Seleccionar página

Su deseo por contar historias lo ha llevado a experimentar diferentes formas hasta llegar a convertir el dibujo en algo más que una pasión, Ricardo Ulloa psicólogo, pintor y escritor es una persona que se ha preocupado por analizar la cotidianidad y el comportamiento del ser humano en cada una de sus obras.

Según el mismo confiesa, el dibujo en línea es lo que más le atrae y la considera su principal técnica. Desde muy niño le llamaba la atención, pero no fue hasta en su época de universitario, allá en los Estados Unidos, cuando se comenzó a interesar realmente por este arte. Fue en este tiempo cuando conoció la obra de Max Earst y en particular la pintura denominada“El ángel en el pantano” la cual terminó de volcar su interés hacia esa práctica.

Poco después de haber finalizado sus estudios en psicología, Ulloa decide regresar a Costa Rica. Una de sus primas (Cecilia Moreno) conociendo el gusto que él tenía por las artes, le recomendó ingresar a un curso de Monocopia. Es aquí donde experimenta diferentes herramientas las cuales le ayudarían a definir no solo su estilo, sino también le daría la oportunidad de experimentar una gran libertad creativa la cual se convertiría en un elemento presente en cada una de sus obras.

Es aquí donde se inicia formalmente la carrera de Ricardo Ulloa, definida por él mismo como “una experimentación constante” donde predomina más que todo la línea, acompañada a su vez de textura y de color plástico. El hecho de no ser un artista comercial, le da esa libertad para manifestar diferentes temas y darle un tratamiento único a cada uno de sus cuadros. Su estilo, es quizás, una de las más interesantes del medio nacional, producto de una influencia surrealista mezclada con trazos sencillos llenos de movimientos.

Dentro de sus principales influencias, Ulloa rescata al artista surrealista Max Earst del cual resalta de sus obras la intención y el sentido del azar. Luego se encuentran los famosos Rembrant, Pablo Picasso, Paul Clé y finalmente Saul Steinbergh del cual le llama la atención su creatividad y sentido del humor, que hace de sus obras algo totalmente diferente a lo que había visto antes.

En cuanto a su temática, Ulloa no sigue una línea clara, busca variar y explorar diferentes aspectos. Considera el monoteísmo como un obstáculo que quiere evitar, sin embargo busca interpretar la cotidianidad y a la vez explorar el estado de ánimo del ser humano. La sencillez es un aspecto predominante en cada una de sus propuestas pero es importante resaltar algunos elementos como el humor y el contraste fuerte entre colores cálidos y fríos.

A lo largo de sus obras se manifiestan varios elementos que buscan reforzar varias inquietudes del artista. En de la noche, Ulloa busca manifestar su pasión por la astronomía y la ciencia-ficción. Los elementos de la constelación y el espacio los relaciona con aquel elemento extraño y desconocido, además de la sensación aislamiento o no aislamiento y las complicaciones que se dan en las relaciones entre personas. Un aspecto que es importante mencionar es la inclusión, en muchas de sus obras, del famoso kiosco del parque central el cual para Ulloa es sinónimo de libertad e independencia.

A pesar de su enorme dedicación al dibujo, Ricardo Ulloa ha venido desarrollando, casi en forma paralela, su deseo por escribir poesía. El mismo artista la describe como algo visual ya que, contrario a lo que mucha gente opina, la poesía tiene una gran relación con el dibujo. Considera que ambas tendencias se han cruzado en varias ocasiones durante los últimos siete años. Sus inspiraciones literarias son diversas pero rescata sobre todo el poema “La canción de amor de J. Alfred Prufrock” escrita por T.S. Elliot.

Contrario al dibujo, donde predomina la diversidad, Ulloa escribe básicamente sobre la soledad, desarrollando en muchos de sus trabajos, la idea de que la realidad es algo completamente inseguro.

Durante su trayectoria como escritor, Ulloa ha publicado dos obras: “Como nacer al tiempo” en el año de 1983 y “La mañana en el espejo” de 1994. Actualmente se encuentra trabajando, en compañía de Gerardo César Hurtado, en un tercer libro que consiste en una compilación de poesías de la literatura inglesa traducidas al español. Espera publicarlo para marzo del presente año 2004.

Su intención de buscar una constante originalidad y el hecho de separarse un poco de las tendencias predominantes en el medio nacional, lo hacen un artista diferente a lo que conocemos. Como escritor o como dibujante, el aporte de Ricardo Ulloa va más allá de la forma; la interpretación que le da a diversos elementos puede ponernos a pensar, en muchos casos, a ver de manera distinta muchos de los aspectos que vivimos día a día dentro de nuestra sociedad.