Seleccionar página

Tres años han pasado desde que entrevistamos a este artista nicaragüense, un cambio de domicilio, muchas obras nuevas y la exploración de nuevas técnicas son parte de las novedades en la vida de Carlos Barberena de la Rocha.

La tecnología nos da la oportunidad de conocer un poco del proceso de adaptación a tierras yankees, aunque no andaba tan perdido desde su última colaboración a esta revista con el artículo: Leoncio Sáenz “El Tigre de Paxila” el “opening” de “Años de Miedo” es el pretexto para ponernos al día.

Ahora reside en Chicago, Estados Unidos. Un cargamento de Lecheburras, los discos de Perro Zompopo y algunos platos de Gallo Pinto le han hecho más que compañía durante estos meses. En sus manos está el talento y en sus bolsillos las vivencias de su paso por varios países, aunque confiesa que lo que más extraña es a la familia de amigos que dejó por acá, se ha acoplado cada día más a su nueva vida.


Ayer

En el año 2006 el trabajo de Carlos empezó a proyectarse a un nivel internacional. Viajó a México a hacer una residencia artística al Taller de Formación y Producción Gráfica y a exhibir su obra gráfica en el Centro Cultural Antiguo Colegio Jesuita en Pátzcuaro.  Posteriormente fue invitado a Venezuela a representar: Nicaragua en el III Encuentro Mundial de Arte Corporal, en ese país hizo varias intervenciones en espacios públicos.

Además participó en talleres de performances y charlas sobre el acontecer artístico contemporáneo.

Para Barberena este tipo de experiencias fuera del área centroamericana le hicieron querer ampliar sus horizontes: “Necesitaba salir, respirar, dejar que mi arte se oxigenara y se nutriera de otras fuentes y perspectivas, visitar museos de “verdad” y bueno lamentablemente todo esto Centroamérica no me los estaba proporcionando, me sentía asfixiado”.

Hoy
Embarcarse en una aventura de este tipo es arriesgado, no tan arriesgada como la travesía que envuelve su llegada a Costa Rica años atrás.

¿Qué tan abierto ha sido el círculo de artistas de Chicago?

“Pues he tenido buenas experiencias y excelentes relaciones con los artistas que he conocido en los 5 meses que llevo viviendo en Chicago, para suerte mía al mes de estar por acá encontré Expressions Graphics, que funciona como taller y galería, manejado por un colectivo de artistas gráficos y es un espacio sin fines de lucro, el cual promueve las técnicas del grabado tradicional y que tiene como principal objetivo desarrollar proyectos sociales utilizando esta técnica artística como medio principal.

Así que ya tenemos varios meses de trabajar conjuntamente en varios proyectos y durante este corto tiempo he sentido que los artistas han sido abiertos y solidarios.  Además lo que más me llena es el enriquecimiento artístistico que se logra cuando se trabaja en proyectos sociales, es una especie de retroalimentación. Hasta el momento me siento satisfecho con lo que he logrado”.

Sin duda Carlos ha sabido aprovechar su incorporación a este colectivo ya que ahora se encuentra tomando clases de serigrafía, entre tintas, emulsión, tela y otros materiales emprendió el camino hacia la exploración de esta versátil técnica de la mano de Janet Schill, artista que pertenece al mismo grupo de Expressions Graphics .

“En estos momentos la serigrafía viene a solucionar muchos problemas que tengo en cuanto al desarrollo de obras gráficas en las que utilizo la fotografía digital o las apropiaciones fotográficas como base de la obra.  Pues a partir de la experiencia que había tenido imprimiendo sobre lona, utilizando los medios industriales, sinceramente no estaba muy satisfecho con la calidad de impresión y por otro lado con la utilización del transfer sobre papel aunque estaba satisfecho con los resultados me limitaba mucho el tamaño.  Así que la serigrafía como técnica es un excelente medio el cual se puede manipular fácilmente y que estéticamente se presta para el desarrollo de obras de alta calidad.  Siento que no tienen muchas limitaciones como pasa en otras técnicas gráficas. Aunque bueno todas tienen lo suyo”.

Detrás del miedo
El pasado 20 de Febrero Carlos inauguró su expo “Años de Miedo” un proyecto compuesto por  22 grabados.

Continuando con su característico estilo y sus temáticas removedoras de fibras cardíacas, Barberena nos cuenta sobre sus últimas creaciones: “Esta serie de obras abordan la problemática de los conflictos bélicos y sus secuelas las he venido trabajando hace ya mas de 10 años y es un homenaje a las víctimas de la guerra, está basado en mis memorias y la memoria histórica-colectiva de mi país, de las décadas de los 70’s y 80’s, pero esto no significa que este limitado geográficamente, pues lamentablemente es la realidad de muchos países actualmente“.

