Seleccionar página


Las revistas, los libros que acompañan a los CD y los carteles cinematográficos componen mi ‘top 3’ de piezas favoritas de diseño.

Pocas veces pasa por nuestra cabeza, inclusive si trabajamos en diseño gráfico, la cantidad de opciones y propuestas que llegan a tomarse en cuenta para la elaboración de la serie de cuatro o cinco carteles que componen la promoción de una película. Tampoco somos muy conscientes de quien o quienes están a cargo de tan rica tarea.


Leyendo en un blog sobre la película The Dark Knight, tuve la fortuna de encontrar  el nombre de Tomasz Opasiński, artista polaco encargado de desarrollar un sin fin de estas piezas que se distribuyen en los cines de casi todo el mundo. Es increíble la cantidad de conceptos terminados, no bocetos a lápiz en una hoja blanca, sino verdaderos artes finales que son desechados para su utilización en las campañas promocionales. Es algo así com la edición especial de National Geographic de las mejores fotografías no publicadas, simplemente impresionante.

Y no es de extrañar puesto que Opasiński es un internacionalmente reconocido experto en el uso de Adobe Photoshop, certificado por la misma empresa fabricante y ganador de innumerables reconocimientos como el premio de la Asociación Internacional de Webmasters y Diseñadores, el Premio Guru por la excelencia en el uso de Photoshop, además de ser miembro, no podía ser de otra manera, de la Asociación Nacional de de Profesionales de Photoshop.

Al entrar a su sitio web la muestra de su trabajo es impresionante y no para. También hace algo de fotografía, arte experimental y es más que destacada su sección de evolución, en la cual gracias a animaciones podemos ver como el inicio y el resultado final del diseño de varios de sus carteles más destacados.

El trabajo de Opasiński para la industria del entretenimiento se redondea con diseño de carteles para series de televisión y carátulas para videojuegos.

Con toda seguridad podemos afirmar que nadie en la industria del cine tiene tantas películas en su haber como él, solo por mencionar dos de las más recientes podemos citar a The Dark Knight y Hellboy II. Un trabajo realmente sólido, inspirador y digno de ser incluído en los clásicos del diseño gráfico de todos los tiempos.