Seleccionar página

El martes 30 y el miércoles 31 de octubre a las 6:30 p.m. en el Teatro Popular Melico Salazar el público costarricense podrá  disfrutar de la Gran Fiesta de 20 Aniversario del “Farolito” (como popularmente se le conoce al Centro Cultural de España en Costa Rica).

La actividad será gratuita, como lo suelen ser todas las actividades que organiza en Centro, y el cupo es limitado (900 personas por día). Quienes deseen asistir podrán retirar sus entradas entre el 22 y el 25 de octubre de 8:00 a.m. a 3:00 p.m. en el Centro Cultural de España (200 norte y 200 este de la Iglesia de Santa Teresita, Barrio Escalante). Se obsequirá un máximo de 2 entradas por persona por noche.

Esta fiesta pretende ser un homenaje a las distintas expresiones artísticas y culturales que a lo largo de estos 20 años han pasado por las puertas del Centro Cultural de España en Costa Rica. La programación de cada día será una muestra variada, que abarcará desde música de cámara (del espacio “De música y músicos”), pasando por Calypso, música de los pueblos indígenas originarios de Costa Rica, cantautores y rock (del espacio “Rock en el Farolito”), además de circo, danza, mimos y muchas sorpresas más.

“Para el Centro Cultural de España es una gran dicha poder celebrar estos veinte años de trabajo al lado de bailarines, músicos, escritores, actores, cineastas, coreógrafos, directores, criticos, investigadores, gestores culturales y público; que con los años se han convertido en nuestros amigos. Para todos ellos y para el público que lo ha hecho sostenible, es esta fiesta“, afirmó Andrés Pérez, Director del Centro Cultural de España en Costa Rica.

Programación

MARTES 30 MIÉRCOLES 31
Cirko Vivo Cirko Vivo
Natalia Rodríguez (Flamenco)

“De música y músicos”:
Melvin Bonilla Solano (Saxofón Alto), Stacy Chamblin (Mezzosoprano), Ernesto Rodríguez (Tenor), Manuel Matarrita (Piano), Keren Rodriguez (Canto) y Eduardo Montero (Piano)

Max Goldenberg y Olman Briceño
Dionisio Cabal
Carolina Cabañas (danza con telas) “Rock en el Farolito”:
Niño Koi, Sight of Emptiness con Autoperro y Alberto Chaves
Proyecto Jirondai
Kawe Calypso
Cantoamérica

El Farolito, líder en la Red de Centros Culturales de la AECID

En Centro Cultural de España en Costa Rica abre sus puertas en 1992, inaugurando un peróodo de intenso diálogo cultural entre España y Costa Rica. Su labor se enmarca en las sólidas relaciones de cooperación entre ambos países, especialmente fructíferas en el movimiento cultural, y se integra en la Red de Centros Culturales de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

“El Farolito puede considerarse uno de los Centros pioneros de dicha red, la cual es uno de los principales instrumentos de la cooperación cultural española con Iberoamérica y cuenta en la actualidad con cerca de una veintena de Centros, presentes en prácticamente todos los países del continente americano y Guinea Ecuatorial”, afirmó Itziar Taboada Aquerreta, Directora Relaciones Culturales y Científicas.

En sus veinte años, la dirección del Centro Cultural de España en Costa Rica ha estado en manos de seis personas distintas: Clara Ballesteros, Jesús Oyamburu, Lidia Blanco, Nilo Fernández, Carlos Couto y Andrés Pérez, su actual director.

¡Un nombre muy luminoso!

Muy pocas personas de este país utilizan el nombre completo del Centro Cultural de España en Costa Rica. Para la mayoría de nosotros, su nombre es El Farolito.

Ese nombre sustitutivo comienza siendo un azar pues la casa que alberga su sede está situada junto a la pequeña Rotonda del Farolito, en Barrio Escalante. Pero los azares pueden pasar a ser una historia con sentido y los nombres a veces hacen que las cosas sean lo que son.

La sede del Farolito fue una casa tradicional de Barrio Escalante, un barrio céntrico de San José, diseñada por el arquitecto Roberto Villalobo. Dicha sede alberga, en la primera planta, al Centro Cultural de España. En su segunda planta Cooperación Española.

“No es un espacio desmesurado y en sus dos salas principales las personas necesariamente han de estar juntas. El espacio no hace posible demasiada distancia entre la gente. La sensación de intimidad y cercanía con el público y con quienes participan en las actividades es inevitable y apreciada. El Centro Cultural de España en Costa Rica sigue teniendo una escala muy acogedora. Es el hecho que esté en una casa”, afirmó Alexander Jiménez, historiador y filólogo a cargo de elaboración del libro conmemorativo “Tiempos del Farolito, veinte años del Centro Cultural de España en Costa Rica (1992-2012)”.