Seleccionar página

Bolt, de Walt Disney Pictures, llega finalmente a salas costarricenses como la producción encargada en inaugurar los modernos equipos para proyección en tercera dimensión.

El filme, producido por el veterano John Lasseter (Cars, Toy Story 1, 2 & 3) es un nuevo intento de la conocida compañía por realizar propuestas animadas de forma totalemente independiente de los estudios Pixar, la compañía que verdaderamente los ha sostenido durante todos estos años. El filme cuenta con el talento vocal de John Travolta y Miley Cyrus en los personajes principales de una aventura agradable, bien construida la cual puede significar el retorno triunfal de Walt Disney Pictures al mercado del cine animado.


La dirección de Byron Howard y Chris Williams es bastante clara: desde un principio saben lo que buscan contar y van directo a ello sin mucho tapujo: Bolt, una estrella televisiva canina escapa de los estudios en busca de Penny, su co-estrella a quien fue supuestamente secuestrada. A raíz de esto, el perro inicia un viaje de autodescubrimiento y de conocer el mundo real del cual había estado ausente por mucho tiempo.

Si bien es cierto la imitación de elementos presentes en trabajos como Los Increíbles y Ratatouille (por mencionar algunos), no se le puede negar que este filme posee una identidad definida.  Este tiene la virtud de mezclar dichos recursos con elementos típicos de los filmes clásicos de Disney sacrificando un poco el tono de la película hacia una aventura más dirigida al mercado infantil que adulto.

Su estructura argumental se alimenta de personajes muy bien definidos e intervenciones cómicas oportunas sin llegar a saturar o abusar de este recurso (como ha sucedido en otros filmes). El talento vocal (en su versión en inglés) cumple de forma acertada con su trabajo. Travolta logra imprimirle personalidad a la canina estrella en su aparatoso viaje de autodescubrimiento,  pero por sobre todo destaca la excelente intervención de Mark Walton como Rhino el hamster quien (hay que admitirlo), se roba el show de gran forma.

Desde el punto de vista de animación, la propuesta se mantiene mostrando buenos manejos de texturas y una acertada emulación de movimiento con los personajes rescatando en este apartado excelentes resultados como recrear de manera efectiva el comportamiento corporal real de las palomas.

A pesar de ciertas falencias propias de un hilo narrativo bastante lineal, Bolt logra salir avante como película animada y definitivamente una agradable sorpresa para quienes pensamos que fuera de Pixar es difícil que alguien pueda crear algo divertido y refrescante.

Calificación: 8