Seleccionar página


El género del boxeo ha sido sin duda uno de los géneros deportivos que mas han inspirado a Hollywood. Desde Rocky y Raging Bull hasta propuestas mas recientes como Ali, este género ha mostrado una gran versatilidad para contar historias ya sea desde una perspectiva espectacular hasta algo un poco mas personal.

The Fighter es el mas reciente exponente de una temática venida a menos en los últimos años. La película, basada en una historia real es estelarizada por Mark Walhberg, Christian Bale y Amy Adams. Esta cuenta la historia del boxeador Micky Ward, de su relación con su medio hermano mayor Dicky Ward y de como logró ganar el campeonato de la WBU en la división del peso welter.

Desde su inicio, el filme opta por asumir este relato desde un punto de vista mas introspectivo y personalizado de sus personajes. Su óptica los expone como meros seres de carne y hueso, consumidos por completo dentro de una gran adversidad que caracteriza un vecindario norteamericano.  Esta hábil decisión del director David O. Russell permite describir personajes con mas profundidad,  con defectos y virtudes definendo así la escencia de una historia  humana en la cual el término de lucha va mas allá de un simple cuadrilátero.

Si bien el argumento se desarrolla con solvencia, en ciertos momentos se siente cierto desbalance rítmico.  Sin embargo esto no provoca que el filme se debilite en términos narrativos. El enfoque realista dado por el realizador  se ve a su vez fortalecido por un excelente uso de cámara a través de sugestivos planos medios y “close ups” creando asi una atmósfera mas natural la cual incorpora de forma oportuna tintes provenientes de la producción documental. Todo esto se complementa con el buen trabajo del equipo actoral, dentro del cual destacan Christian Bale y Melissa Leo. Ambos actores se consumen por completo en sus personajes,  “robándose el show” a lo largo del filme.

The Fighter prueba una vez mas que el género del boxeo esta lejos de acabarse en la gran pantalla. Si bien su historia se aleja de estereotipos creados a través de los años, esta es en cierta forma algo predecible, pero sin duda se sostiene como un sólido drama cargado de gran humanismo. Un filme altamente recomendado tanto para fanáticos como para no seguidores del mundo del boxeo.


Calificación: 8.5