Seleccionar página

Luego del éxito conseguido por el Laberinto del Fauno, el realizador mexicano Guillermo del Toro regresa  a la gran pantalla con Hellboy II: The Golden Army (Hellboy II: El Ejército Dorado), otra adaptación de un cómic al cine inspirada una vez mas en el personaje creado por el norteamericano Mike Mignola.


Al igual que su predecesora, Hellboy II es una mezcla de elementos propios del cine de horror con aspectos típicos de cuentos de hadas dando como resultado un excepcional mundo de fantasía donde humanos y seres imaginarios se mezclan en un sugestivo entorno de convivencia. Desde el punto de vista narrativo, la película presenta una clara evolución en el aspecto de personajes cuestionándose no solo su “yo interno” sino además su papel dentro de una sociedad que lejos de aceptarlos como héroes o protectores, los condenan por sus claras diferencias paranormales.

De forma inteligente,  el argumento se aleja de los orígenes del rojizo personaje para reintroducirlo dentro de un mundo totalmente distinto. En él se demuestra una vez mas como el mexicano es sin duda un maestro en la narrativa moderna al manejar a su antojo metáforas y símiles que componen sin duda ese fuerte mensaje ecologista y por ende, su opinión con respecto a la actual problemática del calentamiento global como producto del mal manejo de los recursos naturales por parte de la sociedad moderna.  Tal como ha sido característico en la serie de Hellboy, el humor juega un papel importante. Lejos de saturarnos con chistes estúpidos o cayendo en clichés, éste se presta como aquella herramienta que le da una mayor dimensionalidad a los personajes al permitírseles hacer burla de ellos mismos en las distintas situaciones que los rodean.

Como ha sido costumbre de Del Toro en sus trabajos anteriores, la puesta escena juega un papel muy importante dentro de ese “todo narrativo”. Esta es sin duda muy bien cuidada de principio a fin. El diseño de producción es de primer nivel, e incluso algunos personajes nos remiten fuertes similitudes con El Laberinto del Fauno. Un fuerte contraste de colores, el predominio de tonos rojizos y dorados en casi todas las secuencias así como  un sugestivo manejo de luces y sombras terminan de crear ese ambiente idóneo para el desarrollo de ésta historia.

Si existiese algo que achacarle, tal vez es el aspecto musical. No es que se pretenda degradar acá el trabajo bastante oportuno de Danny Elfman, pero el tema de Hellboy compuesto por Marco Beltrami para la primer película brilla por su ausencia en esta ocasión quedando quizás una especie de vacío ambiental.

Hellboy II: The Golden Army reafirma ese gran momento por el que pasa Guillermo del Toro.  Los galardones y halagos obtenidos por este realizador no han sido obra de la casualidad y nuevamente entrega una película de un alto nivel creativo, demostrando que la imaginación no es simplemente saturar una película de efectos digitales, sino por el contrario, se trata de reasignar ese valor que le merece como elementos al servicio de un todo.  Sin duda, vale la pena echarle un ojo a este trabajo el cual vuelve a poner muy en alto el talento latinoamericano en la gran pantalla.

¡Nos vemos en el Hobbit, Guillermo!

Calificación: 8.5

Trailer