Seleccionar página

“Esto no es una gira del recuerdo. Es una celebración con los fans más leales y un regalo para los más nuevos.”

-Bruce Dickinson.

Los vimos venir, dar el concierto de mayor éxito en Costa Rica, irse y regresar.  De esta manera se puede resumir el paso del gigante  Iron Maiden por nuestro país en un año. Ahora, llega el turno de presenciar no solo una mirada exclusiva tras bastidores sino también conocer un poco de la parte humana de la banda, pero muy en especial sobre el fenómeno de la doncella a escala mundial.

Flight 666 es el documental realizado por San Dunn y Scott McFadyen, dos cineastas muy respetados del medio independiente quienes muestran todos los detalles que rodearon el monumental Somewhere Back in Time World Tour 2008. Este documental tiene cierta importancia, pues Maiden se ha caracterizado por ser una banda muy reservada en aspectos de privacidad y podría decirse que esta es la primera vez en mostrar sin tapujos todo aquello normalmente imperceptible ante el ojo público.

El filme relata desde una perspectiva muy honesta la gran travesía realizada por Maiden desde su salida de Inglaterra pasando por lugares como India, Australia,  México, Costa Rica, Colombia y el resto del continente suramericano.  Si bien los realizadores utilizaron este hecho como esqueleto principal, se destaca la participación otorgada a los fans durante cada una de sus presentaciones, quienes (y tal como lo había mencionado Dickinson en su momento) son las verdaderas estrellas de este audiovisual. Sus testimonios, el conocer a fondo como el fenómeno Maiden se ha incorporado a la rutina de muchos son aspectos realmente interesantes poniendo una vez más en evidencia  que el verdadero éxito de un artista no radica solamente en las ventas de sus discos sino también en la huella dejada a través del tiempo.  A lo largo de éste podemos presenciar como un legado de más de treinta años de carrera sigue vivo y lejos de mostrar algún deterioro parece cobrar mayor fuerza con la llegada de nuevos fans,  quienes afirman haber conocido el trabajo de Maiden por medio de diversas fuentes tales como amigos cercanos, medios e incluso la influencia de sus padres. Aspecto digno de rescatar el manejo de las intervenciones de famosos fans de la banda como Kerry King (Slayer), Tom Morello (Rage Against the Machine) y Lars Ulrich (Metallica), las cuales se logran complementar muy bien con el resto de testimonios de la fanaticada.

La hilo argumental del mismo es claro y cada uno de los temas mencionados son tratados con absoluta naturalidad.  La narrativa es amena  compuesta principalmente  por una adecuada combinación de entrevistas y canciones además de  mezclar de forma oportuna el elemento documental con varias anécdotas o hechos graciosos los cuales ayudan a no resentir la duración del mismo. Flight 666 es realmente una pieza audiovisual muy interesante pues además de ser algo lógicamente valorado por los fans puede convertirse en una oportunidad para todos aquellos ajenos a la banda de conocer un poco más acerca del fenómeno Iron Maiden.