Seleccionar página

La Fura dels Baus.

Esto sonara como un trabalenguas para muchos, pero para otros es el nombre de uno de los grupos de teatro más importantes de la actualidad. Salidos de Cataluña, “La Fura” siempre ha dado que hablar, desde sus espectáculos monumentales al aire libre, hasta sus trabajos de sala como “XXX” y “Ombra” sobre la muerte de Federico García Lorca.


Fausto 5.0 fue un trabajo conjunto de Isidro Ortiz y la Fura dels Baus, el grupo ya había trabajado con anterioridad apropiaciones del texto original de Goethe, produciendo el espectáculo “Fausto 3.0” en 1998 y posteriormente “La condenación de Fausto” en 1999, el cual correspondería al Fausto 4.0, partiendo que el Fausto 1.0 es el de Goethe nos hace falta el 2.0, el cual supongo debe haber sido desechado en el proceso de realización del 3.0.

Si bien la premisa del Fausto de Goethe es un lugar común dentro del cine y la literatura, un hombre docto le vende el alma al Diablo ya sea por poder o conocimiento, la reinterpretación de Isidro Ortiz dentro del universo de La Fura dels Baus dota de una nueva textura a la historia, más ácida, más oscura y con una moral decididamente postmoderna.

El doctor Fausto (Miguel Ángel Solá) trabaja en un hospital de enfermos terminales, sus compañeros le llaman el “jardinero, porque se ocupa de las plantas”, a su sección le llaman el “invernadero”. Su encuentro con un antiguo paciente será el inicio de un viaje que lo llevara a la confrontación y, ¿por qué no?, aceptación de los recodos más oscuros de su propio ser.

La historia de Fausto es una historia de liberación personal, la incorporación de lo que hemos dado a conocer como el “mal”, es lo que le permite convertirse en una persona completa, una especie de “superhombre” según Nietzsche, aquella persona capaz de generar su propio sistema de valores identificando como bueno todo lo que procede de su genuina voluntad de poder (gracias Wikipedia).

¿Qué más decir de Fausto 5.0?

La música es estupenda, las acciones perpetradas por La Fura dels Baus (quiero ir a una fiesta de esas), así como los escenarios, te meten en una especie de universo bizarro donde todo puede pasar.

La actuación de Eduard Fernández no en vano le ha valido numerosos premios, hasta hace algún tiempo mi Diablo Favorito del cine fue Jack Nicholson en “Las brujas de Eastwick”, ahora tengo un nuevo favorito.

No es una película para todos, es una película que juega con sutilezas que requieren de una concienzuda lectura por parte del espectador, y a veces todo lo contrario, echando mano de imágenes que rayan en el gore y que exigen igual de un espectador con criterio.

Fausto 5.0 es independientemente de todo, la historia del dilema de nuestra especie, eterna pugna entre el deseo y la represión, los pulsos de vida y de muerte, tanto somos los autonombrados “reyes” de la creación como frágiles monigotes expuestos a la peste de las enfermedades del alma.

“La insatisfacción es una enfermedad, del alma, pero enfermedad”

Santos, paciente del doctor Fausto, al doctor Fausto.

Fausto 5.0 (2001). Dirigida por Isidro Ortiz, Alex Ollé Carlos Padrissa.
Protagonizada por Miguel Ángel Solá, Eduard Fernández y Najwa Nimri.

Premiada trece (vaya número) veces en distintos festivales europeos, entre los que destaca: Premio Goya al Mejor Actor, Premio a la Mejor Película en el Festival de Cine Fantástico de Fantasporto y Premio al Mejor Actor en el Sitges, Festival Internacional de Cine de Cataluña.