Seleccionar página

El Sur y las esferas convocan el arte nacional

•    Festival Nacional de las Artes 2009, programa del Ministerio de Cultura y Juventud, será en la Región Brunca
•    2000 artistas, 149 espectáculos, exposición de artes plásticas, lectura de poesía, talleres artísticos y diversas actividades más harán de la zona un crisol de arte, legado indígena, historia, cultura y sano entretenimiento.

Las enormes esferas de piedra ubicadas en el sur del país, legado impactante de nuestros indígenas precolombinos, convoca el arte nacional y local. Por eso el Festival Nacional de las Artes 2009, programa del Ministerio de Cultura y Juventud, se realizará del 27 de marzo al 4 de abril en la Región Brunca.

Las esferas emblemáticas de esa zona, serán el símbolo del Festival de este año, así como la riqueza histórica, cultural y patrimonial de la región.

La sede principal de esta gran fiesta se ubicará en el parque de San Isidro del General y como sede invitada el cantón de Osa, en Palmar Sur. Allí, el público podrá disfrutar de las mejores producciones artísticas y culturales de Costa Rica, e incluso algunas de otras latitudes.

Teatro, danza, música, artes plásticas, artesanías y cine, entre otras manifestaciones, forman parte del menú que podrá “degustar” la familia.

Porque el Festival llama a sus escenarios a toda la población: niños y niñas, adolescentes, jóvenes, adultos y adultos mayores. Cada uno de ellos tendrá la posibilidad de escoger espectáculos dirigidos exclusivamente a sus preferencias

También podrán participar en talleres con diferentes temáticas, pues el festival ofrece un espacio para la formación y el aprendizaje.

Más en el menú

El Festival, como ya es tradición, ofrece además el Bulevar de las Artes y la Caravana de las Artes. Estas dos propuestas tienen el objetivo de ampliar la proyección artística y cultural a todos quienes quieran participar de esta gran fiesta.

Como el corazón del festival, el Bulevar de las Artes estará ubicado en el parque de San Isidro. En este espacio se montarán puestos de exhibición para artesanos, artistas plásticos, cooperativas y un festival gastronómico; se habilitarán espacios para programar actividades como talleres y presentaciones para niños, pasacalles, circenses, y cuenta cuentos, entre otros.

La Caravana de las Artes será la sede itinerante del festival: una especie de  escenario rodante que se encargará de llevar las diferentes obras, conciertos y coreografías a rincones alejados de las sedes centrales. Así la población disfrutará del arte en Laurel, Ciudad Neilly, Golfito, Ciudad Cortés, San Vito y Buenos Aires.

Medio ambiente presente en el festival

En este festival, el tema del medio ambiente es de vital importancia ya que una de las características de la zona es la riqueza de su paisaje cultural.  Esto se verá reflejado en una parte de la programación con talleres, cine, foros y actividades artísticas, que serán dedicadas a la temática con fin de generar conciencia en la población sobre la urgencia de conservar y proteger los recursos naturales.
Entre los tópicos medio ambientales destacados en el Festival se pueden mencionar el agua y los humedales, ambos recursos fundamentales en la constitución particular del entorno de la zona.
El Humedal Nacional Térraba Sierpe, por ejemplo es una zona que cuenta con una gran variedad biológica y un patrimonio cultural incalculable.
Está representado por un ecosistema forestal, el cual es inundado periódicamente por la acción de las mareas y donde existe un suministro apropiado de lodos, ricos en materia orgánica. Comprende los bosques de mangles más grandes e importantes de Costa Rica.
Es prolífero en vegetación y tiene gran variedad de fauna asociada como moluscos, peces, aves acuáticas, y mamíferos. Sitio de alimentación, reproducción y refugio de gran cantidad de especies de vida silvestre, tanto marinas y continentales, protege los ecosistemas de humedales ante el aumento de la frontera agrícola.
La presencia de un amplio delta asegura un abundante suministro de agua dulce, nutrimentos y sedimentos para el establecimiento y desarrollo de un extenso bosque de manglar y yolillo asociado.
Festivales hermanados por las esferas

El Festival de las Artes se hermanará con el IV Festival de las Esferas en Palmar Sur, organizado por el Museo Nacional durante las mismas fechas. Los equipos de producción de los dos eventos trabajarán en conjunto para proyectar el arte y la cultura autóctona a la Región Brunca.

