Seleccionar página


El Museo de Arte y Diseño Contemporáneo cumple 15 años en este 2009, y como parte de su ciclo Espacios Audiovisuales nos trae todos los miércoles de febrero ‘Animación sin Límites’, una amplia selección de trabajos producidos en República Checa, Norteamérica, Rusia y como cierre Costa Rica y Latinoamérica.

Las proyecciones se llevarán a cabo a partir de las 6 p.m. en la videoteca del Museo ubicado en el Centro Nacional de la Cultura, Avenida 3, calle 15/17,  y la entrada es gratuita.

El miércoles 4 de febrero le toca abrir a las animaciones checas:

La Mano
Director: Jiri Trinka
1965, 19 min.

Un artista intenta plasmar en una escultura todos sus sentimientos y aspiraciones, pero existe una mano que lo frustra y censura todo el tiempo…

El cortometraje “La Mano” fue el último trabajo de Jiri Trinka. Este trabajo es una clara protesta a los estados absolutistas y sus prácticas coercivas con los artistas. Al final, la mano es responsable de la muerte del artista…

Oscuridad/Luz/Oscuridad
Director: Jan Svankmajer
1989, 8 min

Emergen extrañas y primitivas formas de vida que luego “evolucionan” hacia un ser humano totalmente formado. El ser humano se vuelve completamente incapaz de abandonar la estancia (es demasiado grande para hacer cualquier uso de las puertas y ventanas) y virtualmente incapaz de moverse sin golpearse. Dado que la desintegración de las partes componentes originales del cuerpo, no puede ser una opción, (o, al menos, no está de acuerdo con las ideas tradicionales de “evolución”), tiene que evolucionar, efectivamente, hacia una especie amenazada, que es únicamente capaz de una acción decisiva: apagar la luz.

En el film Svankmajer ha expresado frecuentemente su preocupación por la civilización occidental y su posible colapso en nombre del “progreso”, el cual es satirizado en la trama del mismo. Es un film profundamente pesimista, aunque la oscuridad sea aliviada, en cierto modo, por la imaginación de Svankmajer.

Dimensiones del diálogo
Director: Jan Svankmajer
1982, 12 min.

El film está compuesto por tres diálogos. El primero, “Diálogo eterno”, representa de manera condensada el proceso en el que nos hallamos embarcados en esta etapa de la civilización: el paso de la diferenciación a la uniformidad. El segundo, “Diálogo apasionado”, es cuando los cuerpos se mezclan sensualmente en un éxtasis de unidad. Pero esto prueba su eventualidad, de manera que cuando desaparece la pasión se produce literalmente un exceso incontenible, que se interpone entre ellos, y que provoca su mutua destrucción, en las imágenes de ruptura comunicativa más gráficas e inquietantes de todo el film.

El tercero es el “Diálogo Agotador”, el más perturbador por la mirada extremadamente humana de los ojos en los bustos, funciona como una variación del juego de “piedra, papel y tijeras”. Todo marcha bien mientras las reglas son observadas, mientras se ofrecen las respuestas esperadas. Pero una vez que estas son transgredidas, sobreviene el caos. Las cabezas persisten en sus gestos habituales a medida que se incrementan las circunstancias inapropiadas, lo que da lugar a resultados cada vez más extraños: la mantequilla se derrama en los zapatos, los cordones se enrollan en los tubos de pasta dental, los sacapuntas intentan afilarse entre sí…

En su conjunto, los tres “diálogos” atestiguan la intolerancia de la humanidad hacia la alteridad, lo inhabitual, el inconformismo y lo inesperado.

La muerte del Stalinismo en Bohemia
Director: Jan Svankmajer
1990, 10 min.
Svankmajer utiliza imágenes del período de posguerra en Checoslovaquia: la lucha inicial por el poder, la ascensión de Gottwald gracias al apoyo soviético, y su puesta en marcha del sistema estalinista. Gottwald iba a encargarse de purgar el partido durante los años 50, en los que envió a algunos de sus amigos más próximos a la condena, tras juicios públicos cuyas imágenes también incluye el film. En el programa emitido por la BBC como complemento del film, el cineasta checo afirmaba que la “batalla contra el estalinismo estaba aún pendiente”, y que ésta “tendría lugar en la mente de las personas”.

A lo largo del film se puede percibir una idea que Svankmajer expuso en el programa de la BBC: que los efectos del totalitarismo “apelan a los bajos instintos”. Esta percepción, implícita en el surrealismo, saca a colación la cuestión de la relación de estos instintos con ciertas formas de práctica artística del siglo XX, así como con ideologías políticas malignas.

El club de los caídos
Director: Jiri Barta
1989, 25 min.

Maniquíes viejos y arruinados pasan sus vidas rotas y agrietadas en un viejo almacén abandonado. Hasta que nuevos maniquíes son traídos. A pesar de que estos han sido desechados también, pertenecen a una generación más reciente. Los dos grupos deben vivir juntos, sin embargo no es una tarea sencilla de realizar.

Barta se inclina hacia lo grotesco en sus imágenes, por ejemplo, el sonido enfatiza en la sangre que salpica de manera desagradable proporcionando una calidad táctil de sus personajes y su universo. Sus creaciones son surrealistas, que van desde maniquíes abandonados a los guantes, están íntimamente involucrados en las manifestaciones simbólicas de la Revolución de Terciopelo, en broma o comentario sobre la rápida intrusión del materialismo en el este de Europa.

El desaparecido mundo de los guantes
Director: Jiri Barta
1982, 16 min.

Haciendo uso de un arreglo de guantes de goma de diferentes estilos y épocas, la película narra una breve historia del cine, desde el cine mudo a través de Pastiches de Buñuel y Fellini, pasando por Encuentros cercanos del tercer tipo hasta un depósito de basura futurista donde unas latas se convierten en carros de policía animados en una ciudad en decadencia urbana.

En una sugestiva secuencia de escenas el guante/actor se las ingenia para parafrasear siete géneros cinematográficos en 15 minutos. Empezando con Chaplin en una persecución y terminando en un temporal horror de ciencia ficción.

La película con su mezcla de arte y fantasía es un representante de la era post-Trinka de las películas checas de marionetas y ha sido reconocida con varios premios a nivel mundial. Esta extraordinaria película es una de las más exitosas del cine animado checo y es una obra maestra de la animación mundial.