Seleccionar página

La Kinky House no es otra cosa que una fachada y una parte trasera completamente opuestas con unos espacios internos amplios, acogedores, muy bien iluminados y adaptados para todo uso y necesidad.

¿Acaso se le puede pedir más a esa biblioteca con la escalera de por medio, al patio trasero o al cuarto principal?

El experimentado fotógrafo Peter Bennetts es el encargado de darnos este recorrido.


Más del trabajo de Peter Bennetts en su sitio web.