Seleccionar página

Información suministrada por el Museo de Arte y Diseño Contemporáneo
Primera exposición Carbono Neutral
Diseño

Etimológicamente la palabra diseño deriva del término italiano disegno, que tiene su raíz en el latín signa – signum que significa señal, marca o insignia.

El mundo y el concepto del diseño es desafiante, apela a retos a veces insospechados y representa para el profesional en diseño muchas satisfacciones. A nivel histórico, los movimientos artísticos de la segunda década del siglo XX, como el Cubismo, el Dada y el Constructivismo, entre otros, así como la escuela alemana de diseño Bauhaus, plantearon también desafíos y generaron cambios importantes en cuanto a una nueva visión para aproximarse al problema del diseño y sus aplicaciones, principalmente para racionalizar y sistematizar el proceso de investigación, concepción, programación, proyección y realización de lo ideado.

El acto de diseñar es el inicio en la búsqueda de soluciones creativas a necesidades de y para el ser humano. Usualmente el o la diseñadora recurre a realizar notas, bocetos, dibujos, esquemas o planos para plasmar todas las características de lo que será el resultado final; resultado que debe satisfacer a cabalidad los objetivos que se hubieran planteado inicialmente.

El concepto diseño se utiliza principalmente en el contexto del diseño ingenieril, arquitectónico, del vestir, el gráfico, de productos, audiovisuales y muchas otras disciplinas o aplicaciones que tienen como punto de partida la creatividad y la configuración mental, o pre-figuración, para solucionar necesidades específicas.

El diseño es por tanto un eslabón del sistema del proceso productivo, y a la vez es la propuesta que, resultado de la investigación empírica o académica, permite poner en práctica, y de manera armónica en forma y función, la idea de un objeto, una imagen, e inclusive un servicio, ya sea para la industria, la construcción, la comunicación o la generación de productos. Esta idea puede ser tanto innovadora, como también una visión diferente y mejorada de algo ya existente.

El proceso de diseño es complejo y demanda mucha observación y análisis de las necesidades a satisfacer, implica planeamiento y proyección clara para solucionarlas, y requiere de una ejecución de alta calidad y durabilidad para producir y materializar la idea inicial, generalmente con participación interdisciplinaria y constante en el desarrollo del proyecto; en fin, requiere de lograr la sustentabilidad del diseño, del entorno y de su propia práctica.

Hugo Pineda

Curador

Costa Rica, Ag. – Nov. 2009

“Lo esencial de la tarea de diseñar reside en la capacidad de imaginar cómo se comportarán las cosas antes de que existan”

André Ricard, 2007

(…) “¿Qué sería de la vida cotidiana sin un diseño apropiado para cada una de las cosas y objetos?.” (…)

Arq. Damiaco Franco

“El verdadero trabajo del diseñador comienza cuando los objetos que ha creado se empiezan a usar.”

Amparo Prieto

“El usuario decide lo que significa “uso” y también lo que significa “adecuado”.”

Juran, 2004

Diseño social: “ (…) aquella actividad productiva que intenta desarrollar el capital humano y social al mismo tiempo que productos y procesos provechosos.”

Víctor Margolin
Diseño Responsable
Los proyectos de Diseño Responsable son aquellos que articulan de manera integral los componentes de la sostenibilidad: economía, ambiente y sociedad. En este marco conceptual, los proyectos deben dimensionar la eficiencia en el proceso y en el resultado, el adecuado uso de los recursos, tanto materiales, económicos como humanos, impactar de manera positiva a las comunidades y al ambiente, todo ello acompañado de una reflexión permanente, que fortalezca la concientización y la promoción del concepto de Diseño Responsable con sentido de innovación para el mejoramiento en la calidad de vida.

Diseño Responsable implica también el desempeño ético del oficio, el profesionalismo, la responsabilidad social, la maximización de los recursos y de los beneficios, la reducción del impacto ambiental, el crecimiento sostenible, la generación de oportunidades comerciales, la consciencia responsable de los efectos que generan las conductas de producción y consumo, la aplicación de metodologías, la evaluación del proceso y de los resultados, creatividad y experimentación hacia la innovación, entre otros.

