Seleccionar página

Hoy me desperté con el tema de la exposición de Fernando Bayona dando vueltas en el aire.

El artista ha sido amenazado de muerte por la serie Circus Christi, trece fotografías alegóricas a la realidad urbana que utilizan los tópicos sobre la supuesta vida de Cristo como pretexto argumental.

A mi las fotografías me parecen estupendas, muy bien logradas, exquisitamente iluminadas.

Creo que la elección de la historia de los evangelios como pretexto narrativo es más que acertada para referirse al lado oscuro de la vida urbana.

¿Por qué alguien debería sentirse ofendido por ello?

¿Por qué su autor es hoy amenazado de muerte?

Esta debe ser como mínimo la diezmilésima vez que un artista presenta su propia versión de la vida de Cristo.  En ese sentido Fernando Bayona ha presentado una obra atractiva pero no ha inventando nada nuevo.

Es por eso que no entiendo como a estas alturas del siglo la gente sigue sin comprender que lo que es tabú para unos no lo puede ser para otros.

Si creemos en la libertad de expresión tenemos que aceptar que esta conlleva la posibilidad de ser ofendido, sea o no adrede.

Si como artistas nos obsesionamos por hacer un arte inocuo, que no cuestione u ofenda a nadie, entonces el arte pierde una de sus razones de ser en el mundo de hoy.

Hace unos meses cuando en Costa Rica se discutía el tema del estado Laico, la entonces candidata Laura Chinchilla afirmaba vía Twitter que no creía que ningún costarricense se sintiera ofendido porque se nombrara a dios en un juramento.

En ese momento yo le respondí que yo soy costarricense y humanista secular, para mi es risible que quienes gobiernan juren por una figura que para mi tiene tanta validez como jurar por Sauron Señor de Mordor, y sin embargo debo respetar que cualquiera jure por lo que considere sagrado, pero eso no debe impedir que exprese mi desconcierto al ver políticos no católicos legitimando esta creencia como la oficial de un estado, eso si me agrede como ciudadano y por lo tanto me ofende.

¿Es que existe ofensas más válidas que otras?

Los dejo que valoren por ustedes mismos la obra de Bayona, me parece que la cuidadísima puesta en escena de sus imágenes bien vale la pena estudiarse.

Provecho!

P.S.

No podía dejar pasar esta noticia si referirme a Dogma de Kevin Smith, y su razonamiento que dios debe tener sentido del humor, si no, no hubiera inventado el ornitorrinco .

Les dejo con el Cristo Colega de Dogma: