Seleccionar página


por Freddy Masís, colaborador de ArtStudio Magazine

“Soy de una generación de artistas que creo que ahora tenemos casi todos algo en común y es la migración”.

Y es que para nadie es un secreto que por mucho tiempo los artistas nacidos en diversos países se han visto envueltos en un constante flujo migratorio y a pesar de vivir este tipo de situaciones, salen airosos y triunfantes en las patrias que los acogen.  Decidí empezar con esta reflexión porque muchas veces no nos damos cuenta que nacimos en una nación privilegiada donde en teoría  tenemos total libertad de expresión. Así empiezo este artículo, con la frase de un gran artista cubano del cual tuve la dicha de tener como profesor.

Ebenezer Leyva González, cubano, nacido en Santa Clara al centro de la Isla de Cuba.

Estudió en la Escuela Vocacional de Arte ” Rolando Escardó” en ciudad de Cienfuegos, Cuba, y se  graduó en el año 1986.

Posteriormente en el año 1994 se graduó en la Licenciatura en Educación Plástica en el Instituto Superior Pedagógico ” Félix Varela ”  de la ciudad de  Santa Clara, Cuba.

Hoy continúa con el desarrollo de su labor como artista y como docente en Costa Rica. Imparte clases de Dibujo y Diseño, en la carrera de Diseño Publicitario en la Universidad Hispanoamericana. Además trabaja en el desarrollo de un proyecto que pronto verá la luz en Escazú, La Escuela de Arte Experimental, un espacio para la enseñanza de las artes plásticas de una forma holística.

¿Cómo se inicia en el mundo del arte?

Desde los 10 años cuando visité por primera vez la escuela donde después estudiaría, Escuela Vocacional de Arte Rolando Escardó, y quedé fascinado por el ambiente de un taller de arte, ese día mi vida quedó marcada para siempre… y a Dios gracias por ello.

Desde entonces como es claro siempre aparecieron las dudas, pero a los 17 años ya estaba estudiando la Licenciatura en Enseñanza de Artes Visuales y a los 19 estaba exponiendo, siendo parte de un grupo de artistas ” El Taller de los Apretados”, participando en Salones de Arte y obteniendo premios, desde ese entonces ya no hubo marcha atrás.

¿Cuáles han sido sus principales influencias?

En Cuba no se entiende ser artista y no haber estudiado a los maestros de tu tierra,  por allí se empieza,  y de mi tierra todos me dejaron huellas, aunque siempre me quedé un cariño profundo por Fidelio Ponce, Ángel Acosta León, Wilfredo Lam y por Antonia Eiriz, ellos me han marcado, su obra y sus vidas, me han marcado.

Goya siempre me atrapó, de Goya a Picasso pasando antes por Velásquez  y antes por El Greco.

Los países bajos me regalaron al Bosco, y la luz de Vermeer y el manejo de sus espacios dieron palabra a mis trazos en la Cuba de los 90.

¿Qué técnica son las que habitualmente utiliza?

Técnicas mixtas, dibujo mucho a carboncillo mezclando con acrílicos, también disfruto del óleo y su imperecedera belleza y ductilidad.

Trabajo con lo que tenga a mano o con el material que justifique determinado proyecto o concepto que esté trabajando en ese momento.

¿Cómo  definirías el estilo de Ebenezer Leyva?

Un ser que encontró en el trabajo como artista un camino de crecimiento espiritual, en ese camino trabaja sobre ciertos símbolos con los que decodifica su vida y de paso se conecta desde una forma sanadora con su realidad circundante o ciertos aspectos de la conciencia social. Después hay ciertas formas, herramientas formales que uno también se encuentra y le ayudan a expresarse, así como las palabras.
Siempre entablo este diálogo con el soporte que utilice y entre este y el carácter del material usado doy paso a las  formas que genera la emoción quien  hila el orden de la idea. Cierto estado interno me despierta a la lectura de sincronicidades que se suceden en el andar cotidiano y estas dan las pautas para descubrir las imágenes consteladas en mi ser, que de apoco surgen  sobre los soportes que establezca.

¿Cómo ve el movimiento artístico en su país?

Mi país ha crecido mucho, pues ya soy ciudadano del mundo…. de mi Cuba querida y lo que ahora mismo pasa en la Plástica se poco en verdad….Soy de una generación de artistas que creo que ahora tenemos casi todos algo en común y es la migración.

¿Cuales considera usted han sido algunos de sus trabajos más importantes

Creo que los trabajos con los que mejor me siento son las dos últimas Exposiciones ” El viaje de Ícaro” y ” Matriz”. Yo veo las obras en su conjunto son parte de un todo, del desarrollo de un concepto. Pero siempre hay trabajos… en El viaje de Ícaro, sobre todo la instalación, fue un gran dibujo espacial en el que toda una habitación se convirtió en la obra.

De Matriz, Batalla de Santa Clara 1991, creo que allí se resume todo.

¿Cómo  definirías el estilo de Ebenezer Leyva?

Un ser que encontró en el trabajo como artista un camino de crecimiento espiritual, en ese camino trabaja sobre ciertos símbolos con los que decodifica su vida y de paso se conecta desde una forma sanadora con su realidad circundante o ciertos aspectos de la conciencia social. Después hay ciertas formas, herramientas formales que uno también se encuentra y le ayudan a expresarse, así como las palabras.
Siempre entablo este diálogo con el soporte que utilice y entre este y el carácter del material usado doy paso a las  formas que genera la emoción quien  hila el orden de la idea. Cierto estado interno me despierta a la lectura de sincronicidades que se suceden en el andar cotidiano y estas dan las pautas para descubrir las imágenes consteladas en mi ser, que de apoco surgen  sobre los soportes que establezca.

¿Cómo ve el movimiento artístico en su país?

Mi país ha crecido mucho, pues ya soy ciudadano del mundo…. de mi Cuba querida y lo que ahora mismo pasa en la plástica se poco en verdad…. Soy de una generación de artistas que creo que ahora tenemos casi todos algo en común y es la migración.

¿Cuáles considera usted han sido algunos de sus trabajos más importantes

Creo que los trabajos con los que mejor me siento son las dos últimas Exposiciones ” El viaje de Ícaro” y ” Matriz”. Yo veo las obras en su conjunto son parte de un todo, del desarrollo de un concepto. Pero siempre hay trabajos… en El viaje de Ícaro, sobre todo la instalación, fue un gran dibujo espacial en el que toda una habitación se convirtió en la obra.

De Matriz, Batalla de Santa Clara 1991, creo que allí se resume todo.