Seleccionar página

Por María Fernanda Flores Madrigal, colaboradora de ArtStudio Magazine

Desde mucho antes de las 5 de la tarde del día de ayer, en los alrededores del parque La Sabana, se veía mucho movimiento de gran cantidad de personas, en su mayoría jóvenes, gracias al concierto gratuito que ofrecería horas más tarde el grupo musical puertorriqueño Calle 13, como parte de la inauguración del Festival Internacional de las Artes (FIA).

A eso de las 8 de la noche, el parque josefino ya contaba con más de 20 mil personas, las cuales es su mayoría se encontraban a la espera de su grupo. Otros de ellos, no se hicieron presentes en los alrededores de la Tarima Kolbi, sino que participaron en las diferentes actividades que se ofrecieron durante todo el día como parte del inicio del FIA´12.

La cita con los boricuas inició a las 9:12 p.m., con una introducción de cuenta regresiva proyectada en pantallas, y fue a partir de este momento que los asistentes comenzaron a disfrutar de un concierto de casi 2 horas, un espectáculo muy similar a los ya ofrecidos en Costa Rica y en otros países por parte de René Pérez y su agrupación, pero muy bien aceptado por el público.

Más de 15 canciones ofrecieron Residente, Visitante y la Peje, iniciando con canciones muy conocidas y aceptadas por la fanaticada como Siempre digo lo que pienso, Baile de los Pobres, No hay nadie como tú y Vamo´ a portarnos mal; estas últimas tres coreadas por la gente por ser de las favoritas.

Con intervenciones entre las presentaciones, René -Residente- rescataba mensajes para la población sobre la importancia de la música, la cultura, el arte, la concientización ante la violencia, muerte,  la contaminación ambiental y la relevancia de brindar educación, esto lo mostró a través de una manta con letras pintadas que formaba la frase Educación Pública Gratuita y fue aquí donde Pérez se dejó decir: “Un país sin cultura es como un cuerpo sin alma”, frase aplaudida por el público.

Una vez más, sin pelos en la lengua, el puertorriqueño se expresa libremente y presenta su canción Ven y Critícame, dedicada a las personas que no disfrutan de su música y se dedican a criticarlo. Poco a poco fue transcurriendo el show, en donde a lo largo de las canciones se presentaba en las pantallas imágenes referentes a la lírica y recuadros en vivo del concierto.

Lucieron sus éxitos: Un beso de desayuno, La Bala, Pal´ Norte, seguido de un mix de sus canciones más antiguas en una versión más rockera de Suave y Chulin Culin Chunfly.

El tango del pecado, La Cumbia de los Aburridos, La vuelta al mundo y La Perla, esta última acompañada por el músico nacional Walter Flores, fueron las últimas presentaciones del grupo, disfrutadas principalmente por las personas que se encontraban al frente del escenario, ya que con el transcurrir del tiempo y debido al mal sonido la gente ubicada en las partes traseras, fue perdiendo el interés y hasta empezaban a abandonar las instalaciones.

Con distintas animaciones y frases destacables a lo largo del concierto por parte del ahora trío debido a las grandes intervenciones de la hermana de René, a eso de las 10 y 40 de la noche, Calle 13 empieza a finalizar su concierto con la famosa canción Atrévete-te-te  y se despide de Costa Rica agradeciendo la asistencia y apagan luces, a lo que la gente considera el fin del concierto, sin embargo el grupo salió nuevamente a “Calmar al Pueblo” interpretando temas como este y Muerte en Hawai, Latinoamerica y el gran cierre de la Fiesta de Locos.

Una noche disfrutada principalmente por los jóvenes, con pocos disturbios y con un final que aparentaba más expectativas, pero con la sorpresa de muchos ante la presencia de 60 mil personas que visitaron la noche del viernes en el Parque Metropolitano La Sabana.