El Festival considera que el trabajo conjunto en proyectos de interés histórico y cultural será sumamente valioso para la región, tanto para los anfitriones por contar con un Festival local y convertirse en morada del Festival Nacional, así como para todos aquellos que vivan esta fiesta.

En este contexto, el Festival se propone resaltar las distintas formas de cultura popular que distinguen a la región para darlas a conocer y promoverlas.

Así, esta VIII Edición del Festival Nacional de las Artes tendrá la particularidad de ser un receptáculo cultural, histórico y arqueológico por las características que encierra la zona, principalmente en el delta del Diquís, región que se postula  para ser declarada Patrimonio de la Humanidad.

Esta región cuenta con un pasado indígena de gran importancia, cuyo símbolo principal se concentra en las esferas de piedra, de gran valor cultural y artístico, aunque su razón de ser aún no haya sido develado.

Historia de la región

La región Brunca es receptáculo de una notable historia, y cultura material e inmaterial.

Por una parte su legado precolombino contiene las majestuosas esculturas antropomorfas,  sus  “jardines constelares” (esferas de piedra de gran tamaño) que datan de 1,500 a 300 a.C. y más importante aún, la cultura inmaterial; la cosmovisión de los habitantes de la región, testigos y  depositarios de los saltos históricos producidos en el área del Delta Diquís.

De enorme importancia y como ejemplo de ello, es también su historia contemporánea; una región que hasta 1940 estaba cubierta de bosques tropicales para después ser sustituida por extensas plantaciones de banano, y convertirse en un paisaje único conformado de arquitectura e infraestructura para este monocultivo.

Piezas de antiguas maquinarias ferroviarias y de procesamiento del banano se conservan como guardianes de la memoria de los hombres y las mujeres que vivieron y forjaron con luchas, la identidad y el pensamiento de las y los actuales habitantes de la región.

El Festival se ha propuesto esta zona como la próxima sede del VIII Festival Nacional de las Artes, debido a que  la Región Brunca es indudablemente un crisol milenario del arte, la cultura y de la naturaleza costarricense.

Aunado a estas características, la Región Brunca cuenta con un gran desarrollo económico y social, que ha generado expresiones culturales novedosas que merecen un espacio para estimular aquellos grupos artísticos, folclóricos y de la cultura en general que viene trabajando por y desde la zona Sur.

Datos del Delta de Diquís

El Delta de Diquís cuenta con una historia ocupacional que data al menos desde 1500 A.C. mostrando algunos aspectos relevantes del desarrollo económico, social y cultural de Costa Rica, entre los que destacan:

a. Uno de los centros de ocupación precolombina más importantes del Sur de América Central que produjo las distintivas esferas de piedra.
b. El uso de áreas para plantaciones extensivas de banano entre los años 1940 y los 1980 que produjo cambios radicales en el paisaje y
c. Modernas comunidades formadas de la amalgama de migrantes y pobladores locales.

Para reconocer la gran relevancia del patrimonio arqueológico de la zona y promover su investigación, conservación y preservación, el cantón de Osa, donde se ubica el Delta, fue declarado como cantón de interés arqueológico nacional por medio del decreto ejecutivo 23387-C, publicado en La Gaceta el 22 de junio de 1994.

Desde hace varios años, el Museo Nacional de Costa Rica en conjunto con la comunidad y organizaciones locales, tales como el Comité Local del Área de Conservación de Osa (CLACOSA), la Asociación pro patrimonio Cultural y Natural del Diquís (ASODIQUIS), la Municipalidad de Osa, y la Asociación de Desarrollo Palmar Sur, promueven los estudios y protección de los sitios arqueológicos y la revitalización, protección y apreciación de las estructuras (casas, clubes, plantas procesadoras, etc.) del periodo bananero y la configuración espacial producto de este.

Adicionalmente, el Estado costarricense ha incluido el Paisaje Cultural Delta del Diquís en la lista tentativa de sitios de patrimonio mundial para reconocer la singularidad de los procesos de desarrollo llevado ahí desde tiempos precolombinos.

Con estas acciones se pretende preservar el paisaje cultural del Delta del Diquís y promover su apreciación en el ámbito local nacional e internacional así como generar una fuente de desarrollo comunal.

Toda la información del Festival Nacional de las Artes 2009 está en su sitio web.

Además se puede descargar el programa completo acá.