Seleccionar página

La entrega de los premios Oscar es una de las actividades más esperadas del año. En cada edición, la academia de Artes y Ciencias Cinematográficas condecora a lo mejor del llamado cine comercial. Sin embargo, como ha sido costumbre en las últimas entregas, las decisiones de la Academia, en cuanto a lo que es lo mejor, han generado reacciones encontradas. La teoría de que ya no es lo artístico, sino el éxito comercial lo que realmente cuenta, es uno de las tantas que se escuchan con frecuencia por parte de la prensa especializada, la cual ha catalogado la ceremonia simplemente como un “show” más. Para esta ocasión, las nominaciones no generaron sorpresa alguna, hecho que refuerza la teoría de que “el pastel está repartido” desde hace rato. Películas como “The Aviator”, “Finding Neverland”, “Million Dollar Baby” y “Closer” encabezan las nominaciones, y se perfilan como las claras favoritas de una noche, de la cual, “The Passion Of The Christ” fue excluida de las categorías principales y el documental “Farenheit 9/11” brilla por su ausencia. ¿Pero… realmente los filmes nominados son tan buenos como la Academia predica? Para responder a tal interrogante, es necesario comentar las cuatro preferidas de la Academia.

¿Oscar a Di Caprio?
Considerada como la película de la temporada, “The Aviator” de Martin Scorcese, es la favorita para dominar la noche de los premios Oscar. Scorcese recibe otra nominación como mejor director, mientras que Leonardo DiCaprio recibe su primera como mejor actor. A pesar de lo visto hasta ahora, muchas personas se preguntan el verdadero significado de algunas de las nominaciones. En el caso de Scorcese, reconocido por películas como “Good Fellas”, “Taxi Driver” y la muy reciente “Gangs of New York”, los críticos opinan que su nominación se debe más a una estatuilla que debió haber recibido hace mucho tiempo y no tanto por la calidad de su última propuesta. Este tipo de casos ha sido una costumbre de la Academia, ya que se han presentado no solo con directores, sino también con actores quienes ganaron posteriormente por una actuación de menor calidad. De esta manera se ha logrado “saldar la deuda” de algún trabajo anterior. En el caso de Leonardo DiCaprio, después del éxito de “Titanic”, su carrera ha venido a menos al involucrarse en proyectos mediocres y de poca relevancia. Es por este motivo que muchos analistas ven la nominación como una campaña para darle un nuevo aire a la carrera de un actor quien, pese a su estatus de estrella, no ha mostrado grandes cualidades histriónicas en la gran pantalla. Su actuación como el excéntrico Howard Hughes, es considerada por muchos como un trabajo apenas regular, muy por debajo de la calidad que debe tener un verdadero aspirante al Oscar.

Los otros contendientes
A pesar de que “The Aviator” goza de gran parte del apoyo de la Academia, otros de los contendientes presentan elementos interesantes que los pueden hacer acreedores a una estatuilla. El drama erótico “Closer” de Mike Nichols, es una de las sensaciones de la temporada. El filme ha sido catalogado por la crítca como una propuesta interesante y atrevida, lo cual le ha valido nominaciones a Natalie Portman y Clive Owen como actores de reparto, quienes por cierto, aparecen por primera vez en una lista de contendientes al Oscar. Otra propuesta es “Million Dollar Baby” de Clint Eastwood, quien está nominado como mejor director y mejor actor por un filme que, según los especialistas, posee una calidad muy superior al resto de nominados pero que no goza del “favoritismo” de “The Aviator”. En él actúan Morgan Freeman y Hilary Swank, quien, además, recibe su segunda nominación por parte de la Academia.

Pero al hablar de las películas anteriores, es necesario mencionar a “Finding Neverland”, otro de los favoritos. Elaborada por Marc Forster (Monster´s Ball), cuenta con la actuación del estadounidense Johnny Deep y la británica Kate Winslet. La propuesta narra la amistad de Sir James Matthew Barrie con la familia que sirvió como fuente de inspiración para escribir el famoso cuento infantil “Peter Pan”. El filme, con 7 nominaciones, obtuvo buenas críticas, en las cuales se alaba el humanismo presente en el guión, su puesta en escena y en especial, la labor de Deep y Winslet, ambos candidatos por segunda vez a un Oscar. Sin duda alguna, estos atestados le sirven a cualquier película para merecer un galardón, pero… ¿serán lo suficientemente fuertes para vencer a “The Aviator”?

Es notable que, conforme pasa el tiempo, la Academia ha ido variando sus estándares de calidad, donde factores como el éxito de taquilla y las muy conocidas deudas hacia productores, han empezado a adquirir un peso que ha despretigiado el galardón. Sin duda alguna, una ceremonia que durante muchos años fue sinónimo de calidad, se ha transformado en un “show” más de la televisión estadounidense, donde los galardones que en un tiempo fueron sinónimo de excelencia, han sido reducidos a simples símbolos publicitarios a favor de sus acreedores.