Seleccionar página

Hay que aceptarlo, el fútbol es pasión para quienes de una u otra manera estamos o hemos estado involucrados con él.

Esa pasión, cuando se expresa de manera positiva, pone los pelos de punta, sobre todo en países donde se vive este deporte con mayor intensidad.

El fenómeno social llamado fútbol no escapa al arte, mucho menos al cine y la televisión, y prueba de ello es el reality show argentino “Atlas: La Otra Pasión”, una idea original de Maxi Ambrosio (quien funge como conductor) producida por Autobombo TV y difundido por Fox Sports, acá en Costa Rica los lunes a las 11:30 pm. El programa ganó el prestigioso premio Martín Fierro como mejor programa deportivo de la televisión por cable del año 2006.

El Club Atlético Atlas milita en la Primera División D, la última del fútbol federado de la Argentina, y durante sus 57 años de historia ha lidiado con toda clase de situaciones adversas para poder lograr el ansiado ascenso a la siguiente categoría.

En este momento se emite la quinta temporada del programa, por demás excelentemente producido, editado, musicalizado (logrando niveles épicos) y conducido. El equipo ocupa las primeras posiciones de un campeonato compuesto por 17 equipos más que juegan a dos vueltas todos contra todos, los ocho primeros clasificados acceden al torneo reducido del cual sale el campeón. Un duro y largo camino, tomando en cuenta que los futbolistas solo lo son a medio tiempo y juegan más por amor a la camiseta que por dinero, en otras palabras, lo hacen por conseguir la gloria.

Yo lo descubrí hace como dos años y medio durante una sesión de “zapping” y quedé enganchado, sobre todo porque en algún momento de mi vida mis momentos más felices fueron sobre alguna cancha abierta de fútbol jugando campeonatos durísimos domingo a domingo.

Como en toda producción hay personajes con un carisma especial, algunos ya no son partícipes del “elenco” estelar como Carlos Bello, guardameta, o Néstor Retamar, director técnico, quien infundía un coraje desbordante durante sus charlas motivacionales antes de cada encuentro. En la actualidad se mantienen en el equipo, por citar algunos, el goleador Wilson Severino, emprendedor empleado del sistema ferroviario, el incansable Ricardo Cánepa vice presidente de la institución, quien entrega su vida y más por conseguir todo lo que el equipo necesita para mantenerse en la lucha y el psicólogo Bernardo Estamateas, encargado de motivar al plantel y hacerlo un grupo social más llevadero.

Capítulo aparte merece Pablo Abel, locutor radial quien narra los partidos del equipo semana a semana con un sello muy particular, iniciando siempre con un “tarrrrde soleada en…” seguido a veces por varios “la que lo parió…”. Cuando grita un gol de Atlas… bueno, hay que escucharlo para hacerle justicia.

El programa no es sólo sobre fútbol, me atrevo a decir que su éxito, o gran parte de él, pasa por mostrarnos la faceta humana de personas comunes, humildes y trabajadoras que comparten la pasión por un objetivo que desean alcanzar con todas sus fuerzas. Nos identificamos porque a final de cuentas todos tenemos esa meta a la que deseamos llegar, aunque sea de barrida y en el minuto 90.

Más sobre el Club Atlético Atlas (tomado de Wikipedia)

El Club Atlético Atlas es un club de fútbol argentino de General Rodríguez, provincia de Buenos Aires. Participa en la Primera D, última división para los equipos directamente afiliados a la AFA. Fue fundado el 17 de agosto de 1951. Su estadio lleva el nombre de Ricardo Puga (hombre fundamental en la historia y el crecimiento de Atlas), y tiene una capacidad de alrededor de 2.500 personas. El clásico rival de Atlas es L.N. Alem.

Visita el sitio web oficial de Atlas.

Así se vive, y se sufre, un partido de Atlas (2007)