Seleccionar página

La era dorada II: Perdidos en el tiempo.

Por: Orlando Aguirre y José Campos.

A principios de 1986 Martin Birch vuelve a reunirse con Harris y compañía para  grabar el material perteneciente al Somewhere In Time. Para este álbum Adrian Smith da un mayor aporte en las composiciones de varios temas. Se incluyó la utilización de teclados y sintetizadores para reforzar ese “aire futurístico” que deseaban utilizar en el concepto del álbum. De esta forma, la banda adquiere un sonido un poco artificial, elemento no muy aceptado por un gran número de seguidores. A pesar de su buena calidad, el recibimiento fue algo tibio sorprendiendo a los miembros del grupo, quienes esperaban que sus fans “crecieran simultáneamente” con la propuesta.  Con los años, esto ha llevado a la banda a dejarlo un poco de lado en la lista de canciones de sus giras posteriores.

Dos años después se  presenta lo que ellos consideran como su primer disco conceptual: Seventh Son of a Seventh Son. Este se basó por completo en la famosa leyenda medieval en la que el séptimo hijo de un séptimo hijo varón tendría una serie de poderes tanto sobre las fuerzas del bien como las del mal. De este álbum se extraen las excelentes Can I Play with Madness y The Clairvoyant como sencillos de punta de lanza.

Sin embargo no todo era alegría y éxito en la banda. Adrian Smith, quien junto con Dickinson y Harris había adquirido un importante papel en el aspecto compositivo decide partir e iniciar su propio proyecto. La noticia causó conmoción entre los fans quienes lo consideraban como pieza vital en las filas de la doncella.

Los conflictivos años 90

La hora de ingresar al estudio se acercaba y para ese entonces la banda contrata a Janick Gers, un espigado y polifacético guitarrista, como reemplazo de Smith.   Gers era un viejo conocido de Bruce con quien había colaborado en algunos proyectos independientes. No Prayer For The Dying vio finalmente la luz el 1 de octubre de 1990. El álbum recibió comentarios encontrados pues se le consideró inferior a lo hecho anteriormente por asumir un estilo más simplista y superficial. Durante la gira, Gers logró ganarse a los fans gracias a sus constantes payasadas caracterizadas por una gran energía y entrega.

Dos años después se lanza el disco Fear Of The Dark. El material logró un mejor desempeño que el anterior en el ranking británico logrando el segundo puesto. Este sirvió de una reconciliación con varios de sus fans quienes se habían alejado un poco debido a los últimos resultados de la banda. Hasta la fecha este disco es  considerado como más el oscuro y el primero en que Derek Riggs no figuró como ilustrador principal. En su lugar se contrató a Melvin Grant quien le dio a Eddie un “look” más siniestro acorde con las necesidades creativas del material.

Sin embargo, a pesar de seguir llenando estadios, los largos años de intenso trabajo empezaron a hacer mella en la banda creando constantes rumores de una pronta separación. En 1993 Dickinson anuncia su partida de la banda. La noticia fue una sorpresa tanto para los fans como para los restantes músicos de la agrupación pues según Harris, Bruce nunca había tenido conflicto durante su estadía en la doncella. Como parte de las actividades de despedida, se lanzaron tres discos en vivo:   A Real Live One, A Real Dead One y Live At Donington. Una vez finalizada la gira, Bruce anuncia el lanzamiento de su segundo disco solista: Balls To Picasso.

Próximo capítulo: La era Blaze.

No te pierdas ningún capítulo nuestro especial de Iron Maiden en Costa Rica, síguelo aquí.