Además el artista  trata de reflexionar sobre los efectos que dejan la guerras y como estas vivencias afectan nuestras vidas no solamente en el plano físico sino también en el psicológico.

“Como se manipula a una sociedad mediante la utilización del miedo haciendo uso del terrorismo de estado, el cual se caracteriza por la utilización de las fuerzas gubernamentales destinadas a salvaguardar nuestra “seguridad”, ya sean estas fuerzas policiales o militares –  o grupos paramilitares como los escuadrones de la muerte o la mano blanca – son utilizados para someter a la sociedad civil a la opresión, censura, persecución, violación a tu derecho a la privacidad, tortura, secuestros, desapariciones y masacres extraoficiales”.

Estas imágenes que componen su portafolio son parte de bocetos y dibujos que realizó años atrás para “Años de Miedo” la expo con la que descubrí su trabajo con orgullo confieso que desde ese momento hasta la fecha sus obras forman parte de mis recuerdos. En ese entonces (2000-2001) Barberena presentó su trabajo en La Casa de los Tres Mundos y Galería Praxis en Nicaragua y en la Galería Nacional del Museo de los Niños en Costa Rica.

Su interés en la técnica del grabado lo motivó a transferir sus obras a esta técnica según Carlos: “El 80% de este portafolio fue producido acá y lo más importante de esto es poder presentarlo en los Estados Unidos”.

El artista destaca la importancia de presentar sus obras y específicamente éstas en el país del norte “Digo importante pues como es bien sabido los Gobiernos de acá fueron los principales patrocinadores del “terrorismo” que vivió Nicaragua durante esa época, además de sembrar la enemistad con los países vecinos, los cuales además por un par de dólares vendieron su soberanía y prestaron sus territorios a este juego sucio.

Así que compartir esto con el pueblo norteamericano es una buena oportunidad para mostrar un poco de lo que hacen sus gobiernos con sus impuestos y como ellos son también víctimas del miedo y la manipulación. Como a raíz de ese miedo se les ha llevado a aplicar leyes como el Patriot Act y por medio de las absurdas guerras se ha llevado al país a una recesión económica”.

Años atrás Carlos había sufrido un complot en su tierra natal, en esa ocasión el gobierno trató de truncar su exposición. El Facebook recientemente eliminó su grupo y el contenido perteneciente al mismo, en lo personal se me hizo un acto cavernícola.

¿Como se siente ante este tipo de “represalias”?

“Bueno es frustrante y mas cuando no estás haciendo nada fuera de la ley, al principio pensé que se trataba de algún error o bien que algún ridículo había reportado alguna imagen, les escribí y no respondieron… solamente que por razones de seguridad no podía conocer el motivo del cierre de mi cuenta. No quería ponerme paranoico pues la ridícula doble moral de Facebook ya ha quedado constatada anteriormente con otros usuarios, pero al día siguiente explotó la noticia de el plan de Facebook con respecto a la intención de apoderarse del contenido de sus usuarios, además si te borraban tu cuenta o si retirabas tu contenido ellos igual quedaban con copia de todo y lo podrían utilizar como quisieran. Con esto surge la pregunta del millón ¿Qué pasa con tus datos personales? Así que me dije acá hay algo más “oscuro”, esto me huele a “Patriot Act”, pero mejor no nos pongamos paranoicos… lo último que se dice es que se han retractado, que ya “no” están interesados en robarnos el contenido… sinceramente no lo creo”.


Mañana

El presente sin duda está dándole a Barberena lo que buscaba,  el futuro le está presentando buenas oportunidades para mostrarle al mundo lo que hace tan bien.

“En estos momentos estoy participando en la muestra latinoamericana “Nuestro Norte es el Sur” en el Palazzo Fogazzaro en Schio, Vicenza, Italia.

En marzo los artistas de Expressions Graphics vamos a exponer en la Art House en McAllen Texas, también estoy esperando los resultados de la 8tva Anual Internacional de Grabados en Lessedra Gallery en Sofía, Bulgaria y de una Bienal de Grabados en Sint-Niklaas en Bélgica y con respecto al Portafolio Años de Miedo ya tengo una propuesta para presentarlo en México y posiblemente New York, además mi idea es presentarlo en otras galerías de Chicago“.

Pero no creamos que Barberena se olvida de sus raíces, por el contrario: “Entre Junio y Julio estaré participando en el proyecto GAIA, también estamos trabajando en montar una importante muestra individual de Obra Gráfica entre septiembre u octubre en Managua“.

Las obras de Barberena merecen sin duda alguna engalanar alguna de sus inertes paredes.  Si está interesado en adquirir alguna de ellas puede obtener más infomación aquí, o contactando directamente a Carlos Barberena en Twitter.