Seleccionar página

Conforme pasa el tiempo el cine inspirado en comics ha tenido un mayor auge dentro de la industria, demostrando que los superhéroes están lejos de ser olvidados y se han convertido en un producto rentable para los estudios hollywoodenses. Desde 1978 con la aparición de “Superman: The Movie”, el sueño de muchos de poder ver a sus héroes favoritos materializando sus proezas en la gran pantalla se ha convertido en una realidad. Hoy, casi treinta años después, el medio se encuentra plagado de adaptaciones de los héroes mas representativos como “X-Men” , “Spider-Man”, “Daredevil” y “Fantastic Four”. Sin embargo, el 2005 tiene la particularidad de traer de vuelta no solo a uno de los más apreciados por la audiencia, sino también a uno de los que cuentan con mayores interpretaciones en este medio: Batman. Pero para entender un poco su actual posición en este medio, es necesario hacer un breve repaso de su trayectoria.

Sus inicios

Este héroe creado en 1939 por Bob Kane y Bill Finger, hizo su primera aparición en la revista Detective Comics de la compañía DC Comics. Gracias a su peculiar naturaleza, el personaje captó la atención de los jóvenes lectores de aquella época, encabezando junto a Superman una nueva generación de superhéroes. Una de sus primeras apariciones la hizo en 1949 con el serial cinematográfico “Batman & Robin” estelarizado por Robert Lowery y Johnny Duncan. La serie de quince capítulos realizada a blanco y negro y con un bajo presupuesto, se convirtió en uno de los primeros intentos por encarnar a este singular personaje. Sin embargo, esta versión no logró captar su esencia ni cautivar a la audiencia como se esperaba, convirtiéndose a través del tiempo en simplemente una curiosidad. Pero no fue hasta 1966 que con la serie televisiva de Fox titulada simplemente “Batman”, el personaje obtuvo una gran popularidad de la mano del actor Adam West. A pesar de la fama y el hecho de haberse derivado una película para cine al año siguiente, la serie mostró una imagen cómica y ridícula que ha opacado al héroe durante los años posteriores.

En la pantalla grande

Luego del éxito logrado en la década de los setenta y los ochenta con los cuatro filmes de Superman, estaba más que claro el hecho de darle a Batman una oportunidad en la gran pantalla mediante un proyecto bien planeado que lo proyectase hacia nuevas audiencias. Los estudios Warner eligieron como responsable al director Tim Burton, conocido en ese entonces por la película de Pee Wee Herman. A pesar de su interés por realizar un filme fiel a su escencia, esta adaptación fue muy criticada por aplicar una serie de cambios no solo en cuanto al origen sino en lo referente a la elección del actor principal. Para este caso la responsabilidad recayó en un desconocido Michael Keaton quien a pesar de varias críticas por su inexpresividad y su físico, hizo un trabajo aceptable con su papel. “Batman” se estrenó con gran éxito en 1989 iniciando así la época de la pantalla grande para el caballero de la noche.

Como consecuencia de esto, tres años después Warner Bros. estrenó “Batman Returns” la cual continuó con el éxito cosechado en la anterior. Sin embargo, los ejecutivos de la Warner se sentían insatisfechos con la imagen presentada en el filme. Muchos de ellos deseaban presentar un producto mas abierto, mas comerciable y acorde con las promociones de restaurantes de comidas rápidas. Esta decisión fue lo que inició el declive de la saga. Para la tercera parte titulada “Batman Forever” (1995) se decidió sustituir a Burton por el director Joel Schumacher y a Michael Keaton por un rostro más conocido y comerciable: Val Kilmer. El resultado fue un filme ligero, colorido y por ratos con un tono infantil diametralmente opuesto a lo presentado a las dos anteriores. A pesar de los cambios, la película fue aceptada por la audiencia lo que impulsó a realizar la ridícula “Batman & Robin” (con George Clooney a la cabeza) de 1997 devolviendo al héroe a una etapa risible y a la vez poniéndole fin a una serie ahogada en un mar de malas decisiones.

Un nuevo inicio

Durante los años siguientes, los estudios se debatieron en la búsqueda de un nuevo equipo creativo que se encargase de resucitar la franquicia. Se hicieron varias propuestas pero ninguna resultó convincente. Deseaban sacar al personaje de los malos resultados obtenidos llevando a los involucrados a tomar una decisión lógica: empezar desde el principio. Se eligió al británico Christopher Nolan (“Memento”, “Insomnia”) como director del proyecto titulado “Batman Begins”. Como parte de las decisiones creativas se encuentran la idea recontar la historia, darle un tono sombrío y serio más acorde con el espíritu del comic. La elección de los actores y del guión fue un duro reto. En los filmes anteriores esto se había convertido en foco de críticas por parte de la audiencia ya que en la mayoría de los casos, la historia quedaba más en función de los villanos dejando al héroe en un plano inferior.

Para evitar cometer los mismos errores, se buscó no tanto dejar caer el peso de la película en el actor sino más bien en el personaje, lo que llevó a elegir al actor Christian Bale para el papel estelar. Ante esto, Bale afirma que una de las razones por las cuales aceptó el papel es por el hecho de presentar a Bruce Wayne como el foco de atención de la historia misma y no a los villanos como sucedía anteriormente. Agrega además el hecho de que Nolan fuese el director se convirtió en un elemento de peso a la hora de tomar la decisión.

El resultado fue un filme que capturó no solo la esencia del cómic sino un audiovisual donde la fidelidad al cómic fue la norma. Según David Goyer, guionista del proyecto, “Batman Begins” es totalmente opuesta a sus predecesoras donde la exageración era la norma: “Lo que diferencia esta película de las otras películas de superhéroes es que Batman es completamente creíble. No hay superpoderes, mutantes o personajes de otros planetas. Esta desarrollado completamente en el mundo real y pienso que en esa forma es más accesible para la audiencia. Nadie puede ser Superman, o Hulk pero cualquiera puede ser Batman”.

Además de lo anterior, la película narra por primera vez la forma como el personaje de Bruce Wayne se desarrolla hasta convertirse en el defensor de Ciudad Gótica. Los años de entrenamiento alrededor del mundo y su verdadero origen es algo nunca antes mencionado. Con respecto a lo anterior, Goyer agrega lo siguiente : “Esta es una historia que nunca antes había sido contada, ni siquiera en las historietas. Lo más cercano es un comic llamado “Batman: Year One” que se desarrolla justo cuando Bruce Wayne regresa a Ciudad Gótica. Se menciona algo de su época fuera de la ciudad pero nunca se llega a contarla por entero”.

“Batman Begins” no solo fue una película aceptada por la audiencia sino también por la crítica. La labor de Nolan como director y de Bale en el papel principial fueron vista con beneplácito. Considerada por muchos como la representación más fiel del caballero de la noche, esta entrega marca una nueva época para este personaje del cual se espera mucho en el futuro. Sin duda alguna, una de las mejores películas en lo que va del año 2005 y una de las mejores adaptaciones del cómic al cine.