Seleccionar página

Del 18 de septiembre hasta el 18 de octubre se abrirá al público en la Sala de Exhibiciones del Museo Nacional la exposición de la pintora costarricense Cristina Fournier Beeche.

La muestra “De costa a costa: Una visión estética de nuestra riqueza natural”, está compuesta por 21 cuadros entre óleos y acuarelas, de los cuales 12 son en gran formato, plasmados con hermosos paisajes de trazos limpios y minuciosos detalles que van desde campos llenos de Santa Lucías hasta vivaces pericos.

Entre las obras destaca un pergamino que mide 7 metros de largo pintado con acuarela, así como uno que muestra con realismo un campo lleno de vegetación costarricense, así como grupos de palmas capaces de trasladar al espectador hasta una de las hermosas playas del país. La pintora también muestra en su obra detalles de su jardín, paisajes de bosque húmedo y praderas de flores, todas dentro del paisajismo costarricense.

La curaduría de esta exposición estuvo a cargo de María Enriqueta Guardia.

Acerca de Cristina Fournier

Cristina Fournier Beeche cursó un año en la academia de San Andrea en Italia para después egresar de la Escuela de Bellas Artes. Vivió un año en Nueva York donde trabajó como ilustradora, diseñadora de tarjetas y en la industria textil. Regresó a Costa Rica en 1986 y se dedicó a la enseñanza del arte.

En el ámbito nacional es conocida principalmente por sus trabajos en acuarela, pero Fournier también maneja con maestría la técnica del óleo. En sus obras proyecta diversos temas, pero siempre enfocándose en privilegiar el paisaje.

Amante de la flora y fauna nacional, los pinta con lo ojos del pintor que detalla en la forma, el colorido y el contexto su esplendor, ya sea en la playa, la selva o en su jardín.

Es de los pocos pintores que incursionan en el retrato en acuarela y se manifiesta como una gran dibujante en sus trabajos, al no utilizar lápiz para trazar sus bocetos, sino al pintar directamente sobre el lienzo y con muy poco retoque, el estilo de los impresionistas.

Además de haber recorrido y pintado el país de costa a costa, las pinturas de Fournier han sido presentadas en más de ochenta exposiciones individuales en distintos países y casi todas se encuentran en museos y colecciones privadas.

Texto original elaborado por María Enriqueta Guardia, curadora.