Seleccionar página

Luego de semanas de incertidumbre, la Sala Constitucional hace uso de la razón y rechaza en forma categórica el recurso presentado por el Ex-Ministro de Cultura, el señor Guido Saénz y un grupo de ciudadanos dando por fin luz verde a la construcción de un nuevo Estadio Nacional en el Parque La Sabana.

La presentación de dicho recurso se dio, entre otros aspectos,  bajo el fundamento de que el área de La Sabana es un sitio público, por lo cual a nadie se le debe cobrar por hacer uso de sus instalaciones. Además el grupo alegaba que el edificio debía ser construído en otros terrenos propiedad del Gobierno totalmente alejados a dicha zona.

Con una inversión alrededor de los $73 millones, la construcción de un Estadio Nacional con capacidad para 45.000 espectadores, nace producto de una donación del Gobierno de China el cual arrancaría inicialmente en el mes de noviembre del 2008 para entregarlo finalizado en el 2010.

Aparte del uso que se le dará como recinto deportivo, albergará oficinas de varias federaciones, acogerá espectáculos artísticos y culturales y servirá de albergue para la población afectada por desastres naturales. Como se puede ver, se trata de un beneficio para un país entero, no solo para el fútbol como mucha gente comenta.

Definitivamente una resolución esperada no solo por el Gobierno sino por todo un pueblo que añora desde hace algún tiempo la construcción de un albergue deportivo de primer nivel. Esta tarde el presidente de la República Oscar Arias,  se mostró ante la prensa muy satisfecho y  contento con la resolución la cual calificó como una total triunfo para el pueblo de Costa Rica:

“Es una linda noticia para toda la afición deportiva y para millones de costarricenses que van a estar sumamente felices festejando con este fallo de la Sala Constitucional para que se pueda construir el Estadio Nacional en el mismo lugar en el que lo hemos tenido desde los años 20’. Es maravilloso. Yo me siento muy feliz y quiero compartir esto con todos los amantes del fútbol, del atletismo y de tantos otros deportes ya que por fin podremos construir sin ninguna traba el estadio que se merecen los costarricenses y, sobre todo, nuestra juventud. Estoy muy feliz”