Seleccionar página

La 240

Ya era hora, los días 19, 20 y 21 de marzo del 2004 serán los días de los jóvenes realizadores de video. Serán los días de La 240.

240 son las líneas de resolución horizontal del video en VHS, y es el nombre de la Primera Muestra de Realizadores Jóvenes en video documental, ficción y videoarte, el nombre no tiene nada de gratuito.

La necesidad de una muestra joven

En los últimos años se han dado una serie de circunstancias, abaratamiento de las herramientas de producción, centros de aprendizaje, acceso a productos audiovisuales alternos a los tradicionales (made in Hollywood), que han generado una efervescente inquietud audiovisual.


Todos hemos conocido en algún bar a alguien, que si no está trabajando en un proyecto de video tiene en la cabeza una idea para llevar a cabo.

Sarcasmo a parte, el hecho que podamos ir por la calle y encontrar a tantas personas interesadas en la realización audiovisual va más allá de una moda, es un síntoma, existe una necesidad real de los jóvenes por crear su propio imaginario audiovisual, y no limitarse a las representaciones prefabricadas por las transnacionales del entretenimiento.

Uno se preguntaría: Bueno eso del imaginario y bla bla esta muy bien, pero ya existen otros mecanismos de difusión para la producción audiovisual de nuestro país. ¿Que necesidad existe de una muestra joven?

Bien, existe una gran diferencia entre las realizaciones de quienes se han abierto un nicho y cuentan con el respaldo de productoras y la aprobación del público, y la realización casi sin presupuesto de quienes realizan impulsados por la inquietud. Esta última entra a competir en igualdad de condiciones con las primeras, y termina casi invisibilizada.

Ahí es donde aparece La 240, ante la ausencia de un espacio dedicado a este tipo de productos audiovisuales, La 240 pretende ser una muestra para la difusión, la interacción entre el público, los realizadores y otros realizadores, ver que producen otros y estimular más producción.

Sobre La 240

Que quede claro de una vez, La 240 no es una muestra de videos ausente de crítica, cuyo único requisito para participar sea grabar algo con una cámara y enviarlo. El objetivo pasa por rescatar las producciones por su contenido y propuesta, por sobre las posibilidades técnicas que se hayan tenido a mano.

Sin embargo precisamente para dotarla del rigor necesario, la muestra contará con una preselección a cargo del mismo jurado que designara los premios.

¿Premios? Pues si, La 240 premiará: mejor ficción, mejor documental y mejor videoarte, además de las menciones a dirección, producción, idea original, propuesta visual, propuesta de montaje, propuesta sonora y por supuesto, premio del público. ¿El fin? Estimular la calidad del lenguaje audiovisual y, ¿por qué no?, estimular la construcción de un lenguaje.

¿Jóvenes realizadores?

Sí claro, todavía queda algo por verse ¿Qué se entiende por joven realizador?

Pues bien para fines de la muestra un joven realizador es:

-Un estudiante, Universitario, INA, etc.

-Un director profesional que no tenga más de 5 años de experiencia.

-Un profesional que trabaje en otros oficios de la producción, sin experiencia como director.

-Un realizador empírico

*No existe límite de edad.

Esto puede parecer en principio algo ambiguo, pero eso no significa que no sea lo conveniente, es un primer llamado, el material que ingrese definirá sus propios parámetros.

Finalmente

Ya ha sido dado el aviso, tanto para asistir como para participar, la oportunidad es única, para decir algo, ver y comparar.

En este último sentido La 240 tendrá una especie de intercambio cultural pues se presentarán a su vez trabajos de jóvenes realizadores de países tales como Bélgica, Francia y Ecuador.

Ante todo esto solo queda una pregunta por hacerse: ¿Por qué tomarse toda esta molestia de organización? Los miembros de D_ficil Prod, encargados de la organización cuentan con una buena respuesta: Ya estaba en la mente de muchos, había que hacerlo.