Seleccionar página

El Festival de Flamenco de Costa Rica regresa al país para llevar a cabo su tercera edición luego de algunos años de ausencia de los escenarios. Del 6 al 8 de octubre en el Jazz Café de Escazú se llevara a cabo esta producción de Cal y Canto Producciones y y NC Producciones, con el apoyo de la Consejería Cultural de la Embajada de España y la Red de Promotores Culturales de Latinoamérica y el Caribe.

Grupo Al Andalus

El Café Cantante en el cual se convertirá el Jazz Café albergará la fiesta del baile, la guitarra y el cante flamenco. Este tipo de establecimiento, que tuvo su auge en la primera mitad del siglo XIX y hasta la década de 1920, representó el lugar donde el baile y el cante, que vivieron una época de exhibición restringida, se presentaron ante un numeroso público. Esto le sirvió al flamenco para alcanzar la popularidad de la que goza hoy en día.

Dentro de los invitados estarán exponentes del baile, el cante y la guitarra flamenca, tanto nacionales como extranjeros.

Las entradas costarán 7 mil colones general, 5 mil colones para estudiantes de guitarra o baile flamenco. Están a la venta en la Academia Al Andalus (Sabanilla, 150 este de La Cosecha), Zíngari (Santa Ana), Jazz Café y RedCultura (La Paulina).

Esta es la programación completa del Festival:

Jueves 6 de octubre (Inauguración del Festival)

Flamenco en Costa Rica:

  • Grupo Al Andalus  (Costa Rica)
  • Guitarra clásica (Costa Rica) David Coto
  • Baile: Alejandra García (Costa Rica). La acompañarán: la guitarra de Alvaro Madrigal (Costa Rica) y la flauta de Jesús Drever II (Venezuela)

Viernes 7 de octubre

  • Grupo Juerga (Costa Rica)
  • Compañía de Flamenco  Allan Naranjo (Costa Rica)
  • Guitarra: Manuel Alejandro Montero (Costa Rica). Lo acompañan al cante Juan Fariña (España) y como flautista invitado Túpac Ulloa (Costa Rica)

Sábado 8 de octubre (Cierre del festival)

  • Cante: Francisco Contreras “Niño de Elche” (España)
  • Baile: Silvia De Paz (España)
  • Guitarra: Jesús Guerrero (España)

Allan Naranjo. Foto Catalina Delgado