han sido montadas sobre paneles plastiblock de 15 mm., con tirada de 10 ejemplares.

Joan Lluís Montané

De la Asociación Internacional de Críticos de Arte (AICA)

Maurizio Basile

Nacido en Roma el 5 de Enero de 1969

1988/1991 – Reportero fotográfico para la revista “Frigidaire” (sección socio-cultural
nacional).

1993/1995 – Responsable de la sección gráfica para el estudio de proyección
pubblicitaria “W Art Graphic Centre “, Malindi – (KENYA).

1996/1998 – Colaborador en la sección de escenografía en el Centro de Producciones
TV-RAI – Roma.

1998/2001 – Reportero fotográfico independiente para revistas especializadas y
periodicos.

2001/2008 – Cameraman/socio en la sociedad de producciones televisivas “Red
Bros.” de Roma para reportajes, documentales realizados en Italia y el extranjero
para cadenas de televisión extranjeras (japonesas, americanas, alemanas, francesas
y españolas) e italianas.

Trabajos principales:

– Reportaje sobre la situación de los indios en Venezuela – 1999
– Belgrado, Kosovo y Macedonia – 1999
– Sarajevo, reportaje sobre el camino hacia la reconstrucción – 1999
– Eritrea, reportaje sobre el final del conflicto y la reconstrucción – 2000
– Bosnia y Serbia, reportaje sobre el tema del “uranio empobrecido” – 2000
– Protestas G8 en Génova – 2001
– Pakistan y Afganistan – 2001
– Reportaje sobre la contaminación por electrosmog en Italia – 2002
– Etna, documental sobre la actividad volcánica – 2002
– Atenas, preparación a las olimpiadas – 2003
– Roma, reacción popular a la enfermedad y muerte del Papa – 2004
– Venecia, proyecto Mose – 2004
– Turín, cambios en la ciudad en vista de las olimpiadas de invierno – 2005
– Italia-España, documental sobre la orden de los Jesuitas – 2006
– Sicilia-Calabria. Reportaje sobre las infiltraciones mafiosas en la instituciones – 2007
– Roma, reportaje de los “sin techo” – 2007
– Reportaje sobre la influencia en la estabilidad social de la immigración cladestina en el nordeste italiano – 2007

La muestra Reflexiones Globales, del fotógrafo Maurizio Basile, estará abierta del 1 al 30 de octubre del 2008 en la Galería Espacio Kubiko en Cardenal Tavera nº 1 28050 Madrid. Tel: (+34) 91.750.06.19 | (+34)615.92.79.79

Maurizio Basile ©2006 Todos los derechos reservados