Seleccionar página

La era Blaze.

Por: Orlando Aguirre y José Campos.

Para finales de 1994, luego de una extenuante búsqueda, Blaze Bayley es anunciado como la nueva voz de la doncella. Bayley, miembro en ese entonces de la agrupación Wolsbane, era un viejo conocido pues había teloneado a Maiden en algunas ocasiones durante sus últimas giras.

Al año siguiente, sale a la venta el primer álbum de esta nueva etapa: The X Factor.  El material de tono sombrío, presentaba canciones como Sign of the Cross o Man On The Edge que destacan de los demás temas por su complejidad y producción.  A pesar de un aceptable desempeño en ventas, The X Factor no fue muy bien recibido por la legión de fans. Aún así la gira se llevó a cabo cumpliendo con las expectativas de la banda.

Luego de la edición de su primer recopilatorio titulado The Best of the Beast, la doncella se embarca en la producción del Virtual XI el cual vio la luz finalmente en 1998.  El resultado final no mostró nada nuevo e incluso la falta de química entre Bayley y el resto de los miembros se hizo muy evidente. La reacción de la audiencia no se hizo esperar pues lo consideraron como una broma de mal gusto e incluso calificándolo como el peor en la historia de Maiden.

Durante muchas presentaciones los espectadores abuchearon el pobre desempeño de Blaze en el escenario. En general éste era cualquier cosa menos lo esperado pues su voz no se ajustaba a temas de los discos anteriores como The Trooper o Run to the Hills. Esto trajo además como consecuencia fuertes críticas posteriores por parte de sus compañeros que lo llevarían abandonar el grupo durante la gira. Muchos denominaron estos hechos como un fracaso total y por ende vaticinaron el final del camino para Iron Maiden.

Una nueva era

Para 1999, luego de una serie de rumores, se anuncia el regreso de dos viejos conocidos: Bruce Dickinson y Adrian Smith. La noticia  trajo gran alegría a la fanaticada pues con ello la banda regresaba a su alineación más exitosa. Como apoyo a la gira se edita el disco EdHunter, un recopilatorio con veinte temas elegidos por los mismos fans a través de la Internet el cual además incluía como novedad un juego de video con Eddie como personaje principal. La gira comprendió varios lugares de Europa anunciando a todas luces el regreso de una renovada doncella a los escenarios.

Posteriormente en el 2000, se lanza el álbum A Brave New World el cual presentó como gran novedad el trío de guitarristas compuesto por Smith, Gers y Murray. Con esto la banda produjo canciones llenas de una gran fuerza y agresividad musical cosechando excelentes críticas y una muy buena acogida por parte de la audiencia. Tal fue el éxito del material que Maiden fue llamado a cerrar el festival de Rock In Río en Brasil.  De este concierto se extrae el álbum Rock In Río (2002) el cual daba una vez más testimonio del fuerte resurgimiento de una de las bandas más emblemáticas del heavy metal.

Al año siguiente Maiden regresa con el disco Dance Of Death el cual se caracterizó por tener un ambiente oscuro y un sonido con ciertas características mediavales. Nuevamente, debido al gran éxito de la gira y confiados de su reputación de ser un excelente grupo en vivo, se vuelve a editar un nuevo concierto bajo el nombre de Death On the Road.  A diferencia del Rock In Río, este nuevo espectáculo presenta una decoración más teatral creando un aire más íntimo con el espectador, caracterizada a su vez  por interpretaciones histriónicas más complejas por parte de Dickinson.

Luego de esta gira, se realizó un tour más pequeño para promocionar el DVD The Early Years el cual resumía los primeros años de la banda hasta la gira de 1983. Después de dicha promoción, volvieron al estudio para realizar su último trabajo conocido hasta la fecha: A Matter Of Life And Death.  El disco se ubicó desde su primera semana en el Top 10 de Billboard en Estados Unidos cosechando excelentes comentarios debido a su complejidad musical y a la inclusión de algunos elementos progresivos durante su desarrollo. Muchos críticos lo consideraron el mejor lanzamiento musical de la industria de dicho año.

De vuelta al pasado…

El legado de la banda continúa luego de finalizar su última gira. Desde el 2008 han realizado su tour Somewhere Back In Time. Dicho espectáculo se basa totalmente en la mítica gira del Powerslave de los años ochenta. En cuanto al repertorio, éste comprende una lista de canciones desde su primer disco hasta el archifamoso Seventh Son Of A Seventh Son, cubriendo así lo llamado por muchos como la etapa mas emblemática de la banda. La ambiciosa travesía ha abarcado una distancia de más de 50.000 km con visitas a países como Australia, Estados Unidos, México, Costa Rica, Colombia y prácticamente toda Europa.

Como apoyo, se lanzó la edición en DVD del concierto Life After Death y un nuevo recopilatorio titulado Somewhere Back In Time: The Best Of 1980-1990, centrado en los éxitos de la década de los 80.

Actualmente, y como es sabido por todos, la banda se concentra para una última etapa de dicha gira que tendrá desarrollo nuevamente en distintos países como México, Costa Rica y Brasil. Para finales del presente año la banda lanzará un compilado de la gira tanto en DVD como Blu-Ray además de su más reciente documental: Flight 666.