La exhibición Diseño Responsable , desde su planteamiento y la convocatoria, ha significado un acercamiento a este concepto de diseño. A la convocatoria acudieron 104 proyectos de 55 diseñadores (as), de los cuales fueron seleccionados 41 proyectos y 63 objetos de 31 diseñadores (as); 5 corresponden a propuestas colectivas, siendo la mayoría individuales.

Algunos diseñadores y diseñadoras costarricenses han planteado proyectos con componentes económicos, ecológicos, sociales y/o culturales. Algunos proyectos están permeados por uno o varios de estos componentes; sin embargo, son menos los diseños que tienen intenciones de incidir de manera directa en el ámbito social o que contemplan a todos ellos. Contrario a ello, la mayoría de proyectos se perfilan como propuestas tendientes a mejorar el ambiente. Otros proyectos son alianzas estratégicas entre diseñadores, entre diseñadores y artistas plásticos, o bien entre diseñadores y empresas privadas con proyectos de responsabilidad social empresarial.

El proceso de selección, de implementación y de montaje de los proyectos funcionó como espacio para la experimentación, donde, si bien algunos de los proyectos de la exhibición no fueron ideados en su fase inicial como proyectos para Diseño Responsable , son ahora algunos ejemplos de hacia dónde podrían apuntar propuestas de nuevos proyectos en esta dirección. Los proyectos donde el componente social o su desarrollo son su motivación principal deben crecer en cantidad y ser fortalecidos por los otros ámbitos de manera integral. Por otra parte, proyectos tendientes a fortalecer la imagen país, no necesariamente por un interés de índole turístico, sino como mecanismo diferenciador, potencialmente tendrían mayor posibilidad de movilidad comercial de los productos de diseño.

La exhibición también ha permitido sumar esfuerzos para intercambiar experiencias entre los profesionales y coadyuvar al reconocimiento de la labor de los profesionales en diseño y al empoderamiento de este sector.

Para efectos comunicativos se ha dispuesto de íconos que le servirán como guía para reconocer en cada proyecto sus principales características en cuanto a los ámbitos más fuertes contemplados para efectos de la selección de cada proyecto para la muestra.

La experiencia del trabajo curatorial y de puesta en escena de los proyectos ha permitido hacer una enriquecedora labor conjunta y de seguimiento entre las partes involucradas – curador / museógrafo y diseñadores-, donde los proyectos han potenciado y puesto en perspectiva los alcances futuros de cada uno de ellos. A la vez, la exhibición representa un detonante para el concepto de diseño que nos ha convocado: Diseño Responsable , concepto que deberá ser en lo sucesivo un norte para muchas de las aplicaciones del diseño en general y una obligación para empresas e instituciones públicas, privadas y académicas que tienen el diseño como uno de sus ejes transversales.

Sobre Costa Rica Neutral
El cambio climático es un fenómeno que recuerda que formamos parte de este planeta y que nuestras acciones tienen consecuencias que no conocen fronteras. El cambio climático es un problema de todos y su solución también nos involucra a todos.

La educación y la sensibilización ambiental son necesarias para generar un cambio cultural y una ciudadanía ambiental que piensa globalmente y actúa de forma local.

La organización Costa Rica Neutral y Aerobell son los aliados del Museo de Arte y Diseño Contemporáneo para hacer de la exposición Diseño Responsable la primera en ser Carbono Neutral en el país.

Neutralizar esta exhibición implica cuantificar las acciones cotidianas del equipo de producción y de los diseñadores (transporte, consumo de energía eléctrica, combustibles fósiles y producción de desechos orgánicos), además las emisiones de los visitantes durante el transcurso de la exhibición. Al final se hará un estimado de toneladas de Gases Efecto Invernadero producto de la muestra.

Gracias al patrocinio de Aerobell retribuiremos económicamente el CO2 que emitimos a la atmósfera desarrollando un proyecto social educativo.

En esta experiencia conjunta el aprendizaje ha permitido tomar conciencia del impacto de las decisiones sobre lo que nos rodea, y la posibilidad de hacernos responsables de las consecuencias.

¡Neutralicemos las acciones nocivas al ambiente!

Inauguración: jueves 19 de noviembre, 7 p.m.
Podrá visitarse hasta el 21 de enero 2010
Salas 1 y 2